Mundo Obrero

Finning CAT Argentina: ladrones del tiempo

Finning CAT, empresa de capitales estadounidenses le robó durante más de 10 años, parte del tiempo de trabajo a sus empleados.

Jueves 18 de agosto de 2016 | Edición del día

Finning es el principal dealer de Caterpillar a nivel mundial, mejor conocidos con las siglas CAT. Desembarcó en Argentina oficialmente en el año 2003. Anteriormente la empresa se llamaba Macrosa, cuyo dueño era Owen Cavanagh, un empresario prepotente y autoritario, no por nada, yerno del dictador Alejandro Agustín Lanusse. Hay varias anécdotas que lo pintan como impredecible y despiadado en la relación y trato con sus trabajadores, donde un simple “mal humor” del Sr Owen podía costarle el puesto de trabajo a alguno de sus empleados.

Hace 16 años…

En el mes de julio del año 2000 mientras Owen todavía estaba al frente de la firma, la Seccional V. López de la UOM bajo las directivas de Gregorio German Minguito en conjunto con la empresa acuerdan dar por finalizado el "Plan" donde se establecía la jornada laboral de 9hs. Este acuerdo tuvo como consecuencia que a partir de agosto del mismo año, se sumaron a las 9hs de trabajo diarias, 45minutos más laborables pero sin modificar el sueldo. Este acuerdo extorsivo -que además fue incumplido por la patronal que de todas formas despidió a la mitad de sus trabajadores- preparó el terreno para el desembarco de Caterpiler, aunque fuera en una clara violación al convenio de la UOM. De esta forma CAT pudo iniciar su negocio en nuestro país teniendo el aval para llevar adelante un "robo legal" del tiempo de trabajo a sus más de 400 empleados. Esto permitió mejorar las condiciones de explotación en beneficio de la patronal norteamericana.

Nuevos y antiguos trabajadores, la misma pregunta

Con el correr del tiempo y el ingreso de nuevos empleados fue creciendo la cantidad de trabajadores que se hacían la misma pregunta: "Por qué trabajamos casi diez horas diarias?". De esta manera comenzaron las quejas y reclamos, así como los cuestionamientos al Sindicato y las averiguaciones que llevaron a la conclusión que no sólo era ilegal lo que hacía la empresa Finning CAT, sino además totalmente injusto. Se estaban robando -desde hacía mas de una década- el tiempo de cientos de sus empleados. Tiempo de trabajo que nunca fue remunerado por la patronal.

Así fue como los mismos trabajadores hicieron un cálculo muy simple: multiplicaron los 45 min por los 22 días del mes laboral, por los casi 12 meses de trabajo anuales, y en muchos casos por la cantidad de años que hacia que estaban trabajado 9hs más los 45 minutos extra, daba un resultado escalofriante. Por eso tomaron un ejemplo emblemático como es el de Carlos Ruiz quien lleva 12 años como empleado, para graficar la denuncia que estaban realizando. En el caso de Carlos fue privado de su tiempo libre de descanso -o le robaron "legalmente" como dicen los trabajadores de CAT- 2376 hrs; o si lo pasamos a dias da un total de 264 días.

El fin de la estafa patronal

Con los años avanzó la organización de los trabajadores y el reclamo se hizo más fuerte. Así fue como en abril del 2016 la patronal tuvo que retrocerder, y el conjunto de los trabajadores pasaron a trabajar una jornada de 9hs con el mismo sueldo. Lo que había sido arrebatado por la patronal en el año 2000 fue reconquistado por los trabajadores.

Sobre la base de este triunfo comenzó un nuevo reclamo en la búsqueda por un resarcimiento, que para algunos trabajadores debería ser en la devolución del tiempo, y otros en una suma económica. Por su parte la patronal reconoció de alguna manera que estuvo sin pagar durante años estos 45 minutos diarios por cada trabajador, pero su oferta es de tan sólo $20.000 o de dos semanas, una en diciembre del 2016 y otra en diciembre del 2017 ...

Los trabajadores tomaron esta propuesta como una burla, por lo que siguen en la pelea.







Temas relacionados

Abuso patronal   /    Finning CAT Argentina S.A.   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO