Política

NEUQUÉN

Fiscal de Neuquén insiste con la “causa Chevron” contra dirigentes sindicales y de izquierda

En la mañana de ayer el fiscal Pablo Vignaroli impugnó la decisión de la jueza Mara Suste, quien había resuelto hace diez días el sobreseimiento solicitado por el fiscal Di Maggio de los dirigentes sindicales y de izquierda imputados en la llamada causa Chevron.

Martes 17 de marzo de 2015 | 09:48

1 / 1

Raul Godoy y Andrés Blanco, junto a otros dirigentes sindicales como Carlos Quintriqueo, Secretario General de la CTA, habían sido imputados por “daños e intento de entorpecimiento de la sesión legislativa” cuando el 28 de agosto de 2013 los diputados del MPN y el kirchnerismo votaron al acuerdo YPF-Chevron. El 6 de marzo pasado debía realizarse la audiencia de formulación de cargos contra los imputados, pero 24 horas antes el propio fiscal Ignacio Di Maggio solicitó el sobreseimiento de todos los dirigentes, por vencimiento del plazo procesal y por falta de pruebas contra los mismos. A las pocas horas la jueza Mara Suste resolvió dar curso al pedido del fiscal y sobreseer a todos los referentes sindicales y políticos acusados.

Sin embargo una semana después el jefe de los fiscales José Gerez anunció que reabrirían la causa, decisión finalmente tomada en el día de ayer con la presentación del fiscal Vignaroli impugnando el pedido de Di Maggio.

Natalia Hormazabal del CeProDH, una de las abogadas de Raúl Godoy y Andrés Blanco, que comparte la defensa con Ivana Dal Bianco y Mariano Pedrero, adelantó que rechazarán la impugnación de Vignaroli por ser el propio Ministerio Público Fiscal el que vuelve a intentar juzgar dos veces un mismo hecho.

Por su parte Raúl Godoy, dirigente ceramista y del PTS, quien al momento de los hechos era diputado provincial, aseguró que “el fiscal Pablo Vignaroli finalmente hizo efectivo el pedido de José Gerez de solicitar la anulación del sobreseimiento a quienes fuimos imputados en la llamada “causa Chevron”. En sus fundamentos Vignaroli rechaza que los plazos de la causa estén vencidos, asegura contra la resolución de la jueza que la causa sea “cosa juzgada” y, lo más grave, ratifica como supuestas pruebas contra nosotros los informes de los servicios de inteligencia de la policía provincial infiltrados ese día en la movilización.”

Godoy señaló que “este pedido de Gerez y Vignaroli es claramente una decisión política del gobierno de la provincia para dar un mensaje de que van a seguir con mano dura gobernando para las petroleras como Chevron, más allá de la interna judicial que se hizo pública estos días y que aparece también en esta causa. Y por supuesto, en su presentación no vuelven a decir una sola palabra de la causa que sigue paralizada, por la bala de plomo policial que todavía lleva el docente Rodrigo Barreiro en su cuerpo, producto de la brutal represión policial aquel día. Nosotros vamos a seguir reclamando contra la criminalización de la protesta y porque se avance en la causa contra los responsables materiales y políticos de aquella represión.”







Temas relacionados

Criminalización de la protesta social   /    Chevron   /    Libertades Democráticas   /    Neuquén   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO