Sociedad

INUNDACIONES EN INGENIERO BUGDE

Floreció la solidaridad de los trabajadores

Luego que las últimas tormentas tuvieran un efecto devastador sobre gran parte de los pobladores de Ingeniero Budge, trabajadores y trabajadoras del Hospital Alende situado en el corazón de dicha barriada, junto a docentes de la zona, llevaron adelante una campaña de solidaridad con los vecinos afectados. Publicamos la declaración de la Junta Interna ATE y la opinión de un delegado de dicho nosocomio.

Laura Magnaghi

Trabajadora del Hospital Alende, integrante de la CD de ATE Sur, dirigente del PTS-FIT

Jueves 6 de noviembre de 2014 | Edición del día

Declaración de Junta Interna ATE

Una vez más la lluvia cae sin piedad sobre Ingeniero Budge. Un hecho totalmente natural que en el siglo XXI y a escasos metros de la Capital Federal nos golpea cruelmente. Así como inevitable es la naturaleza también es previsible. Todo vecino y vecina de Budge sabe que cuando caen tres gotas el peligro de las inundaciones está a la orden del día. Los únicos que no prevén estas situaciones son los políticos. Muchas familias conviven reiteradamente con el agua dentro de sus casas, perdiendo lo que con tanto esfuerzo y trabajo se han ganado y necesitan para vivir dignamente. Todo se lo lleva el agua.

Nuestro hospital no es ajeno a esta problemática. El agua que anega los alrededores, impidiendo la entrada y la salida. Goteras por todos los sectores. Cortes de electricidad, continuos. Circunstancias que se suman a las ya tradicionales carencias estructurales, de insumos, superpoblación de pacientes, poco personal. Muchos de los trabajadores y las trabajadoras del hospital somos vecinos del barrio, y ni siquiera podemos salir de nuestras casas.

El municipio gasta millones en reparar calles y luminarias en el centro de Lomas, pero en los barrios populares del distrito vivimos con calles de tierra, sin cloacas, sin agua corriente, hacinados, inundados. Las obras hídricas realizadas son sólo maquillajes para las fotos publicitarias y no solucionan los problemas de fondo. La carencia habitacional nos obliga a amontonarnos en barrios superpoblados asentados precariamente en terrenos contaminados. Sólo como ejemplo, muchos de nuestros pibes están condenados a enfermar por el exceso de plomo en sangre.

Es claro que el pueblo pobre y trabajador es quien siempre paga la gran vida de los poderosos. Esos que viven el Puerto Madero, los mismos que nos estigmatizan de vagos, chorros, negros. Los de siempre, que nos condenan a vivir con sueldos de miseria, con educación y salud cada vez más precaria. Una vida precarizada.

Scioli, Insaurralde y Carasatorre son los responsables. No queremos más promesas de campaña y frases de compromiso. Exigimos soluciones urgentes.

Por eso decimos ¡BASTA!

Y gritamos:

Por salud y educación públicas de calidad.

Por obras hídricas.

Por más recursos para las necesidades del pueblo, impuestos a las grandes fortunas y a las grandes propiedades, y no para sostener las ganancias de los empresarios.

Junta Interna ATE Sur- Hospital Alende

Declaración de Junta Interna ATE

Una vez más la lluvia cae sin piedad sobre Ingeniero Budge. Un hecho totalmente natural que en el siglo XXI y a escasos metros de la Capital Federal nos golpea cruelmente. Así como inevitable es la naturaleza también es previsible. Todo vecino y vecina de Budge sabe que cuando caen tres gotas el peligro de las inundaciones está a la orden del día. Los únicos que no prevén estas situaciones son los políticos. Muchas familias conviven reiteradamente con el agua dentro de sus casas, perdiendo lo que con tanto esfuerzo y trabajo se han ganado y necesitan para vivir dignamente. Todo se lo lleva el agua.

Nuestro hospital no es ajeno a esta problemática. El agua que anega los alrededores, impidiendo la entrada y la salida. Goteras por todos los sectores. Cortes de electricidad, continuos. Circunstancias que se suman a las ya tradicionales carencias estructurales, de insumos, superpoblación de pacientes, poco personal. Muchos de los trabajadores y las trabajadoras del hospital somos vecinos del barrio, y ni siquiera podemos salir de nuestras casas.

El municipio gasta millones en reparar calles y luminarias en el centro de Lomas, pero en los barrios populares del distrito vivimos con calles de tierra, sin cloacas, sin agua corriente, hacinados, inundados. Las obras hídricas realizadas son sólo maquillajes para las fotos publicitarias y no solucionan los problemas de fondo. La carencia habitacional nos obliga a amontonarnos en barrios superpoblados asentados precariamente en terrenos contaminados. Sólo como ejemplo, muchos de nuestros pibes están condenados a enfermar por el exceso de plomo en sangre.

Es claro que el pueblo pobre y trabajador es quien siempre paga la gran vida de los poderosos. Esos que viven el Puerto Madero, los mismos que nos estigmatizan de vagos, chorros, negros. Los de siempre, que nos condenan a vivir con sueldos de miseria, con educación y salud cada vez más precaria. Una vida precarizada.

Scioli, Insaurralde y Carasatorre son los responsables. No queremos más promesas de campaña y frases de compromiso. Exigimos soluciones urgentes.

Por eso decimos ¡BASTA!

Y gritamos:

Por salud y educación públicas de calidad.

Por obras hídricas.

Por más recursos para las necesidades del pueblo, impuestos a las grandes fortunas y a las grandes propiedades, y no para sostener las ganancias de los empresarios.

Junta Interna ATE Sur- Hospital Alende

Voces desde el barrio

Marcelo Godoy, vecino de Ingeniero Budge e integrante de la Junta Interna ATE Sur- Hospital Alende

Mi nombre es Ezequiel Godoy, vecino de Budge hace 28 años. Nací acá y desde que tengo memoria nos hemos inundado. Antes con mucha más violencia, tal es así que la casa de mis padres tuvo que ser levantada tres veces sobre sus estructuras originales.

Hoy, después de tanto tiempo y de tantos gobiernos de turno, seguimos en las mismas. Por más que hayan mejorado el Riachuelo y le hayan puesto paredes de contención, nos seguimos inundando, TODOS LOS VECINOS.

Por la falta de obras hídricas, por el abandono y el (no) mantenimiento de la limpieza de Riachuelo, cada vez que llueve se inunda todo. Los vecinos pierden sus tesoros, Budge queda bajo el agua. Quedamos aislados, no se puede salir a ningún lado, ya sea para trabajar, o para ir a comprar lo mínimo. Por eso le exigimos al señor Intendente que deje de hacer la vista gorda y que invierta la plata suficiente para que nosotros, los vecinos de Budge, podamos caminar en las calles, podamos salir y no estar presos y rehenes del Riachuelo. Qué se finalicen las obras que están paradas hace meses, que terminen los accesos al Hospital Alende por la calle Azamor (hace un año que están abandonadas las obras). Nosotros solo pedimos un poco de dignidad para este barrio tan abandonado, como es Budge y todos sus alrededores.

Hoy (5/11 NdR), en el Hospital Alende, que también sufrió la crecida del agua por las lluvias y que estuvo anegado, se comenzó a realizar con los compañeros de la Junta Interna del hospital (de la que soy parte) con vecinos, docentes de la zona, una colecta de ropa, comida y cosas necesarias para poder ser repartidas a los vecinos que sufrieron el azote del agua. De más está agradecer a todos los que colaboraron y colaborarán.







Temas relacionados

Evacuados   /    Inundación   /    Inundaciones   /    Sociedad   /    Urbanismo   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO