Internacional

CONTRA LA REFORMA LABORAL

Francia se prepara para una nueva jornada de protestas

Los trabajadores y estudiantes franceses tomarán nuevamente las calles este martes. Al mismo tiempo el Senado discutirá la reforma laboral de Hollande, que es rechazada por la mayoría de la población.

Lunes 27 de junio de 2016 | 16:38

Fotografía: Filou

En medio del terremoto mundial por el Brexit, Francia verá este martes cubierta nuevamente sus calles por los trabajadores que continúan peleando contra la reforma laboral luego de cuatro meses de lucha, marcados por las huelgas y las manifestaciones en las principales ciudades del país.

La principal movilización será en París, desde la Place de la Bastille hasta la Place d’Italie a las 14h (hora local). El recorrido fue autorizado este lunes por la policía “que dio su acuerdo de principio”, según afirmó Pascal Joly, Secretario General de la Uniòn Regional Ile-de-France de la CGT.

El gobierno de François Hollande, junto su primer ministro Manuel Valls, viene realizando intentos para prohibir las masivas manifestaciones en todo Francia que cuestionan el recorte de derechos que significaría la aprobación de la ley, pero los trabajadores lograron imponer su derecho a manifestarse, obteniendo la autorización.
Sin embargo, esta “negociación” de las direcciones sindicales, principalmente de la CGT y de FO (Fuerza Obrera), indica nuevamente una actitud conciliadora con el gobierno, frente a la militarización de las movilizaciones, con miles de policías en las calles y la represión y detención de más de 100 manifestantes sólo el 23J, que se suman a las 1800 detenciones desde marzo. Philippe Martìnez, líder de la CGT, acepta los términos impuestos por el gobierno a las jornadas de lucha, como el lugar del recorrido, el vallado y la condena a los “alborotadores”, legitimando así la actitud represiva del gobierno francés sobre los obreros y estudiantes que salen a las calles.

Simultáneamente a las movilizaciones, el Senado, con mayoría conservadora, deberá votar el proyecto de ley, al que se vieron obligados a realizarle numerosas modificaciones, aunque “cosméticas”, que no alteraban en lo más mínimo el sentido de la ley, pero que tampoco logró el acuerdo de las organizaciones sindicales. Sin embargo, dicho proyecto aún deberá ser tratado por Diputados el próximo 5 de julio.

La clase obrera francesa viene dando muestras de una enorme disposición a la lucha, con masivas movilizaciones y huelgas (como las de los ferroviarios, los portuarios, los trabajadores de la electricidad, los aeronáuticos, entre otros), no sólo en París, sino también en ciudades como Toulouse, Marseille, Rennes y Le Havre, bautizada “la ciudad de la huelga”, donde los portuarios, el sector más combativo, están a la cabeza las manifestaciones.

El 28J constituirá un nuevo capítulo de la lucha francesa, y está por verse aún el resultado. Pero lo que ya quedó claro es que la ofensiva del gobierno sobre la clase obrera y la juventud no pasará sin resistencia y lucha.







Temas relacionados

Reforma Laboral Francia   /    Represión en Francia   /    Francois Hollande   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO