Mundo Obrero

Parque Industrial Florencio Varela

GRI Calviño: exportaciones millonarias a EE. UU. y extorsión a sus trabajadores

GRI Calviño fue la primera empresa del país en exportar torres eólicas a Estados Unidos, fabricadas en el parque industrial de Florencio Varela. Luego de abrirse al mercado mundial, avanza con intentos de flexibilización: más de 2 meses de lucha contra el lockout extorsivo de la empresa.

Lunes 9 de noviembre de 2020 | 23:47

La metalúrgica GRI Calviño Towers Argentina S. A., cargó los 60 tramos de torres eólicas en un barco desde el puerto de Dock Sud, realizando la primera exportación de aerogeneradores fabricados en la Argentina hacia los Estados Unidos. En el camino desarmó un puente peatonal sobre la ruta que lo llevaba al puerto y lo dejó tirado a un costado. Así se abría paso: de tradicional metalúrgica argentina se fusionó a la multinacional española GRI, con una inversión de $20 millones de dólares y se coronó campeona de los negocios con el Imperio. Entonces, la patronal de GRI Calviño, con los dólares de la exportación en la mano, corrió la vista del barco que se perdía en el horizonte, sobre el agua mugrienta del Río de la Plata, volvió la mirada hacia el conurbano bonaerense y les dijo a los 200 obreros y obreras que habían hecho posible la producción de las torres: ahora yo quiero más, así que van a tener que aceptar mis condiciones.

"Estamos hace dos meses y medio sin sueldo", dice Laso, "aunque a algunos les depositaron entre 10 o 15 centavos para tratar de provocar. Fue la primera empresa argentina que exportó a Estados Unidos y los salarios no aparecen. Fuimos al Ministerio de Trabajo pero no hay respuesta...". Desde entonces, los trabajadores están en pie de lucha y organizados enfrentando un repentino lockout de la empresa, que además comenzó a enviar telegramas de despidos por whatsapp. Actualmente mantienen una acampe pacífico en el estacionamiento de la planta, recibiendo la solidaridad de trabajadores de fábricas recuperadas y de otros sectores en lucha.
"Están reteniendo las chapas que sirven para nuestra producción en el puerto, con la intención de que nosotros firmemos un acuerdo que lleva a flexibilizar los puestos de laburo, baja salarial e incluso están buscando quitarle poder a los trabajadores en su organización", denuncia David. Un ataque directo a la democracia sindical, con delegados perseguidos con causas judiciales muy flojas de papeles.

La empresa viene de hacer una exportación millonaria, no presentó quiebra ni preventivo de crisis y ni siquiera paga la luz. Pero adeuda meses de sueldo y amenaza a sus trabajadores con enviar a Brasil los trabajos que tiene retenidos en el puerto, a no ser que firmen las condiciones de flexibilización. "Hace dos meses que venimos con audiencias en los Ministerios de Trabajo de Provincia y Nación", explica Jesús y cuenta que en esas reuniones los representantes de GRI Calviño los extorsionan sin disimulo.

Es que la española GRI tiene una fábrica en Brasil. Y otras 15 en España, India, China, EE. UU. , Turquía y Sudáfrica, con 3500 trabajadores en todo el mundo que producen más de 2000 torres al año. Y un patrimonio de neto de 326.595 millones de euros. Así que si la reforma laboral no pasó aún por éste Congreso, los dueños tienen la capacidad instalada y el derecho a la propiedad, para bravuconear y jugarse a imponerla por la fuerza. Con la conciliación obligatoria, el Estado los intima a hacer los pagos de salario adeudados, pero la empresa sólo paga las multas.

Para sus últimas inversiones, GRI Calviño recibió el aval crediticio del Fondo de Garantías de Buenos Aires, dependiente de Ministerio de Producción de la provincia. El gobernador Axel Kicillof visitó la planta en agosto, cuando el conflicto laboral ya estaba planteado y dijo que “la provincia de Buenos Aires tiene la capacidad, el trabajo y la potencia empresaria necesaria para que en la pospandemia podamos ponerla en marcha en base a su trabajo y a su producción”. A todo esto, la producción está parada por la propia empresa y el gobierno provincial tiene a la policía bonaerense de Berni instalada adentro de la fábrica para cuidar de su propiedad privada.

Aunque a los dueños de GRI Calviño no les gusta que sus trabajadores estén organizados, hace dos años, su presidente y heredero, Gastón Guarino, fue parte de crear la Cámara Argentina Eólica. Una alianza de 20 empresas, entre ellas Aluar, YPF Luz y Newsan, que representan el 70% de la potencia instalada del sector en el país. Y para no ser menos, en mayo de este año, la cámara se asoció a la Unión Industrial Argentina, corporación patronal repleta de cómplices de la dictadura cívico-militar y parte de los poderes más concentrados de la democracia.

Junto a la UIA, la empresa tomó buenos consejos, entre miserables como Paolo Rocca del grupo Techint, Siderar y Tecpetrol, que con el aval del Ministerio de trabajo y la inacción de la conducción de la UOM: dejó 8 mil trabajadores en la calle, rigiendo el DNU antidespidos y apoyándose en el acuerdo de suspensiones, elevó la jornada laboral a turnos de 12 hs. "Atacar el convenio colectivo, flexibilizar, militarizar las plantas, procesar delegados y despedir, son métodos que se repitieron en SIDERCA Campana y en TENARIS de Villa Constitución", afirma Hugo Sívori, trabajador metalúrgico durante 40 años y extrabajador de SIDERAR. Por su parte, el Gobierno acaba de reconocer al grupo de Paolo Rocca, los beneficios de un juicio que la patronal le está haciendo al Estado, por subsidios que le recortó el gobierno de Macri.
Los trabajadores de GRI Calviño aseguran que la empresa se presenta a las audiencias del Ministerio de Trabajo, con abogados del mismo estudio jurídico que representa al grupo Techint y que incluso han contratada a uno de sus jefes de recursos humanos.

Por su parte, la conducción de la Unión Obrera Metalúrgica, en los últimos años viene de dejar pasar 70 mil despidos y distintas políticas de flexibilización. No sin grandes luchas, protagonizadas por trabajadores y delegados de base, como en la fábrica SIAM del grupo Newsan. Alejandra Vercellino, trabajadora reincorporada en esta lucha, dejó este mensaje de solidaridad al visitar el acampe de los trabajadores de Gri Calviño: Necesitamos asambleas por fábrica y que la UOM seccional y nacional llame a un paro para enfrentar la prepotencia de esta multinacional. También necesitamos que todas las organizaciones sindicales, sociales y de derechos humanos repudien la presencia de las fuerzas represivas en el interior de la planta .

El “gran acuerdo nacional” que propone el Gobierno tuvo su primer encuentro entre el ministro de economía Guzmán con Magnetto de Clarín, Paolo Rocca, Alfredo Coto y otros. Entre estos miserables están quienes especulan con una devaluación, los que piden más ajuste fiscal, rebajas impositivas y una reforma laboral flexibilizadora.
En la reunión los empresarios llamaron a cerrar sin demoras un acuerdo con el FMI que viene el martes: el recorte del Presupuesto 2021 es de casi un 10%, pero para el Fondo es poco y exigirán que sea aún mayor.

Como venimos reflejando en La Izquierda Diario, la organización y la lucha de los trabajadores de GRI Calviño es un ejemplo, entre otros miles de trabajadores y trabajadoras que, junto a quienes reclaman por tierra para vivir, vienen alzando la cabeza, marcando el pulso de la lucha y llamando a la solidaridad de un movimiento obrero que se encuentra trabado por la tregua de los dirigentes sindicales.
_Es indispensable que crezca la solidaridad entre los sectores que empiezan a organizarse para defender sus derechos laborales y sus condiciones de vida, uniéndose también con estudiantes, organismos de derechos humanos y organizaciones sociales. Y de esta manera, lograr imponer a los dirigentes gremiales que pongan en juego la fuerza de la base de los gremios, a través de asambleas resolutivas y planes de lucha coordinados: para pararle la mano a estas patronales que buscan imponer una reforma laboral de hecho con la flexibilización laboral.







Temas relacionados

persecución sindical   /    Florencio Varela   /    Paolo Rocca   /    Trabajadores metalúrgicos   /    Flexibilización laboral   /    Despidos   /    UOM   /    Exportaciones   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO