Política

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Gendarmería: $ 2.400 millones adicionales para reprimir la protesta social

Mauricio Macri firmó un decreto para respaldar con millones de pesos la política represiva. Un espaldarazo a la gestión de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Jueves 14 de diciembre de 2017 | 15:32

Cuando la ministra de Seguridad fue interpelada en el Congreso por la desaparición del joven Santiago Maldonado y la represión que ejerció la Gendarmería contra los reclamos del pueblo mapuche, sostuvo enérgicamente que no iba a tirar un gendarme por la ventana, porque necesitaba a esta fuerza. Esta semana se volvió a mostrar qué quería decir la ministra con esta metáfora.

En la Patagonia la Gendarmería fue y es protagonista de violentas represiones en los últimos meses.

Esta semana, la misma fuerza, llegó al centro porteño, sin el polvo de la tierra sureña y con equipamiento nuevos, móviles OKM, y uniformes provistos con la última tecnología y con 2.400 millones pesos de adicionales.

Primero fue el martes pasado, tras una marcha contra la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se realizó en el microcentro porteño, donde desplegaron en varias cuadras sus distinta variedad de vehículos: carros hidrantes, celulares. Luego los gendarmes bajaron de sus carros para reprimir a los manifestantes.

El miércoles por la tarde, cuando una masiva movilización de diversas organizaciones sociales llegaron al Congreso Nacional para protestar la contrarreforma previsional que se votaría al día siguiente, Bullrich ordenó un operativo represivo de cientos de efectivos de Gendarmería Nacional y sus canes para desalojar a los manifestantes. La brutalidad represiva llegó al punto de tirar, literalmente un perro sobre Leonardo Grosso, diputado nacional de Peronismo para la Victoria, que lo mordió en la zona abdominal.

Te puede interesar: Gendarmes en la dictadura: una fuerza impune

El jueves desde temprano el Congreso se encontraba vallado y custodiado por "expertos". Gendarmería Nacional sitió con móviles los alrededores de la Plaza de los Dos Congresos. Un ejército de hombres pertrechados son los encargados de impedir que los manifestantes se a acerquen al Congreso donde se votaría el mayor robo a millones de trabajadores.

Los 2.400 millones pesos extras que recibió Patricia Bullrich para la Gendarmería Nacional, según informaron desde el gobierno, $ 630 serán para retribuir a los uniformados (por su abnegado esmero a reprimir).

El pasado 12 de diciembre, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia publicado en el Boletín Oficial con las firmas del jefe de Estado y de todos sus ministros, el Gobierno amplió el presupuesto nacional donde se encuentra esta partida extra para la seguridad interior.

Mauricio Macri tiene claro que las políticas de ajustes no pasan sin un ejércitos de uniformados que repriman. Cambiemos eligió para esta tarea la misma fuerza que adoptó el gobierno neoliberal de Carlos Menem y el de la Alianza. Fuerza que se cobró varias vidas de manifestantes en estos gobiernos.

También el gobierno de Cristina junto al secretario de Seguridad, Sergio Berni, eligieron a esta fuerza para acallar los despidos de la multinacional Lear. En ese conflicto fue la Panamericana el escenario de enfrentamientos entre trabajadores y gendarmes. Fue ahí que el diputado del PTS-FIT, Nicolás del Caño fue herido en varias oportunidades, sus reiteradas denuncias lograron que un fallo judicial impidiera que los gendarmes estuvieran en las manifestaciones de los obreros sobre la Panamericana.

En definitiva los gendarmes es una fuerza formada para la represión interna, esta semana demostró que sabe ejercer su rol.







Temas relacionados

Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO