Política

DEBATE CON EL FOL

Guernica: una respuesta para quien quiera seguir la lucha

Continuamos el debate abierto con el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) sobre la importante lucha por tierra para vivir.

Miércoles 11 de noviembre de 2020 | 10:53

Fotografía: Enfoque Rojo Z. Norte GBA

Las y los compañeros del FOL han hecho una respuesta a la polémica sobre los hechos de Guernica que escribimos hace unos días. Omiten allí lo más importante. La propuesta y necesidad de buscar una unidad para la lucha que sigue. Nosotros creemos que puede darse a través de Asambleas de Vecinos donde todas las agrupaciones, los apoyemos y en las medidas de lucha que se tomen de forma unitaria y democrática.

Vamos a insistir en esto, porque no basta con decir, "la lucha sigue", sino que hay que pensar la forma unitaria en que debe seguir.

En ese marco trataremos de responder los puntos de debate.

Dice el FOL

“1 – Plantean que ser parte de una negociación con el Estado para resolver el conflicto es “embellecer lo oscuro" y "la mejor forma de no luchar por cambiarlo”.

Jamás hemos dicho que una negociación con el Estado sea "embellecer lo oscuro". Nuestra crítica es que mientras se negociaba había puntos del acta que se defendió que eran muy oscuros, malos para los vecinos. En vez de negarlos y embellecer el acta, es más sano y correcto, mostrarlos tal cual son y luego discutir como pelear contra ellos. Lo peor que les criticamos es que hayan negociado la salida un solo barrio, sin fecha ni lugar para los demás que serían desalojados, y sin siquiera el listado de la supuesta lista de beneficiarios que, según el acta, estarían en un "anexo reservado".

Dice el FOL

“2 – Dedican carillas enteras hablando de un acta que nunca fue firmada porque no garantizaba la suspensión definitiva del desalojo. En cambio, no marcan un solo renglón para explicar la relación de fuerzas del conflicto y el acuerdo del gobierno nacional con los CEO´s empresariales para resolver el desalojo. Un conflicto de envergadura nacional queda reducido al apodo de “cuervo” de Larroque, donde no se analizan las contradicciones en el mismo Estado (Justicia, gobierno provincial, municipios, etc.) y todo se reduce a análisis simplistas”.

Sobre la relación de fuerzas, no opinamos que haya sido sobre todo en ese momento tan mala como para tener que firmar un acta donde no había garantías para 2/3 de la toma. Esto se vio en la crisis misma que abrió en la coalición de gobierno y parte de su base, la propia represión. Como sea, se podría decir "esto es muy malo, pero es lo que hay" en vez de decir que el acta no tenía grandísimos problemas. Por otro lado, la relación de fuerzas no es algo objetivo que cae del cielo. Las organizaciones que vamos intentamos darle una orientación, que puede ser tomada o no por los vecinos, para mejorar la relación de fuerzas. Levantar cortes cuando hay prorrogas, poner trabas para que se instalen organizaciones estudiantiles y de DDHH y sobre todo dar una organización más amplia (asamblea general donde todos hablen y voten) da una fuerza material y moral que hace a la relación de fuerzas. Embellecer las actas con inconsistencias adormece el espíritu de combate y por lo tanto no colabora en la relación de fuerzas. Son ejemplos. Pero nunca deberíamos considerar a la relación de fuerzas por fuera de la política de las organizaciones que buscan influir.

Dice el FOL

“3 – Sobre la asamblea del barrio la Unión sostienen: “¿Por qué mostrar algo tan burdo? Es imposible saber cómo hicieron para sumar familias donde votaron todas juntas. Ni un hijo se rebeló contra su padre. Mamá y papá votaron juntos siempre. Nadie se abstuvo. Y con este papel trataron de mostrar que tenían el control de la situación y que la negociación seguía bien. Con esto pretendían que el gobierno cumpliera con su palabra”. No es “imposible saber cómo hicieron”, solo con haber ido y presenciado el debate hubiesen podido ver de qué se trata la democracia de base en los movimientos territoriales, algo que por lo visto no terminan de entender”.

Sobre la asamblea del barrio la Unión, es obvio que ninguna asamblea puede salir de la forma que la presentaron. Ni una abstención, todas las familias votando lo mismo. En su afán de mostrar que todos apoyaban un acta con "inconsistencias" hicieron un dibujo. No corresponde. Así no es la asamblea de ningún lugar, porque sencillamente no pueden ser esos los números. Así se pueden criticar más cosas de las asambleas y la búsqueda de real comprensión y participación. El acta propuesta fue simplemente leída y puesta a votar sin tomarse el trabajo de imprimirla y darle tiempo a todos y todas para que puedan leerla y reflexionar antes de votar. Las asambleas no son trámites.

Dice el FOL

4 – “¿Cómo se puede confiar en un gobierno que de palabra le promete suspender una represión?”, títulos de pura perorata, ya que no es lo mismo ser parte de una negociación que confiar en un gobierno. La historia del FOL, el MTR y el Mulcs hablan por sí sola. El problema es que el PTS no la conoce porque es una organización sin anclaje en el territorio y con un desconocimiento grande de la historia piquetera”.

Nadie les reprocha ser parte de una negociación. Confiar en las promesas orales y votar el acta en base a promesas, sí es reprochable. Eso es confianza en la palabra de Larroque. La próxima vez deberíamos considerar que nada se da por sentado si no está escrito y más aún con la gente en guardia y dispuesto a defenderlo.

Dice el FOL

5 – “Se dice que no se acudió a medidas de lucha. ¿Estuvieron en Guernica o fabularon una realidad propia? No hay mucho que discutir solo citar la infinidad de medidas y movilizaciones llevadas a cabo, incluso antes de que el PTS pisara la toma”.

Jamás nadie consideró que no se tomaron medidas de lucha. Simplemente nos opusimos a que cada vez que se "lograba" una prórroga no se use ese tiempo para intensificarlas. Al revés, se levantaban los cortes. Compañeros de su agrupación dijeron que cuando se negocia, se muestra buena voluntad de esa manera. De allí la resolución "los cortes se hacen si no hay mesa de negociación" o si viene la represión. No compartimos. Y el gobierno tampoco, porque cuando se sentaba a negociar no levantaba las amenazas. Todos convenimos que la Justicia no es independiente.

Dice el FOL

6- “Quien niegue la necesidad de una negociación sería un infantil ultraizquierdista”. Una definición clara que no cumplieron. Tampoco explican cómo pensaban que debía darse la negociación, ya que se dedicaron a militar que no se podía negociar tierras en otros predios, que sí o sí había que quedarse en el lugar, sin analizar la correlación de fuerzas y el desconocimiento de lo que ha implicado el “tierra por tierra” en la historia de la lucha por la tierra. Ojeando por arriba la historia, o habiendo participado en alguna toma, se puede constatar que el “TxT” ha sido un mecanismo de resolución (favorable a lxs trabajadorxs) en infinidad de conflictos históricos de tomas. Sin duda, para el PTS la historia comienza cuando ellxs llegan a Guernica”.

Jamás planteamos como PTS que no se podían dar otros terrenos a cambio de los recuperados. De ahí que la consigna tierra por tierra era justa. Cuestionamos obviamente que salvo el Barrio La Unión ningún otro tenía en el acta un destino establecido. Se podía negociar mejor, sin duda. Primero no levantando medidas de fuerza para dar gestos mientras esta duraba la negociación, segundo llevando veedores, tercero no confiando en palabras orales.

Dice el FOL

7 – “En su fase auto-proclamatoria, plantean su posición “La votación de veedores, de vecinos con poder de decisión propio en asamblea general que estén por encima de las organizaciones, es fundamental. Podemos y debemos apoyar y aconsejar, pero nunca sustituir, es una gran lección”. Solo resta aclarar que durante la toma se dedicaron a deslegitimar al cuerpo de delegados votado democráticamente (manzana por manzana) básicamente porque no se aceptaban delegadxs proclamados por el PTS sin ningún tipo de votación respaldada por los vecinos del predio. Al no poder dirigir el cuerpo de delegados se dedicaron a atacarlos con acusaciones falsas y maniobras divisionistas”.

Sobre la organización de la dirección, lo hemos planteado desde el inicio. La "fórmula" “Cuerpo de Delegados y organizaciones que apoyan” puestos al mismo nivel no es correcta. Los vecinos, si es posible en asamblea; deciden. Las organizaciones apoyan, proponen y acatan. Disentir con resoluciones, no es ser divisionista. Es tener una diferencia. Mejor discutirla que acusar al que la tiene. Del debate puede salir algo bueno, de un ataque falso (el PTS viene a dividir porque no coincide con otras organizaciones), no puede más que generar realmente división. Por otro lado, la lógica de no criticarnos entre nosotros nunca, explotó por los aires y no solo el PTS que no fue incorporado a la Mesa de Organizaciones sino con el PO. Porque la disidencia es inevitable y la solución solo puede ser la democracia, nunca la agresión porque hasta ahora la gente no cambia de idea por los insultos. Al menos, para no nuestro partido.

Dice el FOL

8 – “Lo nuevo de esta lucha es la emergencia de cientos de vecinos, trabajadores precarios en su gran mayoría, jóvenes y mujeres, que quieren decidir por sí mismos”. Insisto, “la historia no comienza cuando uno llega al lugar”. El PTS descubre en Guernica algo “nuevo” y que es la “emergencia de trabajadores precarios en su gran mayoría, jóvenes y mujeres”. Se perdieron 25 años de historia del movimiento piquetero clasista argentino. Ese movimiento al que durante muchos años acusaron de lumpen proletariado. Ahora que el PTS pisa un barrio descubrió algo “nuevo” que tiene casi 30 años de historia en construcción de organizaciones populares y que hasta el mismo Marx ya había analizado en el Capital.

Efectivamente la lucha de Guernica muestra algo nuevo. El nivel de participación de cientos y su búsqueda de ser parte de las resoluciones, es una novedad en los últimos años. La organización del movimiento de desocupados en colaterales partidarias y no en un movimiento único democrático e independiente del estado, es la demostración de que la participación de la base, era cuanto menos muy defectuosa. Jamás se hizo en estos años una asamblea de desocupados llamada en común por todos los movimientos independientes del gobierno, donde se pudiera tomar la palabra libremente y votar según el punto de vista de cada uno. La pertenencia de la gran mayoría de lxs crxs a cada organización nunca estuvo dada por su afinidad política sino por la necesidad de ser parte de una "orga" para alcanzar algún beneficio que el estado estuviera dispuesto a otorgar o ser conseguido con las movilizaciones.

El PTS jamás llamó lumpen proletariado a los trabajadores desocupados, sino la parte más golpeada de la clase obrera. Retamos a que el autor, muestre una cita donde se diga semejante barbaridad. Por tenerle respeto a esos compañeros jamás quisimos tener a "nuestros desocupados" a partir de métodos como los descriptos donde los y las compañeras no adhieren a las corrientes por acuerdo político. Nuestra relación con el movimiento de desocupados, la hicimos a partir de las fábricas ocupadas como en Zanon donde la juventud trabajadora del PTS se incorporó al MTD y en las asambleas comunes planteaba sus propuestas y también ingresaron compañeros y compañeras de los movimientos a trabajar con igualdad de derechos para mostrar la unidad y el objetivo del trabajo genuino. Peleamos en común en el FFCC Roca por puestos de trabajo que se consiguieron y contra los despidos, entre otras. Buscamos la unidad de los distintos sectores de la clase obrera que es lo que permitiría pensar en conquistar realmente trabajo genuino, una salida estructural a la desocupación. A lo que sí nos negamos es organizar una colateral del PTS como la mayoría de la izquierda, porque creemos que eso conspira contra el desarrollo de una organización democrática y viva. Las consecuencias de esto es que casi no existen dirigentes que hoy sigan siendo desocupados y vivan como tales en las organizaciones de desocupados. Confiamos en la auto-organización de todos los sectores de la clase obrera. Lo vimos en los desocupados hacerlo en los 90. No vemos porque vamos a faltarles el respeto y considerarlos incapaces de hacerlo nuevamente. Hoy sectores entre los que hay trabajadores precarios y desocupados más recientes comienzan a hacerlo y eso nos alegra.

Nuestra lógica no puede ser divisionista, porque la asamblea como máximo órgano impide la división, si se respetan mayorías y minorías. Jamás nuestro partido ha violado un mandato de asamblea, incluso siendo dirección de internas, nuestras mociones a veces fueron rechazadas y cumplimos lo resuelto.

Por último, insistir. El balance puede ser largo y fructífero. Pero si la lucha sigue, no ir a marchas porque las llama "otro" y sobre todo no organizar una pelea común, sería lo peor para esta lucha y para el balance final, que aún no se hizo y queda mucho por delante.

Los llamamos fraternalmente a seguir peleando en común, mientras el debate siga todo lo que sea necesario y fructífero.







Temas relacionados

Toma de tierras   /    Frente de Organizaciones en Lucha (FOL)   /    Guernica   /    Derecho a la vivienda   /    Urbanismo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO