Sociedad

VACUNACIÓN VIP

Hay miles de trabajadores de la salud sin vacunar en la Ciudad

Hablamos con Claudia Ferreyra, licenciada de enfermería del hospital Rivadavia, Melina Michniuk, residente de psicología del hospital Elizalde y Florencia Vargas, delegada de la Junta Interna de ATE-Garrahan, de la agrupación Marrón, sobre el escándalo de la vacuna vip y la necesidad urgente de crear un sistema de producción de sueros y vacunas estatal bajo control de los trabajadores.

Lunes 22 de febrero | 15:55

"Es una vergüenza lo de las vacunas", nos decía Claudia. "Las y los enfermeros estamos hace casi un mes acampando frente al ministerio, no solo nunca nos recibió el ex ministro Ginés González García, sino que nos reprimieron y metieron presos a dos compañeros. Mientras, en el mismo ministerio, recibieron a los amigos del poder para darles la vacuna que debería ser para los esenciales en primer lugar."

Te puede interesar: Vacunatorio vip: lo que destapó el escándalo

Sobre este punto, Melina Michniuk nos comenta: “Son muchos los residentes y concurrentes que siguen a la espera de la vacuna, incluso haciendo tareas de mayor exposición, como la atención en guardias. Generó mucha bronca la noticia, que se suma al desastre de Larreta en la gestión de la vacuna para adultos mayores”.

“Juegan con la salud de la población, hay miles de trabajadores que esperan la vacuna como, por ejemplo, los docentes que la necesitan para tener una vuelta a clases segura, además de exigir las condiciones básicas que tienen que tener las escuelas”.

Te puede interesar:Contra el marketing electoral de Larreta: comités de seguridad e higiene en los colegios

Florencia Vargas, delegada de la Junta Interna del Garrahan agrega: “En el hospital pediátrico más importante de Latinoamérica, el 80% del personal está sin vacunar, somos esenciales, pero no somos amigos VIP” y agrega: “Los trabajadores del hospital conocemos muy de cerca a Ginés, ya que es el mismo que en la emblemática lucha de 2005, por aumento de salario, nos llamó terroristas sanitarios.

Además, nos cuenta: “Este año que pasó fue muy intenso, con mucho desgaste por el alto nivel de trabajo y terminamos haciendo 7 paros a la dirección del hospital que responde al Gobierno Nacional, ya que en complicidad con los gremios: Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), la dirección de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE Nacional) y el Sindicato Único de Trabajadores y Empleados de la CABA (SUTECBA), firmaron sin el consentimiento de las bases, una miserable paritaria del 7%, una burla, estos mismos quieren imponernos un convenio colectivo de trabajo a espaldas de los trabajadores.”

Te puede interesar: Nuevo paro en el hospital Garrahan contra la paritaria del 7 %

Agregó: “Es indignante lo que están haciendo con las vacunas, es un gran negocio, podemos ver quiénes tienen privilegios y, justamente, no somos ni los trabajadores ni los adultos mayores, como tampoco los sectores de riesgo. En el hospital, de los 6000 trabajadores que somos, sólo vacunaron al 22 de febrero, tan solo el 21% del personal”.

Continúa diciendo: “Este año recortaron el presupuesto para la salud en casi un 10% para pagarle al FMI. Esto repercute inevitablemente en la calidad de la salud pública. Además, hay que tener presente la forma en la cual se están generando las vacunas: a partir de grandes laboratorios que generan enormes ganancias”.

Los ejemplos que nos brinda Florencia son los siguientes: “Pfizer va a ganar U$S 15.000 millones este año y calcula que U$S 50.000 millones el año que viene. AztraZeneca también ha tenido ganancias extraordinarias, firma a la que pertenece Hugo Sigman, aportante de campaña de Alberto Fernández. Entre los laboratorios y los estados con capacidad de producción hacen negocios mientras la población mundial pasa meses antes de vacunarse”.

“Podrían haberse liberado las patentes, permitiendo que se fabriquen las vacunas en numerosos países donde no se puede hacer porque no están los acuerdos, esto por más que Ginés haya renunciado tras el escándalo, es la política que va a seguir llevando la nueva ministra de salud, Carla Vizzotti”.

“Esto es un punto central, ya que vemos funcionarios que se benefician y también grandes negocios capitalistas, mientras la población sigue siendo víctima del coronavirus. Asimismo, si las empresas pensaran en la salud de la población y no en generar ganancias, se podrían prevenir los contagios, inyectando el plasma una vez al mes, tiempo transcurrido mientras se gastan los anticuerpos. Sería un sistema para poder esperar, con más tranquilidad, la llegada de las dosis de vacunas”.

Para finalizar, nos comentan cuáles son las propuestas de la agrupación Marrón: “No podemos poner las expectativas solo en un cambio de ministros, en este caso de Ginés a Vizzotti, es por esto que proponemos la liberación absoluta de las patentes y la centralización del sistema de salud, incluyendo a los laboratorios, unificando tanto los recursos del sector público y privado para empezar la producción nacional de sueros y vacunas inmediatamente y que, mientras tanto, el plan de salud sea controlado por organizaciones de las y los trabajadores del sector salud”.

Te puede interesar: “Hace falta una fábrica nacional de sueros y vacunas”

“De esta manera habría un control popular y estricto del plan de vacunación y distribución del suero para que no haya el mínimo privilegio para nadie”. Y concluyen con la necesidad de hacer una gran campaña en todos los hospitales para que no quede ningún trabajador sin vacunar.

Te puede interesar: ¡No a las patentes! Vacunas para todos. ¡Por un plan de vacunación universal y gratuito!







Temas relacionados

Vacunas contra la Covid-19   /    Rebrote   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Ginés González García   /    Ministerio de Salud   /    Alberto Fernández   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO