Mundo Obrero

PUERTO SAN MARTIN

Incendio en planta de Cargill

En medio del conflicto por 44 despidos, la planta a la que la corporación norteamericana desvía la producción de las que están en lucha se prendió fuego en la medianoche de ayer. A fines del año pasado dos obreros perdieron la vida en una explosión en COFCO en la misma localidad. La ganancia empresaria vs la vida de los trabajadores.

Sábado 24 de marzo de 2018 | 14:07

Un nuevo incendio pone en riesgo la vida de los obreros del principal polo exportador de cereales y derivados. Durante las tareas de embarque, en la media noche se desató un incendio en la planta de Cargill Puerto San Martín que afectó a parte de las instalaciones.

La patronal provocó un conflicto al despedir sin argumentos a 44 trabajadores, señalando que desea cambiar el “perfil” de sus trabajadores. Detrás de estos anuncios se esconde el verdadero objetivo: junto con el gobierno y la cámara cerealera buscan derrotar a los aceiteros, un sector combativo del movimiento obrero de la región y avanzar en planes de flexibilización y tercerización, que aumentan los riesgos de accidentes. Con el fin de quebrar la resistencia a los despidos, la patronal puso a funcionar a máxima capacidad a su planta en Puerto San Martín para desviar la producción de las del sur de Rosario, aumentando los riesgos para sus trabajadores.

Te puede interesar:Gravísima explosión en Puerto San Martín: falleció un trabajador y hay decenas de heridos

El 27 de diciembre del año pasado, una explosión en la planta de COFCO -ex Nidera- se cobró la vida de dos trabajadores y dejó un saldo de varios heridos. Ningún responsable fue detenido. Días antes, en Gálvez un incendio había afectado un silo de Cargill. Y 3 semanas después un incendio afectó la planta de Bunge. “Accidentes” causados por ritmos y condiciones de trabajo de las principales exportadoras de cereales y derivados. Como denunciamos durante esos días, las condiciones de trabajo, de seguridad y salubridad no pueden quedar en manos de los empresarios, interesados solo en aumentar la productividad y la ganancia; son necesarios Comités de Seguridad e Higiene independientes, elegidos por los propios trabajadores, que puedan parar las tareas riesgosas. “Una y otra vez los trabajadores pagan con su salud y sus vidas por la negligencia empresarial. La denuncia que hacen desde el sindicato tiene que ir acompañada por una apuesta a garantizar una comisión de seguridad e higiene, integrada por los trabajadores que son quienes tienen un interés legítimo en garantizar su puesto laboral sin poner en riesgo la vida de ningún trabajador.”







Temas relacionados

Aceiteros   /    Explosión   /    Cargill   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO