Sociedad

Entrevistas

Incendios forestales: "Todos terminamos pagando la avaricia de algún empresario ruralista"

Las desoladoras imágenes de los incendios forestales se han convertido en postal de Córdoba. Los incendios desatados hace más de una semana en Villa Albertina, al norte de la provincia, aún no cesan y hay focos en zonas como La Calera o Pan de Azúcar. ¿Quiénes están detrás de estos crímenes ecológicos? ¿Cómo impacta? Desde La Izquierda Diario dialogamos con Daniel Díaz Romero, periodista de Sala de Prensa Ambiental para responder estas preguntas.

Martes 25 de agosto de 2020 | 22:13

Incendio en Villa Albertina Facebook Julián Guzmán

NO SON CAUSAS NATURALES

Daniel es tajante en su definición: “se estima que entre un 95% y un 98% de las veces que se produce un incendio no es por causas naturales sino por la mano del hombre. Actualmente no están dadas las condiciones naturales para que se produzca un incendio”. El fuego que azota la provincia, aunque aún la justicia debe determinar cuáles fueron las causas, “se puede sospechar que está relacionado con actividades que tienen que ver con la ganadería, la agricultura o con proyectos inmobiliarios”.

Respecto al foco de Villa Albertina aún se sigue investigando. De momento un peón rural que ha sido detenido declaró que los dueños de un campo le dieron la orden de prender fuego para “limpiar”.

NO ES EL CLIMA...

Así como los incendios no son coincidencias de la naturaleza, tampoco son coincidencia las zonas que arden. Díaz Romero propone mirar detenidamente el mapa: “Si uno se pone a mirar el mapa de Córdoba y ve las regiones donde se producen los incendios todos los años, te vas a encontrar que se incendia el norte de la provincia donde hay actividad ganadera, la zona de La Calera que es la ciudad con más barrios cerrados de la provincia de Córdoba, la zona del Cerro Pan de Azúcar donde en algún momento se habló del trazado de una autovía de montaña”.

Esto desmiente completamente las afirmaciones engañosas del gobernador Schiaretti que sostiene que “el clima nos castiga por un año tan seco y con mucho viento”. ¿Alguien cree esto? ¿A quiénes protege el gobernador?

Te puede interesar: Incendios en Córdoba: causas y consecuencias con Cristian Schneider

...ES EL LUCRO EMPRESARIAL

Para los poderosos la ley es papel mojado. “Si bien se pudo detener la Ley de Bosques hace unos años a partir de la participación de los vecinos para frenar el desmonte, se sigue desmontando de forma ilegal a través de los incendios provocados . Esta es una metodología muy económica ya que los empresarios no tienen que utilizar maquinaria pesada, inversión, y demás. Simplemente mandan a un peón rural con un fósforo y dejan “limpios” los campos” afirma Daniel.

Existen antecedentes que confirman lo que todos sabemos. Desde Sala de Prensa Ambiental publicaron una investigación que nombra por primera vez, con nombre y apellido, a los responsables de los 208 incendios que se produjeron en los últimos 4 años en Pampa de Achala. Un fragmento de la nota dice: “Nunca, en los 208 incendios registrados en sus campos, los Becerra avisaron a los bomberos para que acudan a apagar el fuego. Cuando estos asistían alertados por vecinos, los recibían con disparos al aire”.

Te puede interesar: Dueños de campos impiden el paso a bomberos mientras avanza el fuego en Córdoba

La investigación señala que los Becerra son una familia que se dedica al negocio ganadero hace más de 60 años en la provincia. Son los creadores de la genética Brangus colorada y exportan sus animales a otros países.

¿Y LA JUSTICIA?

Daniel apunta con agudeza que tanto la Justicia como el Ministerio de Ambiente vienen mirando para otro lado hace años. Esto puede explicarse, en parte, en el hecho de que muchos funcionarios son a la vez empresarios agrícolas y desarrollistas urbanos.

Por otro lado sostiene que es necesario no solo que la Justicia identifique a los responsables, sino que los obligue a pagar los gastos económicos de los operativos para combatir el fuego que a esta altura es millonario. “Hace nueve días está el plan provincial de manejo de fuego, bomberos voluntarios, brigadistas forestales, defensa civil, y demás. Sumado a gastos de traslado, de gestión, de movilización, de combustible, de alimentos, de aviones, de helicópteros, de autobombas, de camionetas… todo esto lo tiene que desembolsar el estado provincial, es decir, todos nosotros. Todos nosotros terminamos pagando la desidia y la avaricia de algún empresario ruralista”.

ESTO RECIÉN EMPIEZA

Las consecuencias de los incendios forestales son múltiples y variadas. Una de las más preocupantes es que estos incendios están arrasando con los últimos relictos de bosque nativo en buen estado. Córdoba conserva tan solo el 3% del bosque nativo original.

Según Daniel, la otra consecuencia es la pérdida del suelo. “Con las primeras lluvias que seguro vendrán el mes que viene, el agua de las precipitaciones va a hacer que las cenizas y la materia orgánica baje de las laderas de las montañas y se mezcle con el agua de los ríos. Eso trae la colmatación de diques, embalses, y ríos. Se produce contaminación del agua a partir de la proliferación de bacterias.”

Además menciona la enorme pérdida de especies silvestres que no tienen la posibilidad de escapar del fuego como tortugas y lagartos. Muchos otros animales mueren acorralados por los alambrados de los campos.

“No es un detalle menor, aproximadamente 70 familias campesinas de las zonas, han perdido toda su pequeña hacienda. El campesinado, los pequeños productores campesinos son los que han sufrido las consecuencias económicas más severas”.
A estas horas el fuego sigue descontrolado en la provincia y en otros puntos del país. Estos incendios representan un verdadero crimen social. Hay que terminar con el agronegocio y la especulación inmobiliaria ¡Nuestras tierras valen más que sus ganancias!







Temas relacionados

Entrevistas   /    Incendios forestales   /    Córdoba   /    Sierras Chicas   /    Ley de Bosques   /    Ecología y ambiente   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO