Sociedad

ENTREVISTA

Incertidumbre por la continuidad de la guardia en la salita de Lugano I y II

Desde La Izquierda Diario entrevistamos a Mónica, enfermera del CeSAC 3. Nos cuenta que el Ministerio de Salud de la CABA quiere cerrar la salida de salud del barrio.

Iván Fain Bulba

Profesor de Historia

Claudia Savo

@ClaudiaUrquia1

Domingo 13 de septiembre | 17:28

El CeSAC Nº 3 es el único establecimiento de salud que brinda asistencia a más de 70.000 vecinas y vecinos en Villa Lugano. Mónica, enfermera de este centro, quiso denunciar y visibilizar la situación en que se encuentran a través de una entrevista.

¿Cuál es la actual situación del CeSAC 3 de Lugano I y II?

"La situación del CeSAC 3 es de una incertidumbre total porque no sabemos qué va a pasar con nosotros, es un manoseo total y cuando tenés un laburo, los que están arriba, no ponen en una balanza todo lo que vos haces. Todos los que estamos ahí tenemos vocación, somos un buen equipo de trabajo junto con los médicos, tantos años de enfermería no lo voy a cambiar. Estamos todos muy angustiados, muy cansados y muy agotados. Para pedir unas antiparras y equipos de protección personal (EPP), te piden casi hasta la partida de nacimiento. Nosotros nos compramos las máscaras, porque sabíamos que desde el hospital Santojanni no nos iban a dar. Estamos desprotegidos, me da muchísima bronca e impotencia".

¿Cómo se enteraron de todo esto?

"Nosotros tuvimos una reunión con el Hospital Santojanni y nos dijeron primero que el Centro de Salud iba a pertenecer al Grierson, y los que querían pasarse al Santojanni teníamos que elegir. Yo sé que viene de arriba, porque la intención siempre fue cerrarlo. El Cecilia Grierson actualmente no tiene los recursos físicos ni humanos".

¿Cuál sería el destino que se le daría a este espacio de CeSAC 3, a la salita?

"Un médico se contactó con alguien de arriba, le dijeron que iban a cerrar el CeSAC 3 y que iban a hacer una logística para SAME, que ese lugar no iba a contar ni con médicos ni con enfermeros, no contaría con atención para el barrio, se quedarían solamente choferes y radio-operadores, no es como nos dijeron en un primer momento que este Centro de Salud iba a depender del Cecilia Grierson".

¿Cuál es la posición de los trabajadores afectados?

"La posición que adoptamos es que “la unión hace la fuerza” así que estamos trabajando. Vamos a quedarnos en nuestro lugar de trabajo. Estamos en pandemia, tenemos suspendidas las vacaciones hasta el año que viene, estamos muy cansados física y anímicamente. Aparte los problemas personales que tiene cada uno. Bueno, ya sabemos que el que está arriba nunca piensa en el trabajador, eso pasó siempre y esperemos que eso algún día cambie".

Hubo una asamblea el lunes ¿Qué sé discutió y cuáles fueron las medidas que se votaron?

"La medida que tomamos todos fue seguir trabajando normalmente".

¿Qué rol viene desarrollando su Sindicato en estas cuestiones?

"Si bien se hizo una reunión con el sindicato SUTECBA, nos dice que hay un decreto. Como que mucho no queremos que se meta el sindicato, porque todo se hizo a espalda de nosotros, que no es la primera vez que pasa. En esta estamos solos, si bien estamos afiliados al sindicato. En el CeSAC 3 somos más de 20 personas seguro, 30 con los chicos de seguridad, los chicos de maestranza, enfermeros, médicos y pediatras que hay los jueves y los viernes, si bien antes había todos los días".

¿Cuál crees qué son los recursos materiales y humanos que necesitaría el CeSaC 3 para cumplir con las necesidades sanitarias del barrio?

"Primero necesitaríamos que se arregle el edificio, es medianamente nuevo pero el otro día que hubo tormenta entraba agua por donde están los tubos de luz. Muchas falencias, a los médicos les cae agua arriba, tenemos que estar con tachitos, no podemos tocar la luz porque podemos quedar pegados. A pesar de todo seguimos trabajando. Al centro de Salud le hacen falta muchísimas cosas, también le hace falta personal, si, por ejemplo, ahora los fines de semana queda una noche descubierta que vamos a cubrir nosotras, las enfermeras, porque si no hay enfermería los médicos se tienen que retirar e irse al Santojanni y cerrar el Centro de Salud. Los médicos no pueden trabajar sin nosotros, y nosotros no podemos trabajar sin los médicos, es un equipo en conjunto. La Asociación de Médicos hizo una nota y no tenemos respuesta".

¿Qué rol vienen cumpliendo los gobiernos en este tema?

"Siempre dije lo mismo de la educación y la salud, se la considera una pérdida de plata, lamentablemente. La salud y la educación es lo primordial para que un país salga adelante, pero nunca se ocuparon de la salud. En todos los gobiernos se prometieron muchas cosas, pero no se hizo nada. Nosotros somos personal esencial, pero hasta cierto punto, porque los enfermeros no estamos incluidos en la Ley 6035 que nos reconozca como profesionales. Para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires nosotros los enfermeros somos administrativos, no se nos reconoce tampoco la licenciatura. Ahora el 21 de septiembre hay una movilización de enfermería para que nos incluyan en la ley. Quieren convocar a todos los enfermeros de los hospitales a nivel nacional. Estoy en contacto con otros enfermeros. Porque si nos tuvieran que pagar lo que deberían, sería una pérdida de plata grande para el Gobierno. Con esto de la pandemia, entró gente contratada solo por tres meses, hay gente de los consultorios externos que no le han pagado todavía el sueldo, son monotributistas".

¿Qué le propondrías a las y los vecinos del barrio en defensa de la salita?

"Que no se queden callados. No sabría decirte porque es la primera vez que me pasa, que quieran cerrar el lugar donde hace 8 años que estoy laburando ahí. Que se manifiesten y no se queden tranquilos, porque están aprovechando el momento. Yo entiendo a la gente que se enoja cuando se les dice que no hay pediatría, esa responsabilidad no corre por nosotros, realmente no hay pediatría. Gracias a dios ahora no tuvimos ninguna urgencia pediátrica. Nunca me voy a olvidar como no hacía ni un año que estaba ahí, un nene de 3 años con la cadera fracturada, esa mamá nos hizo llegar que ese niño no solo está vivo, sino que puede caminar. Eso nos reconforta, porque vino ahí desesperada y le pudimos poner suero y lo trasladaron al Hospital. Me da mucha bronca que nos quieran sacar porque hay muchos chicos aquí como gente mayor. Comunicarles a los vecinos que nosotros no nos queremos ir, vamos a resistir tanto como nuestro cuerpo nos dé. No es momento. Este año tuve muchas pérdidas de compañeros y de familiares. Anímicamente no estamos bien, no hablo por mi sola, por mis compañeros y médicos también. El miércoles vino una vecina que pensó que nosotros nos queríamos ir, y no, no queremos irnos es como nuestra segunda casa. Espero se llegue a una solución pronto".

La problemática se desarrolla desde hace años, cuando las y los vecinos se vieron en la necesidad de tener un hospital. En 2005 se presentó un recurso de amparo impulsado por la Comisión de Vecinos Lugano en Marcha, quienes consiguieron un fallo a favor por la construcción del Hospital General de Agudos Cecilia Grierson.

Te puede interesar: Al hospital de Lugano sólo le ofrecen el nombre, nada de presupuesto

Hoy en día este no está terminado, pero sí le han otorgado el nombre de Hospital General de Agudos a través del decreto 245/20 del actual Gobierno de la Ciudad. Debería entrar en la etapa tres de la construcción, pero los plazos están vencidos y la obra detenida. Esto es ilegal y un verdadero crimen social, ya que una población de más de 270.000 habitantes no cuenta con el mismo. En definitiva, esta situación refuerza la denuncia de Mónica al señalar que no están dadas las condiciones para que el “mal llamado” Hospital Grierson absorba la recientemente creada área programática por el decreto 303/20, que también incluiría a los CeSAC 18 y 43, que hasta la actualidad pertenecen al Hospital General de Agudos Parmenio Piñero.

En consecuencia, Lugano I y II se quedaría sin guardia, sin una primera atención para las y los vecinos en plena pandemia, quienes continúan exigiendo la terminación del hospital y la anulación del decreto 303/20.







Temas relacionados

Crisis de la salud pública   /    Villa Lugano   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Sociedad   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO