Política

Pandemia

Intendentes de la zona norte de GBA reunidos: una foto y ninguna respuesta al pueblo trabajador

Este jueves se reunieron los intendentes de Tigre, San Fernando, Malvinas Argentinas, Escobar, Pilar y Campana junto al ministro de salud bonaerense Daniel Gollán. Ninguna medida fue anunciada para solucionar la situación de los trabajadores y los sectores populares en la región frente a la pandemia.

Nicolás Benjamin

Redacción Zona Norte Gran Buenos Aires @NicolsBenjamin7

Nancy Méndez

Lic. en Trabajo Social UBA | Redacción Zona Norte Gran Buenos @NancyMariele

Domingo 19 de abril | 01:24

Luego de la reunión con los intendentes distritales de la Región II que tenía como objetivo tomar acciones ante la pandemia, el ministro declaró:

“Hemos estado analizando toda la situación de esta región y el trabajo maravilloso que están haciendo los intendentes, desarrollando toda la capacidad que pueden para enfrentar la pandemia. Nos llevamos una serie de ideas y de inquietudes para seguir trabajando en conjunto y homogéneamente”.

Es decir, silencio absoluto sobre cuál es el plan que van a implementar para todos los trabajadores y sectores populares de los municipios.

Naturalizando la desigualdad social

Entre los seis distritos, por un lado hay alrededor de 130 villas y asentamientos, y por el otro, estàn los countries más lujosos y exclusivos del país: Nordelta y sus 22 barrios internos, Los Lagartos en Pilar, el Cantón de Escobar.

Para poner un ejemplo, el territorio del municipio de Tigre son 158 km2 de los cuales más del 50% pertenece a barrios cerrados, en los cuales viven el 10% de la población local, cuya totalidad es de más de 400.000 mil habitantes.

El negocio inmobiliario de los barrios cerrados también cuenta con el apoyo y la participación de los intendentes, porque claro está, no sólo frecuentan estos espacios, sino también allí viven, como el intendente de Tigre Julio Zamora.

El problema habitacional es muy grave para la mayoría de las familias que viven en estos municipios. Sin embargo, de estos factores tampoco hablaron.

Gestionan para los empresarios

También entre estos distritos se encuentran las fábricas más grandes de la Argentina, multinacionales como Mondelez, Volkswagen y Ford. En Pilar está el parque industrial más grande del país con grandes empresas como Unilever y Procter & Gamble. En estos distritos también hay empresas de patrones argentinos como Siderca en Campana de Paolo Rocca y Fate en San Fernando de Madanes Quintanilla, y los laboratorios màs importantes del país.

El intendente Zamora presentó al gobernador bonaerense, Axel Kicillof que considere incluir dentro del régimen de excepciones de la cuarentena a unas 160 empresas de la industria automotriz, construcción, plástica y naval.

Ante este brutal contraste, dividido por paredones entre los barrios populares donde vive la clase trabajadora y los grandes barrios privados, los intendentes han elegido una vez màs a los empresarios y poderosos.

El servilismo es tan descarado, que tanto en Pilar como en Tigre, los intendentes habilitaron que los jardineros y trabajadoras domésticas puedan ir a trabajar, para que los ricos tengan limpias y cuidadas sus casas. La excusa fue, la necesidad de estos trabajadores, pero jamás se cuestiona su empleo en negro, que los lleva a la necesidad de trabajar en medio de la pandemia.

Los seis distritos forman parte de la provincia de Buenos Aires donde existen los índices de pobreza más altos, sin acceso a la salud, sin derechos laborales, ya que en la población rige el trabajo informal. Hoy son quienes solo reciben insuficientes bolsas de alimentos por parte de las autoridades de la provincia de Buenos Aires y algunos quizás los 10 mil pesos del IFE (ingreso familiar de emergencia) que no alcanza para sostener un hogar.

La situación sanitaria en los distritos

Son 7 la cantidad de hospitales de esta Región II preparados con camas de terapia intensiva, que son las que se precisan para cuando lleguen los casos graves de COVID 19. Estos 7 hospitales cuentan con un promedio de 10 camas cada uno, es decir, 70 camas para una región donde habitan casi 1.500.000 habitantes.

La Organización Mundial de la Salud recomienda 10 camas cada 1000 habitantes, con lo cual, para estos 6 distritos se precisarían 14.691 camas para cumplir con la asistencia adecuada. Hoy hay poco màs de 70.

¿De esto hablaron los intendentes? No lo mencionan. ¿Qué plan van a darse para resolverlo? Tampoco se menciona.

Si a esto le sumamos los últimos datos donde el principal sector contagiado por COVID 19, es el personal de salud, es un combo explosivo.

Como vemos los planes para encarar la crisis económica, social y sanitaria son insuficientes. Será por eso que de la reunión lo que màs salió a la vista es la falta de información pública y veraz para toda la comunidad, debiendo recurrir a todo tipo de eufemismos, lo que vulgarmente se conoce como “hablar sin decir nada”.

Hay que cambiar las prioridades

Nicolás del Caño, diputado nacional por el Frente de Izquierda, presentó el martes pasado un “Proyecto de ley de impuesto extraordinario a los grandes patrimonios y a las altas rentas por la emergencia sanitaria ante la pandemia”.

Es un proyecto donde queda claro que afectando los intereses de una pequeña minoría de la población (aproximadamente 15 mil personas, un 0,03% de la población del país) se pueden conseguir los recursos para no tener que optar “entre 100.000 muertos y un 10% más de pobres”, como dijo Alberto Fernández.

También el Diputado Provincial Claudio Dellecarbonara desde la banca del PTS-FIT de provincia de Buenos Aires adhiere al amparo presentado por la comunidad educativa y el CEPRODHen La Plata exigiendo una alimentación de calidad, acorde a la necesidad de los niños y sus familias.

Por abajo se organiza la solidaridad

En esta misma zona, donde los intendentes gobiernan para los empresarios y solo se contentan con repartir bolsones de comida para los más necesitados y dando escasos recursos a la salud, los trabajadores se organizan desde abajo, mostrando una solidaridad profunda que empieza a extenderse.

En Madygraf la fábrica recuperada por sus trabajadores, junto a los estudiantes de la UNSAM se han puesto a producir mascarillas y sanitizante, convirtiendo su producción para darle respuesta a las necesidad populares. Esta producción la fue donada a decenas de centros sanitarios

En el Suteba Tigre las docentes se organizan para llevar la solidaridad desde los colegios a los barrios más necesitados.

Los trabajadores de Fate pelean contra la declaración de esencia la fabricación de cubiertas y la rebaja salarial. En el coto de Tortuguitas los trabajadores denuncia a la patronal por que cumple no con las condiciones de salubridad e higiene

Los y las trabajadores de Mondelez vienen dando distintas peleas al interior de la planta, para imponer medidas de seguridad e higiene, contra los recortes salariales a quienes están de licencia y para la reestructuración productiva, con las necesidades populares por delante y no la ganancia patronal.

Los trabajadores del parque industrial de Pilar se organizan en un comité para pelear por las comisiones de seguridad e higiene y reconvertir la producción para dar respuesta a las necesidades la pandemia.

El PTS interviene en estos lugares siendo parte de la organización de los trabajadores ante esta crisis y haciendo masivas las denuncias de los trabajadores a través de La Izquierda Diario. Es necesario profundizar estos lazos de solidaridad por abajo entre trabajadores, docentes, jóvenes y sectores populares, que son quienes pueden darle una salida a esta crisis, dándole prioridad a las necesidades de la mayoría, atacando las ganancias capitalistas para que la crisis no la paguen los trabajadores.

[Programa Zona Industrial] Médicos y enfermeras luchan por su salud y la de todos







Temas relacionados

Malvinas Argentinas   /    Pilar   /    Escobar   /    San Fernando   /    Tigre   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO