Sociedad

ADULTOS MAYORES

Jubilados: “El Gobierno de Fernández, entre los bancos y los jubilados, favoreció a los bancos”

La mitad de los jubilados del país cobra $20.000 o menos. Compartimos la mirada de Martín “Ruta 8”, jubilado de la construcción de 87 años, militante socialista, escritor y poeta, sobre la situación de los adultos mayores en este contexto actual.

Martes 28 de julio | 13:52

“Mis colegas jubilados hoy la están pasando bastante mal, conozco a varios que van a los comedores. A mi me ayudan mis hijos y algunos compañeros a pagar la luz y el gas, sino no me alcanza”, comenta Martín al preguntarle cómo se arreglan los jubilados con el haber que les toca.

Un estudio del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), “Condiciones de vida de las personas mayores. Acceso y desigualdad en el ejercicio de derechos (2010-2017)”, dado a conocer en 2018, da cuenta de algunos indicadores socio económicos alarmantes en cuanto al acceso de derechos de este sector de la población.

En la franja de los sectores con más bajos ingresos, durante el periodo citado, se comprueba que el déficit en acceso a la alimentación tuvo un aumento de % 4,2. En tanto que el déficit en acceso a la salud creció, en estos mismos sectores, un % 11,5, con acento en el conurbano bonaerense.

Si estos datos arrojados por el estudio de la UCA asombran, hay que tener en cuenta que la inflación acumulada durante el 2019 fue del % 53,9, y en lo que va del 2020 ya lleva un % 13,6. Lo cual lleva a pensar que las cifras son aún mayores en cuanto a las carencias de los adultos mayores y la población en general. Por otro lado, la publicación de información oficial actualizada a la fecha corriente, es completamente insuficiente.

Con respecto al acceso a la salud, Martín nos comentaba: “El virus entró como pancho por su casa al no encontrar un estado sanitario preparado. Se destinan muy pocos recursos a la atención médica de la población, y la mayoría tenemos la impresión que los datos que nos dan no son correctos, no se ajustan con la realidad”.

Demás está decir que en este contexto de pandemia, los adultos mayores son población de riesgo. Esto se agrava con la pauperización que implica el nivel de ingresos actuales de este sector para afrontar los gastos para cubrir salud, vivienda, alimentación y servicios básicos.

En las mujeres, la desigualdad de género no disminuye con el aumento de la edad. El % 63 de jubiladas y pensionadas, son mujeres que han sido incorporadas al régimen mayormente mediante moratorias, por el creciente trabajo informal en este sector. Con la creciente crisis económica las mujeres jóvenes, adultas y mayores cargan la misma sobre sus espaldas, y el futuro de las jubiladas no es para nada promisorio, con una brecha del % 34 en los haberes jubilatorios entre varones y mujeres.

Podés leer: Casi un millón de mujeres no van a poder jubilarse a los 60 años

Con el último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 495/20 del gobierno de Alberto Fernández que suspende el índice de movilidad hasta fin de año - justo cuando este año iba a implicar un aumento entre el % 11,56 y el % 10,9 - en junio se dió la suba de apenas un % 6,2 en los haberes, es decir, $ 973. De esa forma, el haber mínimo pasó de $15.891 a $16.864. Según las estimaciones de la Defensoría de la Tercera Edad, la canasta básica en abril para este sector fue de $45.020.

A pesar de lo dicho por el ministro Guzmán en el contexto de renegociación de la deuda odiosa, que "Aceptar lo que ellos [los acreedores] piden significa más desempleo y más angustia para la gente, significa tener que ajustar jubilaciones eso es algo que no vamos a hacer”, es algo que a decir verdad, ya lo vienen haciendo desde diciembre, apenas asumió este gobierno.

Te puede interesar: Lo hacen desde diciembre, pero ahora Guzmán dice que no van “a ajustar jubilaciones”

A esta política, Martín responde: “Con los diferentes gobiernos que pasaron hasta hoy, recibimos muy mal trato y abuso en todos los órdenes. Se suma el agravante de que hay miedo de ir a los hospitales por temor al virus, se quedan encerrados llenos de angustias y temores. La política del actual gobierno se va en promesas y buenas palabras”.

Y continúa: “El gobierno de Alberto Fernández, entre los bancos y los jubilados, favoreció abiertamente a los bancos: es clara la intención de que nosotros estamos demás. En una sola palabra, estorbamos en esta sociedad opresora”.

También podés leer: Los bancos ganan millones mientras los jubilados esperan un mísero haber

Mientras se vacía la Anses - la caja de seguridad y previsión social para la mayoría de jubilados y pensionados y otros sectores sociales - pagándole el ATP a los grandes empresarios privados como Rocca, Grupo Clarín o las multinacionales de comida rápida entre otros, la mitad de los jubilados que cobran hasta $20.000 siguen perdiendo poder adquisitivo contra la inflación.

Te puede interesar: Rescate a las empresas: el Gobierno pagará el 50 % de los salarios privados con fondos de Anses

En lo que respecta al acceso a los servicios básicos, el índice de déficit en los sectores de adultos mayores de menores ingresos, se ha incrementado de un % 48,6 en 2010 a un % 65,2 a fines de 2017, acentuándose en el conurbano. En villas y asentamientos, esta cifra escala al % 80 en este sector de la población, según el estudio del Observatorio de UCA anteriormente citado.

Es decir, el “quedate en casa” se torna realmente imposible cuando miramos la realidad de una importante fracción de la población del Amba que ni siquiera cuenta con agua potable. La realidad de los mayores en este contexto se vuelve preocupante cuando muchos son ayudados por sus familiares como nos cuenta Martín, o directamente aún continúan trabajando para poder completar una mínima subsistencia.

“En el barrio donde yo vivo, Loma Hermosa en el partido de San Martín, es un total abandono, no se ha hecho un solo testeo que se conozca públicamente. Eso sí, cada vez hay más policías y gendarmes en las calles por temor al desborde por el hambre. Es necesario un plan de emergencia para la población en general, más comedores y protección a los jubilados, que esto hasta hoy no se ve y es urgente”, culmina Martín.

Es evidente el salvataje a las patronales con la plata del estado, es decir de los trabajadores. Por los aumentos de los niveles de pobreza es urgente un impuesto a las grandes fortunas; un ingreso de cuarentena de $30.000; la puesta en vigencia del % 82 móvil para todos los trabajadores, entre otras medidas para que la economía gire en favor de las necesidades de las grandes mayorías.







Temas relacionados

Canasta de jubilados   /    Martin Ruta 8   /    Alberto Fernández   /    Jubiladas y jubilados   /    Bancos   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO