Juventud

PANDEMIA Y PRECARIZACIÓN

Juventud, precarización y vivienda: "La pelea en Guernica es por nuestro futuro"

El conflicto de la toma de Guernica muestra el déficit habitacional que crece cada día. Los y las jóvenes son los principales afectados.

Josefina García

Trabajadora de call center y estudiante

Paulina Díaz

Trabajadora Despedida y estudiante de la UBA

Jueves 1ro de octubre | 22:15

Foto: @milimicaela

Allí donde se cruzan la precarización laboral y el desempleo con el problema estructural de la vivienda está la juventud. El último censo llevado a cabo por el gobierno bonaerense releva 1904 grupos familiares y con ello el dato escalofriante: el 90 % son desempleados que no pueden afrontar un alquiler.

"Hace aproximadamente dos meses nos enteramos de esta toma de tierras, nos comentó una amiga y lo vimos como una posibilidad de estar un poco mejor así que vinimos para acá y empezamos a conocer el lugar, al principio teníamos miedo pero vinimos igual" declaró Nicole, una de las protagonistas de la toma para La Izquierda Diario. La Justicia ordenó postergar el desalojo en Guernica y debería efectuarse entre el 15 y 30 de octubre.

Nicole tiene 25 años y estudiaba enfermería en la UBA. Se fue a construir su hogar a este terreno junto a su pareja y su hija de 4 años porque con la pandemia ambos fueron despedidos de sus trabajos. Cada tanto tienen la posibilidad de hacer una changa pero no es suficiente, “encontramos un barrio completamente levantado desde cero con gente que está luchando, acá hay un montón de historias, como la mía, hay mujeres con pibes que dejaron su casa por violencia de género, hay abuelos con sus nietos, hay también trabajadores, albañiles, sectores que no pueden laburar hoy en día, hay un montón de chicos que no están estudiando”.

Independizarse, un sueño negado

El problema de la vivienda se extiende sobre todo en la juventud donde se cruza con los trabajos más precarios y el desempleo. Solamente en la Ciudad de Buenos Aires desde la Dirección de Estadística y Censos en 2019 se registró que la edad promedio de las villas era de 24 años. La mitad está desocupada y el 90 % de los que trabajan lo hacen como ‘mano de obra no calificada’”. Así lo denunció Nicolás del Caño en su libro Rebelde o Precarizada. “Entre la población de 16 y 24 años, el trabajo ‘en negro’ se mantuvo en un 60 % desde el año 2006, hasta el 2018”, agrega.

En Guernica se pelea por un pedazo de tierra, por un techo, aunque esto signifique que el mismo sea de chapa, que pueda no haber luz y que si llovizna se mojen todas las cosas. Según datos del INDEC de 2019 el 34 % de las viviendas son precarias en su infraestructura y conexión con una situación más aberrante en la Provincia de Buenos Aires donde este porcentaje llega al 46 %. En el Conurbano desde el 2001 hasta el 2010, los que sufrían hacinamiento pasaron de 8,5 % a 17,6 %. “Cada vez más generaciones se amontonan en la misma casa”, denunciaba con estos datos el diputado Del Caño en su libro.

"El discurso de #QuedateEnCasa me parece un poco frío porque somos muchísimas familias que no tenemos la suerte de podernos quedar en casa calentitos, poder lavarnos todo el tiempo las manos, y me gustaría que esto se extienda porque así como en Guernica, hay un montón de lugares donde hay gente con la necesidad de tener una casa o de tener agua. Así que me gustaría invitar a que la mayor cantidad de gente se sume, a las organizaciones, principalmente a los jóvenes porque esta pelea es por el futuro nuestro, de los chicos. Es un poco contradictorio también, somos conscientes de que hay una pandemia, somos conscientes de lo que implica el virus, pero no todos tenemos la suerte de poder quedarnos en casa", sostiene Nicole.

"Los últimos meses que estuve en el alquiler, prácticamente me ayudó mi mamá porque ella tiene laburo, cosa que me parece totalmente innecesaria", dice Nicole. Si tomamos la Encuesta Joven del INDEC de 2015, la última que se hizo, en la Argentina la mayoría de las personas de 15 a 29 años vive con quienes las criaron. Hablamos del 70 %. Una parte se fue pero fracasó y tuvo que volverse. Solo el 30 % pudo independizarse. Esos números ahora seguro son peores, por la crisis y el costo de los alquileres que muchas veces igualan los costos de los salarios.

El lunes 28 de septiembre las mujeres de Guernica se hicieron presentes en el Congreso por el día de acción por el Aborto Legal en América Latina y el Caribe. Pero no fue el único reclamo: con la cuarentena en Argentina las denuncias por violencia de género crecieron un 39 %. Mujeres que no tienen a dónde ir cuando hay tantas viviendas ociosas. Sin ir más lejos, en la toma, según el censo del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, hay medio centenar de mujeres que tuvieron que irse de sus casas por violencia de género.

@krestapepe

Amedrentamiento policial y gubernamental: la lucha sigue

"Acá hay un mundo de buena gente, familias enteras que se vieron en la necesidad de buscar algo para sí mismos, porque si vos no lo salís a buscar, gobierno tras gobierno es lo mismo", dice Nicky, retratando la realidad de las familias que resisten al hambre y el frío entre chapas y bolsas. Desde el comienzo de la toma y mucho más desde el último fin de semana, las familias enfrentan una campaña de criminalización por parte de funcionarios del Gobierno y las empresas de medios de comunicación.

Podés leer: El desalojo del parque Indoamercano en cifras a casi 10 años de la represión

Nicole comenta que "a nosotros nos parece un falta de respeto venir de parte del Ministerio de Desarrollo y de parte del gobierno de Kicillof que vengan a meterse con patotas a querer pasar sobre nuestra organización diciendo que a nosotros nos pagan las organizaciones, cuando nosotros tenemos una organización hecha desde cero, a través de la comunicación de los vecinos en asambleas y a través de votaciones"

Podés leer: El lado duhaldista de la vida: Kicillof prepara el terreno para reprimir en Guernica

Respecto al amedrentamieto policial constante Nicole dice que "No les importa, o se ve que les gusta amedrentar a la gente, porque esto es tanto desgaste físico como mental, estás todo el dia pensando en que te pueden meter preso, en que te pueden venir la Policía a amedrentar en cualquier momento en la puerta de tu casita, o sea estás todo el día con ese malestar en al cabeza, con ese desgaste y encima que te maltraten así, que vengan a tirar la mercadería en el barro, me parece una burla y una falta de respeto a nosotros como sociedad, como vecinos organizados, como laburantes, nos nos parece"

La Policía es ya parte del paisaje cotidiano de los barrios. Sobre todo en los más pobres. Esto sucede en el contexto de fortalecimiento por parte del gobierno nacional y provincial a las fuerzas represivas en particular a la policía.

Unidad y fuerza: la salida es la organización

Muchísimas organizaciones se han solidarizado con la toma como la Red de Trabajadores Precarizadxs, el Movimiento de Agrupaciones Clasistas y estudiantes de distintas facultades y terciarios. También el diputado nacional Nicolás del Caño y el legislador bonaerense Claudio Dellecarbonara, ambos del PTS en el Frente de Izquierda. Han llevado camiones con donaciones para las familias y participado de las conferencias de prensa y movilizaciones.

Te puede interesar: Obelisco de luchadores y la izquierda: las calles son del pueblo trabajador y la juventud

"Quiero también destacar que tenemos a muchas organizaciones bancándonos, que están haciendo el laburo que debería hacer el Gobierno, lo están haciendo ustedes. La donación de ayer fue impresionante, cuando nos querían tirar por el piso, hubo camiones, camionetas, pibes de la facultad, de los médicos embarrándose los pies para cuidar a los pibes, fue tremendo".

"Más de 400 personas estuvieron acá bancando el predio en medio de la lluvia, el barro, los médicos pusieron el cuerpo para atender a la gente, y la gente los recibió con todo el amor, llevaron a los chicos, llevaron a las embarazadas, fueron los abuelos, se atendieron, repartieron medicamentos, a los pibes se les repartió leche, pañales… Ese día fue un día muy movido pero también muy lindo y me gustaría agradecer a todas esas organizaciones", agrega Nicole.

Tal como las organizaciones que se solidarizan, así como las miles de familias que resisten en Guernica, saben que la pelea es en las calles. Así lo entiende La Red de Trabajadores Precarizadxs que convoca a una nueva movilización este 8 de octubre en conjunto con los más agraviados, aquellos que enfrentan los despidos o sufren las consecuencias sanitarias de la pandemia, de los que luchan por el derecho elemental a la vivienda como de los pibes precarizados que sufren las peores consecuencias de esta crisis.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Juventud    /    Guernica   /    Precarización laboral   /    Crisis    /    Vivienda   /    Desalojo   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO