×
×
Red Internacional

Este viernes, agrupaciones ambientales, sociales y políticas marcharon desde el OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) hasta Gobernación, exigiendo que se tomen las medidas necesarias para frenar de urgencia la contaminación en la Provincia, y por el cuidado de espacios naturales afectados.

Tomás DirazarEstudiante de ciencias exactas/ UNLP

Sábado 23 de octubre | 10:30

Este viernes, organizaciones que forman parte de la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones, Alianza Por el Clima, la Red de Áreas Protegidas Urbanas, la Red Nacional de Humedales, y otras organizaciones independientes junto a la izquierda, encabezaron la movilización que comenzó en Plaza Moreno con un escrache al Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS), para luego marchar hacia Gobernación. En ambas instituciones se entregó un documento de 19 páginas redactado en encuentros previos de estos espacios, donde se exigió tanto al gobernador Axel Kicillof, como al OPDS, la puesta en marcha de medidas urgentes para ponerle fin a una extensa lista de problemáticas ambientales de la Provincia.

Entre las principales problemáticas que se denunciaron se encuentra la utilización de agrotóxicos para fumigar; la contaminación industrial, como lo hacen las empresas Copetro y Klaukol; los basurales a cielo abierto; el destrato y falta de mantenimiento de humedales y reservas naturales; el intento de avanzar con petroleras en el mar; el saneamiento y fitorremediación de cuencas, o la falta de planificación urbana que ha arrastrado a consecuencias graves como lo fue la trágica inundación de La Plata en el año 2013.

La candidata a concejal por el Frente de Izquierda, Luana Simioni, participó de la movilización y denunció al Gobierno por avalar la destrucción ambiental a cambio de cumplir con el FMI. "Es un problema ambiental y de salud. La fuerza para combatirlo está en la juventud al frente de la lucha", remarcó Simioni.

También se sumaron al reclamo el candidato a diputado provincial del FIT, Daniel Rapanelli, y otros referentes de la izquierda y la lucha ambiental, como José Rusconi.

Te recomendamos: Debate. Una vez más, solo la izquierda defiende el ambiente

Esta acción fue convocada luego de diversos conversatorios, donde agrupaciones de toda la Provincia pusieron en común todos los problemas para decir basta a la contaminación padecida, haciendo foco en la responsabilidad tanto del Gobierno Provincial, como del OPDS, supuesto responsable del cuidado ambiental de la Provincia, que actúa como cómplice de las empresas contaminantes, sin realizar los estudios o aplicar la reglamentación correspondiente. Es un gran paso en la coordinación, que tiene que servir como punto de apoyo para avanzar en la coordinación de todas las luchas socioambientales.

Organizar la defensa del ambiente en toda la Provincia

Siguiendo la línea nacional que atraviesa a todo el país desde hace décadas, donde el extractivismo se agudiza cada vez más como modelo productivo, la Provincia de Buenos Aires se rige por las mismas reglas. La deuda externa fomenta una necesidad de obtener dólares, que el gobierno busca cumplir a costa de destruir nuestra salud y nuestro ambiente.

El presidente Alberto Fernández desde que asumió intentó avanzar con las megagranjas porcinas, la megaminería, el fracking y la exploración petrolera en las costas. el gobernador Kicillof, por su parte, además de avalar algunas cosas como la exploración petrolera, mantiene sin regular problemáticas como las relacionadas a agrotóxicos, sin siquiera eliminar una resolución impulsada por Maria Eugenia Vidal que permite fumigar con estos de forma irrestricta.

Te puede interesar: Agrotóxicos: Kicillof se niega a derogar la regresiva resolución de Vidal

Así como en Mendoza, Cambiemos y el Frente de Todos no pudieron avanzar sobre la Ley 7722 que protege al agua frente a la minería contaminante, tampoco pudieron hacerlo el gobernador Arcioni con la megaminería en Chubut, o el propio Alberto Fernández con las megagranjas porcinas.

Eso se debe a las enormes movilizaciones populares que lograron ponerle un freno, protagonizadas por una juventud que se levanta en Argentina y en todo el mundo contra el cambio climático.

En la Provincia de Buenos Aires este ejemplo se replica y también se sale a las calles, pero esta vez queremos no solo impedir que se profundice más aún este tipo de políticas ambientales, sino que se termine de una vez con la contaminación que perjudica la vida y el ambiente de millones de trabajadores.

El ejemplo de Madygraf bajo gestión obrera, de ir reconviertiendo su producción en función de sostener sus fuentes de trabajo en armonía con la naturaleza, demuestra que a los trabajadores es quienes mas les interesa salvar el ambiente de la voracidad capitalista, y marca los primeros pasos de una unidad que se hace cada vez mas necesaria con el conjunto de trabajadores.

Las y los trabajadores son quienes sufren, dentro y fuera de las fábricas, las consecuencias de las formas de producción o viven en zonas linderas a estas, a basurales, a territorios fumigados o en áreas inundables.

Por eso es fundamental unificar las peleas del movimiento ambientalista con la de toda la clase trabajadora cómo en Ensenada donde el SUTEBA Multicolor es parte de todas estas peleas.

De esta forma se busca masificar cada vez más, haciendo que las organizaciones de masas como sindicatos o centros de estudiantes convoquen a estas acciones.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias