Política EE. UU.

COLUMNA INVITADA DE LEFT VOICE

La Policía de Seattle desmantela la "zona autónoma"

El movimiento por la justicia de George Floyd ha sufrido un revés. El miércoles por la mañana, 1 de julio, la policía de Seattle, la policía de Bellevue y el FBI se mudaron ahí para erradicar la «Protesta Organizada de Capitol Hill» (CHOP).

Viernes 3 de julio | 19:32

El movimiento por la justicia de George Floyd ha sufrido un revés. El miércoles por la mañana, 1 de julio, la policía de Seattle, la policía de Bellevue y el FBI se mudaron ahí para limpiar el área de Protesta Organizada de Capitol Hill (CHOP, por sus siglas en inglés), que abarcaba de cinco a seis cuadras alrededor del antiguo Recinto Este de la policía de Seattle. Al menos 31 personas fueron arrestadas durante la invasión por más de 100 policías. El alcalde declaró el área como zona prohibida.

En un asunto relacionado del día anterior, la alcaldesa Jenny Durkan pidió una investigación de la consejal municipal Kshama Sawant, una concejal socialista y partidaria del movimiento Black Lives Matter. Durkan dejó en claro que los resultados de tal investigación podrían tener el potencial de castigar a Sawant por sus actividades políticas e incluso expulsarla del consejo.

CHOP se creó el 8 de junio, cuando la policía abandonó temporalmente el Recinto Este. Antes de que se estableciera CHOP, había habido batallas callejeras fuera del Recinto Este durante varios días seguidos. La policía había instalado barricadas a una cuadra de distancia. Las manifestaciones fueron en gran parte pacíficas. Cuando hubo empujones en las barricadas, los policías desataron armas químicas contra los manifestantes y los evacuaron. A pesar de los despiadados ataques policiales, los manifestantes de Black Lives Matter regresaron día tras día y noche tras noche.

Te puede interesar:“Bienvenidos al Capitol Hill libre”: manifestantes de Seattle establecen zona autónoma

El presupuesto de la ciudad y la policía se vieron afectados por el conflicto continuo y finalmente cedieron a las protestas. Los manifestantes inicialmente establecieron la Zona Autónoma de Capitol Hill (CHAZ), representando el objetivo de algunos de retirarla del control del gobierno. Muy poco después de esto, los participantes cambiaron el nombre de la zona a CHOP. Este cambio se hizo para enfatizar que la zona se estaba utilizando para continuar organizándose contra la brutalidad policial y el racismo.

El establecimiento de CHOP fue una victoria para el movimiento Black Lives Matter. El alcalde tomó la decisión de abandonar temporalmente el Recinto Este. La jefa de policía, Carmen Best, se opuso públicamente al abandono desde el principio. La creación de CHOP fue única o casi única en los EE. UU. Como tal, provocó la ira de los racistas y conservadores en todo EE. UU. El tuitedor en jefe [Donald Trump] denunció al CHOP de ser manejado por “anarquistas espantosos” y amenazó con enviar al ejército de EE. UU. a limpiar la zona.

La denuncia de CHOP como ilegal y peligrosa no reflejaba la realidad. La zona floreció con creatividad. Los activistas plantaron un jardín orgánico en el cercano parque Cal Anderson. Las personas sin hogar instalaron carpas en el parque y en las aceras liberadas. Los activistas copiaron a Washington, DC, al pintar "Black Lives Matter" en letras gigantes sobre la calle en CHOP. Las barricadas estaban adornadas con graffiti. La obra de arte estaba en todas partes. No-Cop Coop regaló artículos gratis. Muchos grupos proporcionaron comida gratis. El área era vibrante y pacífica. Una Asamblea General se reunía todas las tardes.

CHOP fue un espacio central de organización para protestas que se dirigían a otras áreas de la ciudad. Hubo manifestaciones regulares desde el West Precinct al centro de la ciudad. Mientras CHOP continuó, las protestas contra la brutalidad policial y el racismo tuvieron lugar en toda la ciudad y más allá. El 12 de junio, durante la "huelga general" declarada por BLM [1], 60,000 personas marcharon desde el Área Central hasta Beacon Hill, mientras que al menos otras cuatro protestas tuvieron lugar en toda la ciudad. El 19 de junio, miles de personas también salieron por toda la ciudad. El 28 de junio, más de 1000 personas marcharon a la casa del alcalde para exigir que se desfinanciara a la policía, se invirtieran esos fondos en programas sociales en la comunidad negra y se retiraran los cargos contra todos los manifestantes.

Los ataques a CHOP aumentaron después de los asesinatos

El ataque de los políticos y los medios de comunicación aumentó después del 20 de junio, cuando un joven murió trágicamente cerca de CHOP. A partir de ese momento, el aluvión de críticas nunca se detuvo. Desafortunadamente, hubo otros tres tiroteos en o cerca de CHOP en los próximos 10 días. El origen de estos no está claro, pero se culpó a CHOP de todos ellos. En un caso, un hombre negro fue atacado por racistas cuando salía de CHOP a altas horas de la noche. Incluso este ataque intolerante fue atribuido a CHOP.

Complementando los ataques de los medios y los políticos fue el distanciamiento de algunos miembros y falsos amigos del movimiento en CHOP. Al principio, elementos pro-policiales se infiltraron en CHOP, hablando en las asambleas en apoyo de la policía negra y pidiendo diálogo. No tuvieron una buena recepción. Sin embargo, incluso grupos comunitarios que se habían opuesto a los asesinatos policiales se manifestaron contra CHOP. Presionaron su agenda de reforma policial en lugar del severo desfinanciamiento de la policía que CHOP quería. Dijeron que CHOP había cumplido su objetivo y debería disolverse.

Un problema en CHOP que facilitó estos ataques fue una organización central débil. El área estaba muy organizada en cuanto a la prestación de servicios y un centro de discusión y construcción de movimientos. Sin embargo, no tenía un liderazgo reconocido democráticamente elegido. Esto permitía que salieran diferentes mensajes de CHOP. La creación de CHOP fue ad hoc y no formaba parte de una estrategia clara. En un momento dado, una semana antes de su desaparición, un grupo que afirmaba representar a CHOP puso en un tuit que el proyecto había terminado. Otros "líderes" en CHOP lo denunciaron con vehemencia.

El resultado de los continuos ataques políticos y mediáticos, los disparos atribuidos a CHOP, y el parloteo de falsos amigos condujeron a una erosión del apoyo activo a CHOP. Incluso los partidarios se preguntaban cuál era el punto de continuación. Las multitudes en la zona de CHOP disminuyeron cada día. Al final, todavía quedaban algunas docenas acampando en el parque o en la acera cerca del antiguo edificio del recinto policial.

Se hicieron un par de intentos para reducir o eliminar CHOP. Finalmente, en la mañana del 1 de julio, la ciudad se sintió lo suficientemente fuerte como para mudarse con 100 policías y limpiar el área, así como cerrar temporalmente el parque cercano.

El final de CHOP es definitivamente un revés, pero de ninguna manera es el final del movimiento de George Floyd en Seattle. Las manifestaciones continuarán en toda la ciudad. La presión para desfinanciar a la policía y retirar los cargos contra los manifestantes continuará. El ayuntamiento está considerando el presupuesto de la policía y el presupuesto general de la ciudad, y este será un foco de atención. También puede haber manifestaciones directamente contra el cierre y por la liberación de los detenidos de CHOP.

La alcaldesa Durkan ataca a la concejal socialista

Hay otro problema relacionado: el ataque al concejal de Alternativa Socialista, Kshama Sawant, por la alcaldesa Jenny Durkan. Sawant ha pedido la destitución de Durkan por su apoyo a la brutalidad policial en las recientes protestas. Durkan, por supuesto, afirma apoyar a Black Lives Matter y ha otorgado pequeñas concesiones al movimiento.

Durkan ha respondido pidiendo al Consejo de la Ciudad que investigue a Sawant, tal vez conduciendo a su expulsión del consejo. Ella afirma que Sawant hizo mal uso de su oficina para facilitar el movimiento en Seattle. Sawant dirigió una breve ocupación del Ayuntamiento el 9 de junio y luego llevó a los manifestantes de regreso a CHOP (entonces era llamado CHAZ) para reforzarlo. Durkan también dijo que ha abusado de su oficina para apoyar el movimiento Tax Amazon (Asignar Impuestos a Amazon).

Finalmente, Durkan está particularmente molesta porque Sawant habló en una concentración de 1000 personas frente a la mansión de Durkan el 28 de junio. Afirma que Sawant "dirigió" la manifestación, que coreaba "Jenny Resign!" Durkan afirma que esta manifestación la puso en peligro a ella y a su familia. Aunque Sawant fue oradora en el mitin, sin embargo, no lo organizó. La manifestación fue organizada por la seccional de Seattle de Socialistas Democráticos de América (DSA).

El ataque de Durkan es un intento de suprimir el derecho a la libertad de expresión y organización. Muestra su posición real sobre el movimiento Black Lives Matter, el cual contradice su retórica liberal. También muestra algo más: los políticos capitalistas quieren que toda organización política se desarrolle según las reglas "oficiales" que favorecen a los ricos. No creen que sea legítimo que los socialistas u otros activistas del movimiento usen sus posiciones políticas para construir movimientos de base. Estos movimientos amenazan la riqueza y el poder de la clase dominante, y los políticos corporativos quieren hacer todo lo posible para silenciarlos. De todos los miembros del Consejo de la Ciudad, incluso los que dicen ser progresistas, solo Sawant construye activamente movimientos.

En respuesta a la acción de Durkan, Sawant señaló: “El ataque de Durkan sobre mi puesto es un ataque a las campañas de base en las que hemos participado y ayudado a liderar junto a muchos otros, y las victorias progresivas que todos hemos ganado juntos. ... En realidad, este es un ataque contra los movimientos de los trabajadores y todo por lo que luchamos, por parte de un político corporativo que busca desesperadamente distraer de sus fracasos de liderazgo y administración, políticamente en bancarrota. Nuestro movimiento responderá en consecuencia: lucharemos con una unidad y determinación aún mayores ".

¡El movimiento en Seattle y en todo el país debe apoyar firmemente a Sawant en su defensa contra Durkan!

Este artículo fue publicado originalmente en https://socialistresurgence.org/

Esta es una publicación invitada. Las publicaciones de invitados no reflejan necesariamente las opiniones del comité editorial de Left Voice. Si desea enviar una colaboración, contáctenos.

Este artículo, del cual ofrecemos su traducción, se publicó en la página digital de Left Voice de Estados Unidos, la cual es parte de la red internacional La Izquierda Diario.

Traducido por Raúl Dosta para La Izquierda Diario México.



[1movimiento Black Lives Matter







Temas relacionados

Seattle   /    CHAZ   /    Política EE. UU.   /    Kshama Sawant   /    Black Lives Matter   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO