Sociedad

Desidia estatal

La Primaria Nº31 de Pablo Nogués continúa sin clases por falta de edificio propio

Producto de las condiciones de insalubridad que vienen sufriendo niños y niñas en el establecimiento, las clases se encuentran suspendidas desde el lunes pasado. Este jueves los familiares de los estudiantes de la Primaria Nº31 que está funcionando en el patio de la Primaria Nº32 reclamaron ante las autoridades educativas.

Viernes 6 de marzo de 2020 | 02:11

Las escuelas que se incendiaron en diciembre pasado se instalaron provisoriamente en el patio de dos escuelas aledañas, Primaria Nº 32 y Secundaria Nº 4. Los aires acondicionados de las aulas container hicieron que la instalación eléctrica no diera abasto. Varios vecinos corroboraron que es muy baja la tensión en ese barrio. Esta situación llevó a que con temperaturas que superaron los 30 grados esta semana en las aulas se sufriera un calor agobiante. “Muchos chicos se descompusieron” planteó una madre. Finalmente debieron suspender las clases.

Si bien estaban citados medios de comunicación, sólo La Izquierda Diario se hizo presente. Dentro del Salón de Usos Múltiples de la Primaria N°32 se reunieron las madres, padres, personal docente, auxiliares y el subsecretario de educación de Malvinas Argentinas Daniel Morard, los consejeros escolares Marcelo Luna y Aldo Barrera e inspectores. En el aire podía sentirse la tensión y el malestar. Los padres tomaron la palabra reclamando por el no funcionamiento del comedor al cual asisten unos 280 niños. Sobre este punto, en Febrero, el Presidente del Consejo Escolar, Alejandro Perrone, había garantizado que el mismo seguiría funcionando en la Primaria N° 32. Sin embargo, actualmente, los niños están recibiendo sándwiches de fiambre solamente.

También se expresó el descontento por los baños. Se instalaron sólo 4 baños químicos que la empresa encargada desagota 2 veces a la semana, plazo totalmente insuficiente. Como si fuera poco, estos baños totalmente inadecuados para tantos niños no tienen lavabo. Esto resulta problemático en momentos que hay campañas de prevención de epidemias como el Coronavirus. Los niños no pueden ni siquiera lavarse las manos, elemental medida de prevención sanitaria. Mientras sucedía esta reunión, personal del Consejo se encontraba instalando lavabos externos. Esta improvisación constante indigna a la comunidad. Una madre se quejó de que no tienen agua y que pusieron dispensers pero que se vaciaban en seguida. Otros reclamos fueron la falta de mobiliario. “Falta gas a los aires, los matafuegos no tienen prueba hidráulica, falta mapa de riesgo y evacuación” afirmó otro padre.

Frente a estos planteos, Daniel Morard afirmó que “esto es lo mejor que se puede dar, dada la situación” y que “las familias ya sabían que iban a ser estas aulas y estos baños” los que se iban a instalar. Una mujer se quejó “vienen prometiendo que van a empezar las obras y no cumplen”.

Al terminar la reunión se hizo un acta con todos los reclamos que se llevaron las autoridades. Entrevistamos a una madre sobre qué impresión se llevaba: “son las mismas respuestas que nos dieron 3 meses atrás cuando se prendió fuego el colegio, hoy estamos en la misma situación, no cambió nada(...)La situación es crítica, tiene que bajar alguien que nos de una propuesta concreta”.

Frente a la consulta de cómo vivieron los chicos esta situación contó que su “hija vino, se encontró sin aire acondicionado porque los enchufes no eran acordes. Ella estuvo al lado de la ventana y hace 2 días que la tengo con fiebre, empezó con un cuadro viral, conjuntivitis y le agarró gastroenteritis. Vimos chicos que salían sangrando la nariz y eran las 10 de la mañana. Imagínese a la tarde...”. Al ser consultada por las responsabilidades en esta situación mencionó que “La gente de Consejo porque nos viene mintiendo hace años, ya teníamos problemas en la estructura anterior. A Perrone ya le habíamos pedido por los baños, pedíamos cosas y nunca cumplía. La obra de la escuela tendría que estar antes. El señor Intendente apareció una vez a las 7 de la tarde pero le avisaron a pocas personas, sacó una foto y nadie habló nada”.

La delegada de la Secundaria Nº 30, Mei Cabrera, expresó que “indigna la precariedad a la que estamos expuestos. Le pregunté a las autoridades si están dadas las condiciones para que empiecen las clases el próximo lunes en nuestra escuela y no respondieron nada". La docente agregó que "dicen que no hay plata pero el gobernador le pagó el mes pasado 250 millones de dólares a los bonistas ¿Cuántas escuelas se pueden construir con esa plata? Exigimos al SUTEBA Gral. Sarmiento que se haga presente y que defienda nuestros derechos. Tenemos que unificarnos las y los docentes de ambas escuelas con la comunidad educativa para que nuestro reclamo sea escuchado”.

Según informaron las autoridades educativas la obra de la Secundaria N° 30 estará a fines de Abril o principios de Mayo. En cambio la Primaria N° 31 recién empezará la obra cuando termine la de la secundaria, de ahí en más deberá esperar un año.







Temas relacionados

Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO