×
×
Red Internacional

Coronavirus.La Unión Europea y un grupo de países ricos bloquea la liberación de patentes

La Comisión europea rechaza el pedido de liberar las patentes. Una decena de países ricos puede bloquear de forma indefinida el debate en la OMC, aunque sigan muriendo millones.

Martes 8 de junio | 18:43

En octubre de 2020, India y Sudáfrica presentaron el primer pedido para la liberación de las patentes. La mayoría de los países lo rechazó, las farmacéuticas celebraron y desde entonces, han muerto millones. Ahora la iniciativa cuenta con el apoyo de 44 países y otros 63 países la patrocinan, según Médicos Sin Fronteras.

Sin embargo, desde la Unión Europea (UE) se siguen oponiendo a la liberación de patentes. Y su oposición entierra la posibilidad de que esta se haga efectiva, porque en la Organización Mundial de la Salud (OMS) se necesita un apoyo unánime de los 164 países que la integran para que una medida se apruebe. Con este panorama, el debate sobre la liberación de las patentes podrá seguir indefinidamente.

La Comisión Europea propone, en cambio, un proyecto de licencias obligatorias. Esto es, la suspensión temporal de la exclusividad de las patentes, para que otras empresas las puedan usar, previo pago de royalties a sus titulares. Esto es nada más que facilitar acuerdos comerciales entre farmacéuticas, pero no significa la liberación total de las patentes que se está exigiendo para hacer frente a la catástrofe de la pandemia.

Además, como plantean varios especialistas sanitarios, el mecanismo de las licencias obligatorias ya está contemplado en la legislación de varios países, pero ni siquiera se está aplicando.

Desde la UE proponen mecanismos para promover que las farmacéuticas privadas lleguen a acuerdos comerciales entre. A su vez, sostienen que hay que animar a “los productores a ampliar su producción y que los países que más necesitan vacunas las reciban a un precio asequible". Algo que solo significa más estímulos económicos para las empresas privadas, mientras las patentes, que implican la apropiación de un bien común de la humanidad como el conocimiento técnico científico, seguirán alimentando sus negocios.

Para justificar esta posición, la UE utiliza los mismos argumentos que el lobby de las empresas farmacéuticas, que advierten que eso podría “desincentivar la inversión en investigación”. Una falacia absoluta, porque la realidad es que la investigación de vacunas ha estado financiada en gran parte por dinero público.

El lobby farmacéutico está representado en primer lugar por la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA). La junta directiva de este grupo está formada por directivos de Pfizer, Johnson & Jhonson y AstraZeneca. Y según un informe publicado recientemente por el Corporate Europe Observatory (CEO), este lobby tiene una “amplia influencia en la toma de decisiones de la UE”. Durante la pandemia, han mantenido reuniones constantes con las autoridades de Bruselas para garantizar la inviolabilidad de las patentes.

Todos los hipócritas discursos “humanitarios” de la Unión Europa se caen a pedazos frente a esta crisis, que muestra que solo actúan para proteger los negocios de las grandes multinacionales farmacéuticas, a costa de la muerte de millones en todo el planeta. Y no se trata solo del crimen que implica la muerte de cientos de miles en los países más pobres. Ante una crisis pandémica mundial, si no se logra terminar con la alta transmisión del coronavirus en todo el mundo, la posibilidad de nuevas cepas y nuevas olas de contagios sigue abierta para todos los países. La actitud de la UE y países como Japón, Reino Unido o Noruega es abiertamente criminal.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias