Juventud

ROSARIO

La fuerza de seguridad que reemplaza a Gendarmería asesinó a un joven

El domingo pasado la Policía de Acción Táctica junto al Comando Radioeléctrico desataron una balacera en bulevar Seguí y Ayacucho, para detener a dos ladrones. La consecuencia fue la muerte de Jonathan Herrera, un joven de 23 años ajeno al episodio que recibió un disparo en su cabeza.

Martes 6 de enero de 2015 | Edición del día

El domingo pasado Tablada comenzó el año con la pérdida de un joven trabajador.

Alrededor de las 14.30 en la esquina de bulevar Seguí y Ayacucho, el Comando Radioeléctrico y la Policía de Acción Táctica desembarcaron un operativo para detener a dos ladrones. Se desató una balacera que terminó con la vida de Jonathan Herrera, un reciente padre de 23 años que estaba lavando un auto en la puerta de su casa, ajeno al episodio. La investigación quedará en manos de la fiscalía de Homicidios Dolosos, a cargo de Adrián Spelta.

Tras la denuncia de un robo en una juguetería en San Martín al 3500, la policía comenzó a perseguir a los ladrones disparando indiscriminadamente. La consecuencia fue la muerte del joven que trabajaba en un comercio del centro de la ciudad y además lavaba autos en el lugar en el que fue asesinado. Los vecinos no soportaron la bronca del hecho y comenzaron a arrojar piedras a la policía para que se retiren y terminen con los disparos.

Aun no se clarificó de donde vino el proyectil que recibió el muchacho, sin embargo los testigos presentes culpan a la policía por la muerte de Herrera. Una vecina del barrio declaró a La Izquierda Diario que el joven ante los disparos se asustó y corrió a esconderse detrás de un árbol. Ese árbol se encontraba justo enfrente de donde estaban concentrados los policías y aún permanece la marca del disparo en el tronco con el cual intentaba resguardarse Jonathan. Además agregó: “A uno de los ladrones ya lo habían detenido y sin embargo seguían disparando, en la estación de servicio de la esquina hay cámaras de seguridad que registraron todo”.

Ayer, familiares y amigos velaron a Jonathan, quien había sido padre hace poco tiempo. Dolor e impotencia es lo que dejó esa tarde de enero en un barrio donde viven familias trabajadoras. Dos fuerzas de seguridad de Rosario se unificaron en un gran operativo para atrapar a dos ladrones y balear como en un campo de guerra a los vecinos. “alevosa y temeraria” fue la calificación del hecho de algunos presentes.

El caso de Jonathan no es aislado. El pasado 21 de diciembre, mientras la ciudad se preparaba para los festejos navideños, Mario Rodríguez fue asesinado en Av Peron al 6200, en la zona oeste de Rosario. En un primer momento acusaron a la victima de haber sido participe de un robo a una panificadora y manejaron la hipótesis de que lo habían linchado. Días después la autopsia demostró que la muerte había sido causada por un disparo de un arma calibre 22, por lo cual están investigando si el disparo vino por parte de algún policía y en las cámaras de seguridad no se visualiza el robo, solo una discusión. La madre de la victima declaró a medios locales: "Que muestren los videos, porque en la comisaría nos dijeron que había un video en el que se veía una discusión, no un asalto. Entonces que demuestren si mi hijo se metió a robar".







Temas relacionados

Policía de Acción Táctica   /    Rosario   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Santa Fe   /    Juventud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO