Mundo Obrero

#CoronaVirus

Empresa gastronómica dejó a 80 familias en la calle

La firma Oviedo SRL despidió a 80 trabajadores en Rosario. Cobraron entre 1500 y 3000 pesos y les dieron una miserable canasta de alimentos podridos y con insectos. El 70 % de ellos, no cobrarán nada por estar en la informalidad.

Martes 7 de abril | 22:05

El Lunes 6 de abril Milano, Roma, Morada Francia, Morada Avellaneda y Napole, grandes agentes de la gastronomía rosarina dejaron en la calle a más de 80 familias. Del conjunto de los despedidos, solo el 30% están anotados y cobraron entre 1500 y 3000 pesos, también recibieron una “compensación” de alimentos podridos y con insectos dentro. Sobre las bases de esa miseria el 70% de los empleados restantes no cobrará nada ya que trabajaban en la informalidad. Oviedo SRL es la firma de esta empresa que en medio de la pandemia y a pesar de la existencia de un DNU que prohíbe los despidos, ataca a sus empleados con despidos y reducciones salariales.

Una de las ex trabajadoras de La Morada denunció en La Izquierda Diario que las condiciones laborales eran completamente precarias en jornadas de nueve horas: el barra cobraba 410 pesos, la bachera 360 pesos y los encargados (10 hs) 600 pesos, sin contar con obra social ni ART. Los mozos trabajan por comisión, es decir que no tienen un sueldo base, dependen de cuanta gente ingrese al local. El personal anotado no contaba ni con aguinaldo, ni con vacaciones. "El trato por parte de los dueños y muchos encargados es de insultos, gritos, basureo, cumpliendo tantas horas de trabajo te controlan la comida que te dan, cuando es de hace muchos días atrás, y lo mismo pasa con lo que le dan a la gente", testimonia.

Durante estos días se vio la impunidad de empresas millonarias como Mc Donalds y Burguer King que despiden a miles de trabajadores y recortan los salarios, haciéndoles contratos basura donde no gozan de mínimos derechos laborales, situaciones similares o peores se repiten en los trabajadores de la gastronomía local, producto del decrecimiento económico generado la crisis sanitaria. Los rubros más precarizados como la gastronomía son los que hoy por hoy se están viendo muy golpeados, dado que sus malas condiciones de trabajo no les permiten tener amparos legales.

Para la mayor parte de los gastronómicos, la suspensión de despidos que decretó Alberto Fernandez no los incluye ya que no tienen ningún derecho laboral, y cuando las empresas dejan de ganar tanto como lo venían haciendo, el primer paso es el recorte de personal, el recorte de salarios y en muchos casos el cierre de las cocinas. En momentos donde la única salida que se da a la crisis sanitaria es el aislamiento social obligatorio queda a la vista de todos como diariamente, cientos de familias son arrojadas a la miseria, perdiendo sus fuentes de trabajo y único ingreso.

Desde hace dos días, sectores de la juventud precarizada se organizaron en las redes en un twitazo con las consignas #McEstafa y #PandemiaSonLosEmpresarios. Estos primeros pasos de organización para enfrentar los atropellos patronales que están queriendo hacer las empresas con completa impunidad, mientras el gobierno no toma cartas en el asunto y desfinancia el Anses para financiar grandes empresas millonarias, son el ejemplo a seguir.

Son muchos los que no quieren resignarse a que esta crisis, que generó un puñado de millonarios, la tengan que pagar las grandes mayorías. La coordinación de esa fuerza de trabajadores y sectores populares es la que le puede hacer frente al coronavirus pero también a la pandemia parasitaria de los empresarios. Para todos estos trabajadores es necesario de forma urgente un salario de emergencia de 30000 pesos, para que puedan subsistir, porque sus vidas valen más que las ganancias.







Temas relacionados

Covid-19   /    Coronavirus   /    Abuso patronal   /    Impunidad   /    Rosario   /    Despidos   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO