Política

SPOTS Y MÁS POLICÍAS

La mano dura vuelve a ser campaña

Massa lanzó un spot que da miedo. Scioli graduó a cientos de policías, que también dan miedo. Tras las inundaciones, sigue la campaña electoral y los candidatos del poder vuelven a machacar con “la seguridad”.

Miércoles 19 de agosto de 2015 | Edición del día

"Hacer lo mejor posible su trabajo, para cumplir con las expectativas de la sociedad”. Con esta frase el gobernador de la estratégica provincia de Buenos Aires, el mismo que dijo a los inundados que su desgracia es producto de una sudestada, ayer les dio el alta a 311 cadetes de la primera promoción de la policía local en el partido de Malvinas Argentinas.

El candidato a presidente del Frente Para la Victoria remarcó que "las policías locales hoy son una realidad para la Provincia y un proyecto para el país", y que es “la mayor inversión que tiene un gran impacto social y económico que ha generado más de 30.000 puestos de trabajo en forma directa y 50.000 indirecta”.

El candidato del “modelo”, que se llenó la boca hablando de inclusión y derechos humanos, ¿no podía haber considerado invertir en obras públicas que evitaran las inundaciones y de ese modo generar trabajo genuino?

Vale recordar que Scioli gobierna la Provincia de Buenos Aires desde el año 2007 y desde ese entonces es el jefe de la Policía. La misma que mató a Luciano Arruga, quien desde enero de 2009 estuvo desaparecido durante 5 años y 8 meses. La misma que está implicada en la desaparición de Jorge Julio López. La misma que, junto al Servicio Penitenciario Bonaerense, cada 36 horas mata a un pibe a causa de gatillo fácil.

Scioli es quien designó a Alejandro Granados como ministro de Seguridad. Un promotor de la tolerancia cero y la mano dura.

Miedo x Seguridad

Quien no podía dejar de “dar la nota” si se habla de inseguridad es el candidato del Frente Renovador, Sergio Massa.

Luego de ser increpado por vecinos inundados del mismo Tigre del que fue intendente durante años, Massa lanzó un nuevo spot audiovisual proponiendo mano dura y cárceles para todos los gustos.

La propuesta del candidato que volvió a sonreír pos PASO es cambiar “miedo por seguridad”. En su spot propone declararle la guerra al narcotráfico y a la inseguridad con todas las fuerzas represivas del Estado, incluyendo nada menos que a las Fuerzas Armadas. Anuncia también la creación de nuevo Código Penal en el que, entre otras cosas, se bajará la edad de imputabilidad a los 14 años.

Al igual que Scioli, Massa también propone cumplir con las supuestas “expectativas de la sociedad”: cámaras, seguridad extrema y gatillo fácil (todo eso al servicio de los ricos y de quienes viven refugiados en sus countries, narcos millonarios entre ellos).

Massa puede avanzar en una campaña reaccionaria como ésta, en la que garantiza que pondrá a las Fuerzas Armadas en las calles, en gran medida por el gran favor hecho durante todos estos años por el propio gobierno nacional, que impulsa la reconciliación de la sociedad con esas fuerzas genocidas, las que al día de hoy continúan plagadas de torturadores y desaparecedores provenientes de la dictadura. La realización de algunos juicios donde se pudo condenar a algunos represores emblemáticos, no puede ocultar que se mantiene prácticamente intacto el aparato represivo heredado del genocidio. Un aparato que incluso fue fortalecido con el “modelo Milani”.

Capítulo aparte merece la propuesta massista de crear cárceles fábrica, cárceles escuela, cárceles de mujeres y cárceles para menores. Todo un catálogo criminalizador con curiosos objetivos laborales, educativos, de género y para la adolescencia.

¿Y Mauricio?

No olvidemos al líder del PRO y de Cambiemos, que en la Ciudad de Buenos Aires tiene vía libre para comprar las pistolas eléctricas Taser y equipar a la Policía Metropolitana. Más allá de las chicanas que le haga a Scioli por la “escapada a Italia”, el jefe de Gobierno porteño en vez de estar pensando en la educación, la vivienda y la salud, da rienda suelta a la represión de los trabajadores y el pueblo pobre de la Ciudad con descargas eléctricas.

El slogan de campaña del candidato elegido por Cristina, “llevaremos la policía local a todo el país”, no sólo podría adecuarse a cualquiera de los otros dos candidatos del ajuste, sino que ahora parecen embarcarse en una frenética carrera por ver quién será el elegido que pueda aplicar mayor mano dura.

Los tres candidatos bregan por avanzar en la criminalización y el control social de la población trabajadora y pobre, sobre todo de la juventud. Todo lo contrario a lo que propone y por lo que lucha el Frente de Izquierda.







Temas relacionados

Inseguridad   /    Mauricio Macri   /    Daniel Scioli   /    Sergio Massa   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO