La muerte de una mujer en una guardia expone el colapso del sistema de salud en Neuquén

Trabajadores y trabajadoras de salud denuncian que la muerte de una mujer en la guardia del hospital Castro Rendón sin poder ser internada por falta de camas, dejó a la luz la saturación y sobrecarga del sistema sanitario neuquino.

Jueves 22 de octubre | 17:17

Fotos: Gentileza Flor Salto
La muerte de dos pacientes con coronavirus y enfermedades en fase terminal en la guardia del hospital Castro Rendón sin poder ser internados por falta de camas, dejó a la luz el colapso del sistema de salud en la provincia de Neuquén.

Con un promedio de 600 casos por día y el 99 por ciento de las camas de terapia intensiva ocupadas, desde hace semanas, los centros de salud se encuentran en el peor momento de la pandemia.

A pesar de la vuelta a fase de aislamiento, no se logró bajar la curva de los contagios. Ya se superaron los 20.000 casos y más de 11.000 están activos.

El Gobierno del Movimiento Popular Neuquino, también está en su peor momento tomando medidas erráticas, sin acatamiento por parte de los intendentes que decidieron abrir actividades económicas presionados por las cámaras empresariales.

La situación es grave y el peso de la crisis sanitaria sin precedente, recae en las espaldas de los trabajadores y trabajadoras de la salud

“Una mujer falleció en la guardia y aunque no era recomendado el uso de respirador, no había camas disponibles. Más allá de esta noticia, preocupa si será la única que recibiremos en estos días”, expresaron los integrantes del Comité de Seguridad e Higiene del hospital Castro Rendón.

El personal de salud está agotado, angustiado por la situación. “Les trabajadores de salud somos lo último que ven las víctimas de Covid. Y somos los más autorizados para denunciar que durante estos siete meses no se tomaron medidas de fondo ante la crisis sanitaria. La responsabilidad es del Gobierno y no de les trabajadores”.

El secretario general de Siprosapune, César Dell´Ali, en una entrevista radial, aseguró que el caso salió a la luz en las últimas horas es expresión de la sobrecarga y saturación del sistema.

“En otra situación esta paciente llega a la guardia y se podría haberle dado una cama para darle confort y sostenimiento y terminar el proceso con cierta tranquilidad”. Sin embargo, con el 99 por ciento de las camas ocupadas, “la situación habitual para el manejo de camas con tranquilidad que a uno le permita ir definiendo las distintas situaciones de los pacientes está muy lejos”.

Dell ’Ali, advierte que “va a haber muchos pacientes que ingresen por guardia, que tienen criterio de internación de distinto tipo, pero no está la cama. O para que la cama aparezca hay que esperar un tiempo y hay que depender de algún paciente que fallece o alguna situación de alta que permita hacerlo”.

Esta es la realidad cotidiana que vive el equipo de salud que está en la primera línea. “Esto genera una situación de desgaste, de desánimo y angustia permanente. Es muy angustiante estar en una situación con dos o tres pacientes y no le podes dar el paso subsiguiente de internación que se requiere”, contó el referente de les profesionales.

Y explicó que se llegó a esta pandemia con “un sistema que venía debilitado y con disminución franca del agrupamiento profesional. Obviamente esta situación ahora tiene otros agravantes. Parte de este equipo de salud se enferma porque está expuesto por la sobre exposición constante, por la necesidad de generar acciones aumento de horas de trabajo, aumento de guardias, yendo de un paciente a otro teniendo que hacer todo el procedimiento que implica el cuidado, favorece que se cometan errores y que se contagie con más facilidad el equipo”.

Por su parte, Julieta Katcoff, referente de la Secretaría de las Mujeres del Hospital Castro Rendón, en una entrevista en radio Nacional se refirió a la crisis histórica del sistema sanitario y la necesidad de poner todos los recursos al servicio de garantizar el acceso igualitario a la salud de la población.

  •  Es enorme la presión en la que nos encontramos los trabajadores y trabajadoras de la salud. El agotamiento y el estrés que implica estar en la primera línea sin los recursos necesarios para garantizar la atención.
  •  La responsabilidad es de los gobiernos que no han destinado los presupuestos necesarios para fortalecer el sistema de salud mientras el gobernador Gutierrez y el presidente Alberto Fernández anunciaron hace pocos días, mayores beneficios para las petroleras en Vaca Muerta.
  •  Ante el colapso, resulta necesario que se declaren de utilidad pública todos los recursos sanitarios existentes en la provincia y que se centralice el subsector público, privado y el de obras sociales. Que todos los recursos estén bajo la órbita estatal con control de trabajadores y usuarios, para planificar la utilización de esos recursos en función de priorizar el criterio de atención por encima de las ganancias de los empresarios que se siguen llenando los bolsillos a expensas de la salud de la población.

    El Frente de Izquierda propone medidas de emergencia frente a la crisis sanitaria y social

    Presentó en la Legislatura de Neuquén, un proyecto de leyque contempla una serie de medidas de emergencia para proteger a la población socialmente vulnerable, en medio de la la agudización de la crisis sanitaria y social.







    Temas relacionados

    Crisis sanitaria   /    Hospital Castro Rendón   /    Neuquén

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO