Sociedad

OPINIÓN

La selfie de los fiscales de Guernica

No hay imágenes inocentes. El papel crucial de la fotografía en la lucha ideológica.

Daniela Higa

Integrante de la Asamblea de Docentes Autoconvocados de Escuelas Artísticas Vocacionales

Jueves 29 de octubre | 12:48

Cuando estudiaba fotoperiodismo en Argra, con un compañero y gran fotógrafo, solíamos citar con mucha frecuencia a León Gieco: “saquemos una foto para dar una señal, de que estamos vivos y vamos por más”. Entendíamos que la fotografía era eso, mostrar que estamos vivos, dejar el registro.

Hoy veo esta selfie que se sacaron los fiscales Juan Cruz Condomí Alcorta, Lisandro Damonte y Marcelo Romero en Guernica, mientras desalojaban y reprimían a cientos de familias.

“Me tomé una selfie con mis colegas para demostrar que estaba todo bajo control. No veo cuál es la falta de respeto” fue la respuesta que dio Juan Cruz Condomí Alcorta a un medio cuando le preguntaron por esta foto.

Te puede interesar: [PROGRAMA ESPECIAL] Así fue la represión y la resistencia en Guernica

En un mundo donde la vorágine de las imágenes aumenta día a día, donde la sociedad capitalista crea toda una cultura basada en las imágenes, es necesario que frenemos en esta foto. ¿Qué querían mostrar los fiscales? ¿Por qué sacarse una selfie? Vemos el fuego por detrás de las casillas que la bonaerense prendió, con las pocas pertenencias de las familias dentro. Vemos a la policía que pareciera que está descansando después de haber disparado a mansalva desde las primeras horas de la mañana, mientras a los 3 fiscales el sol tibio de la mañana les da en la cara.

¿Por qué esta provocación? ¿Se sienten tan superiores que se sacan una selfie como si estuvieran en la playa o en la arena del coliseo después de una victoria? El verdadero contenido de esta foto es invisible. Es importante que entendamos eso, el mensaje que está detrás de esta foto, consciente o inconscientemente. Entendamos que tomaron la decisión de sacarse una selfie, y no sólo eso, sino que la subieron a las redes sociales para que veamos, que ellos están sonrientes, triunfantes, después de haber reprimido a las miles de familias sin techo. No hay nada de inocente en esta foto. Nos muestran que para ellos el desalojo fue un espectáculo, del cual participaron, y les avisan a los responsables del brutal desalojo que la función terminó.

En contraposición a esta selfie de amigos sonrientes, están las fotos de “los vencidos”,
John Berger decía: “Cada fotografía es, en realidad, un medio de comprobación, de confirmación y de construcción de una visión total de la realidad. De ahí el papel crucial de la fotografía en la lucha ideológica. De ahí la necesidad de que entendamos un arma que estamos utilizando y que puede ser utilizada contra nosotros”

También podes leer: Sindicato docente de Mendoza repudió la represión a familias sin techo en Guernica

En contraposición a esta selfie de amigos sonrientes, están las fotos de “los vencidos”,
John Berger decía: “Cada fotografía es, en realidad, un medio de comprobación, de confirmación y de construcción de una visión total de la realidad. De ahí el papel crucial de la fotografía en la lucha ideológica. De ahí la necesidad de que entendamos un arma que estamos utilizando y que puede ser utilizada contra nosotros”.

Hoy, 13 años después de mis años de estudiante, vuelvo a recordar esa frase de la canción Familia Rodante, y me asusta el pensar que ellos también quieren ir por más. Tendremos que estar preparadas y preparados para cuando eso suceda.







Temas relacionados

Guernica   /    Derecho a la vivienda   /    Fotografía   /    Represión policial   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO