Sociedad

ACTUALIDAD

La sonrisa de Mona Lisa

¿Se ríe o solo sonríe? ¿Nos sigue con la mirada? ¿Es hombre o mujer? Una vez más la obra de Leonardo da que hablar con un nuevo descubrimiento de la enigmática pintura: su sonrisa.

Sábado 22 de agosto de 2015 | Edición del día

Lo dieron a conocer investigadores de las universidades británicas de Sunderland y Sheffield Hallam. Los especialistas estudiaron las similitudes con “La Bella Principessa”, que el artista pinto previamente entre los años 1495 y 1496. En este último retrato aparece una joven pintada de perfil y con una sonrisa semejante a la que tiene la Mona Lisa.

Los investigadores concluyeron que en ambos casos, Da Vinci utilizó la técnica de la “sonrisa inalcanzable”. El efecto logrado es la sensación de que el rostro cambia de expresión. La técnica que se la conoce con el nombre del difuminado o "sfumato" elimina las líneas claras y difumina los contornos logrando que la sonrisa se funda con el resto de la cara.

¿Pero realmente está sonriendo? Si la miramos fijo rápidamente esa sonrisa desaparece pero luego vuelve a aparecer sólo cuando la vista se fija en otras partes del cuadro.

El juego mágico que nos muestra el gran Leonardo con las sombras y el sfumato refuerza la sensación de desconcierto que produce… la sonrisa o la mueca o el gesto de amargura.

Interpretaciones siempre las hubo y las habrá por miles. Hasta Freud interpreto la sonrisa de la Mona Lisa como el recuerdo latente que había en Leonardo de la sonrisa de su madre.

Pero fue en 2005 que la profesora de Harvard y experta en percepción visual, Margaret Livingstone desveló en el Congreso Europeo de Percepción Visual de Coruña que la enigmática sonrisa es "una ilusión que aparece y desaparece debido a la peculiar manera en que el ojo humano procesa las imágenes". El ojo humano tiene una visión fotópica (directa) y otra escotópica (periférica). La primera sirve cuando se trata de percibir detalles, pero no es apta para distinguir sombras, que es la especialidad de la segunda. Leonardo pintó la sonrisa usando unas sombras que se ven mejor con la visión periférica.

Los expertos realizaron además diversos experimentos con voluntarios y con impresiones de los cuadros, mostrándoselos a diferentes distancias y con ligeros desenfoques, pidiendo que dieran su opinión sobre la expresión de las modelos. Los voluntarios notaban cambios en la expresión cuando en la imagen sólo se veía nítidamente la boca, pero no cuando se veían el resto de los rasgos pero se tapaba la boca.

"Los artistas llevan mucho más tiempo que nosotros, los neurobiólogos, estudiando los procesos visuales. Incluso el artista italiano creó esa ilusión usando "de manera intuitiva" unos trucos que ahora comienzan a tener base científica” señaló Livingstone.
Foto 3: Virgen de las rocas

Debajo de la foto poner: Los investigadores creen que Leonardo comenzó a utilizar la técnica del sfumato en su obra la Virgen de las rocas en 1483.

Después de 5 siglos Leonardo reafirma que es uno de los más grandes pintores de todos los tiempos y probablemente la persona con el mayor número de talentos en múltiples disciplinas que ha existido.







Temas relacionados

Leonardo da Vinci   /    La Mona Lisa   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO