A 80 AÑOS DE SU ASESINATO

La tarea sagrada del Ejército Rojo

Presentamos la traducción al castellano de uno de los pocos discursos grabados de Trotsky en medio de la guerra civil rusa. Algunos datan este discurso en 1919. Otros en 1920.

Gabriela Liszt

@gaby_liszt

Martes 11 de agosto | Edición del día

La tarea sagrada del Ejército Rojo

Erick Fishuk*

Este es el segundo de los raros discursos que pronunció en el inicio de la Revolución de Octubre Trotsky (nacido Lev Davidovich Bronstein), líder socialdemócrata ucraniano que se alió a los bolcheviques en 1917 y se convirtió en fundador y jefe del Ejército Rojo, vencedor de la Guerra Civil Rusa contra los opositores de Lenin y garante de la consolidación del poder comunista en la futura URSS. Aparentemente, en el período inicial de la Revolución Rusa, solo existen dos discursos grabados por él, a pesar de su todavía enorme papel en el régimen, habiendo sido el primero, de 1919,sobre las repúblicas soviéticas, ya publicado aquí. Trotsky filmó otros discursos en inglés y francés en el período final de su vida, y pretendo publicarlos subtitulados en breve.

Trotsky cuenta la historia de un viejo tártaro que lo había visitado para agradecer la expulsión de las tropas cosacas antibolcheviques de la región en que vivía, alegando que ellos cometían abusos y extorsiones supuestamente evitados por los comunistas. A partir de este ejemplo, el líder busca con orgullo definir un carácter de clases a la guerra civil en curso, colocando a los “blancos” al lado de una burguesía asesina y antipopular, y a los “rojos” como defensores de los pobres y de la libertad. Por esto, el soldado de Lenin no debería olvidarse de luchar siempre en interés de combatir la pobreza.

Este discurso, cuyo título inicial es “Sviaschennaia zadacha Krasnoi armii”, parece incógnito incluso para los propios rusos. El audio tiene mala calidad, y esto debe haber dificultado la transcripción en su totalidad: el colaborador de SovMusic.ru pareció el más perdido, y otro sitio tiene una versión más completa. Con esfuerzo e investigación, completé de alguna forma los pocos vacíos y lo daté con el año 1920, como hace la mayoría de los sitios, aunque algunos indiquen 1919. A continuación, antes de los textos en portugués y ruso, está el video subtitulado, publicado en mi canal O Eslavo en YouTube y en el cual hice las simplificaciones necesarias para acelerar la lectura:

La tarea sagrada del Ejército Rojo. Discurso del Comisario del Pueblo para Asuntos Militares y Navales, camarada Trotsky.

¡Camaradas soldados del Ejército Rojo! El 8 de marzo de este año, el viejo tártaro Burmai, (1) natural de la provincia de Samara (2), vino a verme en el Comisariado del Pueblo para Asuntos Militares. Él fue mandado de Moscú por los coterráneos, trabajadores campesinos tártaros, y con lágrimas en los ojos agradeció al Poder Soviético por haber liberado a su provincia de las bandas de Dutov. (3) Esto es lo que me dijo:

“La presencia de cosacos en nuestro pueblo fue terrible. Sus oficiales no solo se apoderaban de nuestros caballos, ganado, cereales, sin pagar nada, principalmente a los campesinos pobres. ¡No, aún más, nos humillaban, perseguían, agredían y fusilaban! Nosotros, tártaros, sufríamos lo peor. Oímos que el Ejército Rojo se estaba desplazando hacia la provincia de Samara, pero no sabíamos si sería mejor o peor. Y cuando los cosacos dejaron el pueblo, dando paso a los soldados rojos, enseguida percibimos que eran personas diferentes. No fuimos más ultrajados, los soldados hablaban con nosotros como hermanos, en el pueblo y en todos los alrededores se estableció el orden. ¡Respiramos aliviados y bendecimos al Ejército Rojo!”

Así me dijo el viejo tártaro, padre de una familia numerosa, y oyendo estas palabras, camaradas soldados, me sentí inmensamente orgulloso de nuestro Ejército Rojo obrero-campesino. Este pequeño ejemplo tradujo el legítimo carácter de las tropas revolucionarias, así como el sentido pleno de esta guerra que nos obligan a librar. De un lado, las tropas burguesas carniceras (4) representan en la práctica, en todo y cualquier lugar al que llegan, la peor forma de engaño que había bajo los zares, la opresión de los pobres. Del otro lado, las tropas rojas traen la liberación a todos.

Entonces, recuerden: es muy claro que a ustedes les compete garantizar la comida y bebida de los pobres (5). Mala suerte para el soldado que no entiende para qué fue designado. ¡Y al auténtico soldado del Ejército Rojo, que defiende con coraje y honestidad los derechos e intereses de los pobres, el honor y la gloria, y la gratitud de las masas trabajadoras!

Notas: (Erick Fishuk)

(1) Las transcripciones que encontré daban, sin tener la certeza, el nombre como “Бурлаев” (Burlaiev) o “Бурлай” (Burlai), pero a mi oído pareció mejor “Бурмай” (Burmai), que también puede ser tanto un pronombre como apellido de origen turco.

(2) En ruso, “provincia de Samara” es “Самарская губерния” (Samarskaia gubernia), siendo la gubernia una división administrativa hoy extinta y llamada governorate (gobernación) en inglés. Está estrictamente definida en portugués, pero sin traducción exacta, como división administrativa dirigida por un gobernador, y una de las definiciones del diccionario Aurélio (2004) para “gobierno” es precisamente “territorio de la jurisdicción de un gobernador”. Wikipedia en portugués oscila entre las traducciones “provincia” (entrada “guberniya”), forma que adopté para fluir la lectura y evitar confusión, y “gobierno-general” (entrada “governorate” – gobernación en inglés)

(3) Aleksandr Ilich Dutov (1879-1921), líder de las tropas cosacas durante el período zarista, ya en noviembre de 1917 dirigió una revuelta antibolchevique en el sur de Rusia, después se integró a las tropas “blancas” de la guerra civil y, tras la derrota, fue asesinado en el exilio chino por un agente comunista.

(4) Trotsky aparentemente pronuncia “боинские” (boinskie), con acento en el primer И (i), que debe ser una forma antigua o dialectal de la palabra.

(5) El extracto “наружи... бедноты” no estaba en ninguna de las transcripciones online, y fue quien sacó de oído, aun no teniendo certeza de la exactitud.

* Erick Fishuk es estudiante de doctorado en Historia Social, Universidad de Campinas (Unicamp).

Aquí el audio sin imagen:

Traducción al español: Romina Vermelha.







Temas relacionados

Trotsky. A 80 años de su asesinato   /    Ejército Rojo   /    Revolución rusa   /    León Trotsky

Comentarios

DEJAR COMENTARIO