Mundo Obrero

LA MATANZA

Laferrere: el poder de la alianza entre los trabajadores de la educación y estudiantes

La secundaria 23 de Laferrere, mantuvo la suspensión. A pesar de los aprietes de inspectores y autoridades, la alianza de los trabajadores de la educación con la juventud, y la comunidad que los acompaña, se planta en defensa de la educación pública.

Nadia Alessandrelli

Sociologa | Docente, delegada secundaria 23 de Laferrere | @AlessNadia

Martes 28 de agosto de 2018 | 11:17

La secundaria 23, entra en la tercera semana de suspensión, viene organizándose en asambleas de familiares, docentes y estudiantes. En ellas definen paso a paso qué hacer, piden respuestas concretas a los problemas edilicios, debaten sobre la necesidad de aumento de presupuesto a la educación porque saben que plata hay pero la utilizan para pagar al FMI y la deuda externa.
Mientras las escuelas se caen a pedazos, tienen en claro que la responsabilidad es de los gobiernos, llaman a instancias de coordinación y gritan fuerte que no quieren ni una muerte más como sucedió en el crimen social de Moreno que se cobro la vida de Sandra y Rubén.

¿De qué lado de la mecha te encontras?

El viernes 24 de Agosto, realizaron una asamblea que luego del debate voto a favor de seguir con la suspensión de las clases y una agenda a seguir. Por la tarde de ese mismo día, llega un “comunicado oficial” de la dirección, convocando a volver a clases el lunes 27 y fundamentando que no había ningún tipo de riesgo.
Vale decir, la escuela tiene el gas cortado porque hay fugas, el trabajo que se hizo de electricidad es superficial (solo se cambiaron tubos), y como dice el comunicado de la dirección siguen los problemas de filtración, por eso sugieren que los días de mucha lluvia se suspenderán las clases.

Esta actitud de los directivos genero muchísima bronca en la comunidad educativa que le viene poniendo el cuerpo a esta situación, están muy comprometidos en la defensa de la escuela pública. Se sumaron los estudiantes del terciario 56, que funciona en el mismo edificio que la secundaria en el turno noche, ya que como muchos terciarios no cuentan con edificio propio, vienen a las asambleas y se aliaron a la secundaria 23 en esta lucha.
Ayer los y las jóvenes secundarias se plantaron frente a la decisión unilateral, y a espaldas de la comunidad, que tuvieron los directivos. La asamblea estaba convocada a las 7.30am, ellos y ellas estuvieron ahí desde las 6 de la mañana bloqueando la entrada para garantizar lo que se había votado democráticamente en asamblea (continuar con la suspensión porque con las condiciones edilicias de la escuela, se corre riesgo de vida), y asegurar el desarrollo normal de la nueva asamblea. Muchas de estas jóvenes fueron protagonistas de la gran movilización del 8A, rodeando el Congreso, contra los Senadores que son un puñado que define sobre millones de mujeres que reclaman el derecho al aborto, hoy les están dando fuerza a las madres que junto a sus hijas y las docentes defienden la escuela pública.

En la secundaria 23, se rompió la normalidad porque los docentes, que fueron 50 en la asamblea de hoy, dejaron de naturalizar las condiciones en que se trabaja y se estudia, y junto a los estudiantes están defendiendo la educación pública.
Esta alianza de los trabajadores de la educación con los estudiantes, junto a las instancias democráticas que desarrollaron es un ejemplo para potenciar la lucha.
La asamblea de docentes, estudiantes y familiares, es la que decide.

El equipo directivo decidió defender su postura, frente a toda la comunidad que estaba ahí intentando “abrirle los ojos”, explicándole en las condiciones en que se encuentran las escuelas, que no es la 23 sola, si no que hay 70 escuelas suspendidas en La Matanza, y 850 a nivel provincial. También le explicaron, que la educación es una variable de ajuste y que por eso vemos a las universidades públicas organizándose y saliendo a la calle.
Otro argumento del equipo directivo es la presión que ejerce el inspector de nivel secundario, quien utiliza todas sus herramientas como funcionario para quebrar la lucha.
Por eso no hay confianza con ninguna autoridad, ni en los inspectores, ni en los jefes regionales que están haciendo todo lo posible para que pase el ajuste de Vidal.

Finalmente se voto mantener la suspensión y participar de la marcha distrital que se realizará hoy a Jefatura. También de la que se llevará adelante el miércoles a La plata, donde nos encontraremos con los trabajadores del Astillero Rio Santiago.
Ir a la marcha universitaria del 30 de Agosto para confluir con los estudiantes y docentes universitarios que están en la misma pelea. Por eso esta la necesidad de unir las luchas, y de exigirle a las centrales sindicales, que le vienen dando tregua al gobierno, un paro nacional y plan de lucha para derrotar el plan de ajuste de Vidal.







Temas relacionados

Rubén Orlando Rodríguez   /    Sandra Calamano   /    Presupuesto 2018   /    Educación en crisis   /    María Eugenia Vidal   /    Crimen social   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO