×
×
Red Internacional

Frente de Todos.Las “definiciones” de Santiago Cafiero que no explican mucho y resuelven menos

El jefe de Gabinete dio una entrevista a Página|12. Inflación, salarios, pandemia, elecciones y la “comunicación” del Gobierno como temas centrales. Muchas expresiones de deseo y poca sustancia. De cómo acabar con el 45 % de pobres y con la crisis social que se profundiza, más nada que poco…

Daniel Satur@saturnetroc

Lunes 21 de junio | 15:23
Foto Twitter Santiago Cafiero

El jefe de Gabinete de Ministros Santiago Cafiero dio una entrevista a las periodistas Melisa Molina y Romina Calderaro del diario Página|12 . Fue en su despacho de la Casa Rosada el viernes. La entrevista se publicó este lunes.

Si bien la amplitud de temas va desde la inflación hasta la política oficial hacia la concesión de la Hidrovía, hubo temas como la pobreza extrema y la profunda crisis social en Argentina que quedaron afuera (quizás las periodistas le preguntaron al respecto pero sus respuestas no fueron publicadas). Y sobre los temas de los que sí habló, sus definiciones se caracterizan por la generalidad y la falta de precisiones.

Las “definiciones” de Cafiero

Pandemia. El jefe de Gabinete cree que una de las cosas que pueden “reenamorar” a las y los votantes del Frente de Todos de cara a las próximas elecciones es la gestión oficial del proceso de vacunación, que “se está llevando adelante a pesar de las campañas de desprestigio por parte de la oposición, es algo muy palpable”.

Lejos de dar números y perspectivas, Cafiero lanzó esa definición sin siquiera pedir disculpas por los meses de promesas incumplidas (con miles de muertos a causa del covid-19) ni aclaraciones sobre las causas por las que el amigo del Gobierno Hugo Sigman cobró una fortuna del Estado para producir la AstraZeneca y enviarla al exterior sin garantizar una provisión mínima para la población local.

Te puede interesar La “fórmula del éxito” de Sigman y Figueiras: embolsar millones por adelantado y en secreto

La mayor definición del jefe de Gabinete es que cualquier avance sobre vacunación masiva de la población (en un marco donde hay importantes amenazas de nuevas cepas) dependerá de la buena voluntad de los laboratorios (monopolios multinacionales) y no de políticas serias del Estado para garantizar que las vacunas que se producen en el país tengan como destino a la población del país.

“Hace meses estamos trabajando con los laboratorios estadounidenses para tratar de destrabar las cuestiones normativas y ningún funcionario argentino se levantó de una mesa, ni se fue de ninguna negociación”, aclaró por las dudas.

Te puede interesar ¿Qué propone Del Caño y el Frente de Izquierda para resolver la crisis de las vacunas?

Sin embargo Cafiero no dice una palabra del extendido reclamo del personal de la salud de todo el país, extenuado, precarizado y siempre al borde del colapso. Vale recordar que el Gobierno no sólo no les pide disculpas sino que (al igual que Rodríguez Larreta) hasta los reprime cuando salen a reclamar en las calles, como pasó la última semana en el Puente Pueyrredón.

Inflación. Cafiero parte de la convicción de que “Argentina se está recuperando, no sólo de la caída del 2020 producto de la pandemia, sino también por encima de valores de 2019”. Pero como no puede tapar el sol con la mano, afirma que “es cierto que hay trabajadores que aún no lo están sintiendo” y que como la inflación es el tema “que deprime el ingreso de las familias”, ahí es donde el Gobierno supuestamente viene “apuntalando una batería de políticas públicas para atacar con determinación” la suba sostenida de precios.

Otra vez, lejos de pedir disculpas por el “error de cálculo” del Frente de Todos respecto a la previsión de un 29 % de inflación para este año, plasmada en el ajustador Presupuesto 2021, Cafiero se va por la tangente y ahora asegura que como “no hay una fórmula mágica” para resolver el problema, su gestión está encarando “un trabajo permanente” y enfocado “con mucha seriedad desde su multicausalidad”.

Te puede interesar La pobreza, el perverso liberal y la poca fe keynesiana

Las iniciativas oficiales que buscan acuerdos entre precios y salarios van en el sentido correcto, según Cafiero. Eso sí, para afirmar eso debe dejar de lado algunos detalles, como el enorme aporte del Gobierno a la pérdida de poder adquisitivo de los bolsillos populares al tiempo que deja correr la inflación real (no la inventada por Martín Guzmán).

Que se haya reducido el “gasto” estatal en jubilaciones un 10 % interanual, en salarios del sector público un 8 % y en programas sociales un 42 % es responsabilidad de su Gobierno, tanto como el intento de imponer paritarias a la baja (usando el ficticio 29 % del Presupuesto) que hoy la propia realidad (y algunos burócratas sindicales amigo del Frente de Todos) se encarga de trastocar.

Te puede interesar El primer tiempo de las paritarias lo perdimos por goleada: ¿lo puede levantar este “equipo”?

Pero Cafiero es muy optimista. “La decisión y el compromiso del Presidente es que este año la Argentina vuelva a crecer después de tres años y que ese crecimiento redunde en una recuperación real de los salarios para que le ganen a los precios y a la inflación”, dice. Una cantinela ya escuchada muchas veces.

“Errores de comunicación”. Al jefe de Gabinete le dijeron directamente que “ha habido errores del Presidente en la comunicación” y le preguntaron si “se piensa en una estrategia distinta de cara a la campaña”. Pero Cafiero siguió por la senda de las evasivas y generalidades.

Como si no hubieran existido los amagues y retrocesos oficiales (Vicentin, monotributo, falsas promesas sobre vacunas), los escándalos como el Vacunatorio VIP, las reiteradas frases poco felices y hasta los furcios presidenciales, el jefe de Gabinete afirmó que su jefe “es la voz más potente que tiene” el Frente de Todos “para comunicar lo que está sucediendo y llevar tranquilidad”.

Cafiero dice que “se ha sobredimensionado esto de la comunicación, terminan siendo atajos para no hablar de la gestión”. Pero al querer hablar de la gestión, el nieto de Antonio Cafiero comunica poco y nada. Y no precisamente porque en el diario hiperoficialista Página|12 no le hayan dado el espacio suficiente.

Los fantasmas de Cafiero | Foto con la que Página|12 ilustra la entrevista de este lunes | Leandro Teysseire
Los fantasmas de Cafiero | Foto con la que Página|12 ilustra la entrevista de este lunes | Leandro Teysseire

Milagro Sala. A Cafiero le preguntaron qué piensa de la definición de la dirigente kirchnerista jujeña respecto a que Alberto Fernández la “decepcionó”. Recordemos que Sala está presa desde 2016 por causas muy endebles jurídicamente y con claros objetivos de persecución política por parte del régimen comandado por Gerardo Morales.

“Milagro sufre un hostigamiento por parte del gobierno de Jujuy y por parte del gobernador Gerardo Morales”, afirma Cafiero. Pero lo curioso es que deja toda la responsabilidad de hacer “justicia” en manos de la misma Corte Suprema a la que reiteradamente el Frente de Todos acusa de injusta. Un amigo, dirían en el barrio. “Que intervenga y evalúe todos los procesos judiciales que pesan en su contra”, afirma el funcionario mientras le dice a Sala que desde el Gobierno sólo pueden ponerse “en su lugar”, “abrazarla” y “escucharla”. Mientras, la Casa Rosada mantiene intactas sus muy buenas relaciones con Morales, como si nada.

Te puede interesar Condenan a Milagro Sala a 3 años y medio de prisión por una causa trucha

Elecciones. Le consultaron a Cafiero si las legislativas 2021 serán “una evaluación” del electorado sobre “lo que fue la gestión de la pandemia”. Como un guiño, no le hicieron la misma pregunta respecto a la gestión de la economía. Y él respondió convencido de que “va a primar cuál fue la actitud de cada dirigente de cara a la pandemia y ahí el Gobierno tiene para exhibir muchísimo. Los dirigentes del FdT han tenido mucho compromiso en la lucha contra la covid y es evidente que la oposición, no”.

Como la comparación de Cafiero es con la oposición de derecha y reaccionaria (que por momentos tuvo arranques antivacuna y hasta antipandemia), la respuesta le salió fácil. “Nosotros vamos a poder contar lo que fuimos capaces de hacer para luchar contra la pandemia”, dijo polarizando con Juntos por el Cambio.

Claramente no puede ni mencionar a la otra oposición, la del Frente de Izquierda, que hizo infinidad de propuestas parlamentarias y políticas para avanzar en cuidar en serio a la población pero fueron todas ninguneadas por el régimen político de conjunto.

Te puede interesar Christian Castillo: “Tenemos que garantizar una unidad de toda la izquierda clasista y socialista en las elecciones generales”

Vivienda. También le pidieron una reflexión sobre el acuciante problema del acceso a la vivienda por parte de millones de habitantes del país. Algo que se agravó aún más con las medidas oficiales en el marco de la pandemia (con desalojos particulares -aún estando prohibidos- y tomas de tierras reprimidas por el Estado como en Guernica).

Siempre convencido de que lo que dice es muy bueno, Cafiero respondió que el Gobierno tiene “una política que obviamente necesita escalar y madurar, pero en pandemia pudimos entregar 10 mil viviendas y se dieron más de 80 mil créditos a tasa cero para el programa de Casa Propia. Tenemos que continuar con el Procrear y con la batería de programas, no solo de vivienda social, sino también de vivienda para la clase media”.

Te puede interesar De Guernica al Puente: La represión como respuesta del Gobierno al aumento de la pobreza

Sistema de salud. Tal vez buscando “pincharlo” un poco ante tanta generalidad, las periodistas le preguntaron “cómo se está avanzando” en la “propuesta” (bastante vaga en su formulación) de Cristina Kirchner respecto a la “unificación de los tres subsistemas de salud” (público, privado y de las obras sociales). Pero el jefe de Gabinete no se inmutó.

“La discusión del financiamiento del sistema viene hace tiempo y todos los actores lo saben, sólo que en pandemia se hizo una coordinación público privada y verdaderamente funcionó muy bien. Eso no supone suprimir una de las partes, lo que supone es encontrar un método de trabajo articulado que genere condiciones para que el sistema se haga sustentable”.

Te puede interesar Crisis sanitaria: ocho medidas de emergencia que propone el Frente de Izquierda

Por si quedaran dudas de que ni siquiera la pandemia altera en las oficinas oficiales la lógica mercantil con la que se manejan los magnates de las empresas de medicina prepagada, Cafiero confirmó que los aumentos en los planes de esas compañías pueden seguir. “La medicina prepaga reclama subir la tarifa porque dice que subieron los costos. Nosotros pedimos que nos traigan los costos para evaluarlos y si eso es real lo vamos a discutir”.

El funcionario dice que si en esa discusión “el justificativo es un aumento por sí mismo, es inaceptable”, ahora “si el justificativo es un aumento principalmente para el salario de los trabajadores de la salud, ahí es algo que podemos evaluar”. De tocarles las ganancias a la banda de lucradores encabezada por Belocopitt y compañía en lugar de hacer recaer los aumentos en las y los beneficiarios de esas empresas, cero.

Te puede interesar Prepagas con subsidio público: lo más saludable sería estatizar todo el sistema sanitario

Hidrovía. Otra importante definición de Cafiero que muestra el posicionamiento del Frente de Todos en favor de los negocios privados con los recursos públicos se dio en referencia a la Hidrovía y la inminente finalización de la concesión de su control y explotación por parte de la sociedad conformada por el grupo belga Jan de Nul y la empresa argentina Emepa.

“Se va a llamar a una licitación internacional”, aseguró el jefe de Gabinete y agregó que “lo más interesante es que se va a crear el ente de control que va a tener la participación de todas las provincias ribereñas. No sólo habrá un control estatal mucho más concreto, sino también una mirada participativa y federal”. Algo así como en el ENRE que “controla” a Edenor y Edesur o el Enargas que “controla” a Metrogas y Camuzzi. Toda una garantía.

Pero para que aclare más aún la posición oficial le preguntaron “por qué no se puede hacer cargo el Estado en su totalidad” del manejo de ese estratégico corredor comercial y productivo. La respuesta no tiene desperdicio: “primero necesitamos crear el ente (...) A partir de eso se empezará a generar la institucionalidad necesaria para el día de mañana poder pensar que ese sea un recurso explotable por el Estado”. En el futuro (¿cercano, lejano?) recién empezar a “pensar” en semejante posibilidad. Todo dicho.

Te puede interesar Entrevista Francisco Muzzo.Hidrovía Paraná-Paraguay: "El 30 % de lo que se produce se exporta en negro"

Como se ve, en la entrevista el jefe de Gabinete pudo explicar con comodidad y sin ruborizarse algunos conceptos y “principios” del Gobierno (como el ajuste y el respeto absoluto a la gran propiedad privada capitalista) y al mismo tiempo no hablar de ciertas cosas (como la solución de fondo a la pobreza extrema que sufren millones de niñas, niños, trabajadoras y trabajadores y las consecuencias económicas de las políticas guiadas por el FMI).




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias