IMPUNIDAD EN MENDOZA

Las estudiantes, por Soledad

Cientos de jóvenes marcharon repudiando el fallo de la justicia mendocina en el juicio por la desaparición de Soledad Olivera.

Miércoles 9 de septiembre de 2015 | 14:22

Foto: @Orlando - Diario Los Andes

Desde temprano, las estudiantes de la UNCuyo, organizadas en la Comisión de Mujeres de la Facultad de Ciencias Políticas, junto a las docentes de Lavalle y la familia de Soledad Olivera, organizaciones de mujeres y agrupaciones políticas, nos hicimos presentes en los Tribunales provinciales para reclamar justicia y la aparición con vida de Soledad.

Con profunda indignación escuchamos que los jueces Uliarte, Bermejo y Valerio absolvieron al único imputado en la causa. Hace años que las mujeres y la juventud de Mendoza buscamos a Johana y Soledad, que nos movilizamos contra la trata y la violencia, y hoy lo que recibimos fue un claro mensaje de impunidad. La bronca se acentúa sabiendo que el juez Uliarte, que cumplió funciones en la dictadura, y es conocido por su prontuario de fallos misóginos y homofóbicos, es docente en la Facultad de Ciencias Políticas, y el juez Valerio en la Facultad de Derecho.

Inmediatamente participamos del corte que se realizó frente a los tribunales, y resolvimos llevar a todos los cursos de la universidad esta denuncia. En Ciencias Políticas, Filosofía y Letras, Medicina, Artes y Diseño, desde Pan y Rosas y junto a compañeras y compañeros independientes, pasamos por los cursos llamando a movilizarnos contra la impunidad. En Ciencias Políticas se levantó el dictado de clases y nos movilizamos desde el predio de la Universidad hasta el centro de la ciudad.

Como dijo Noelia Barbeito en el Senado, las leyes que votan en la Legislatura y el Congreso contra la trata o la violencia, son papel mojado, cuando existe un claro encubrimiento de las desapariciones de mujeres. “El Estado es responsable, que aparezcan con vida ya”, coreamos en el trayecto hacia la movilización.

Hemos dado un paso muy importante en organizarnos en las facultades, y seguiremos en este camino exigiendo la aparición con vida de Johana, Soledad, Gisela y las más de 3.200 mujeres desaparecidas. Queremos que Uliarte y Valerio se vayan ya mismo de la Universidad y que los Centros de Estudiantes y la Federación se pongan a la cabeza de luchar contra la violencia hacia las mujeres. No descansamos hasta que aparezcan: ¡Ni una menos!







Temas relacionados

Redes de trata   /    Johana Chacon   /    Trata de mujeres   /    Mendoza

Comentarios

DEJAR COMENTARIO