×
×
Red Internacional

África.Las protestas contra la brutalidad policial se extienden por la capital tunecina

Los manifestantes bloquean carreteras, queman neumáticos y chocan con la policía en los principales barrios obreros de Túnez. Las protestas se extendieron con el correr de los días en repudio a dos casos de brutalidad policial.

Jueves 17 de junio | 15:58

Dos casos de brutalidad policial encendieron la mecha de las protestas en Túnez desde el miércoles de la semana pasada.

En los últimos días se han extendido a varios distritos de clase trabajadora de la capital tunecina.

Los manifestantes se reunieron en Ettadhamen e Intilaka, dos de los distritos más pobres de la capital, a última hora del miércoles, bloquearon carreteras, quemaron neumáticos y arrojaron piedras a la policía, mientras los agentes perseguían a los manifestantes y lanzaban gases lacrimógenos. El gobierno ha autorizado salida de los militares a la calle, lo que no puede más que aumentar la represión a quienes protestan.

La muerte de un joven que se encontraba bajo custodia policial y el video que se viralizó de una paliza a un manifestante menor de edad que la Policía obligó a desnudarse, desataron las jornadas de furia.

Ahmed Ben Ammar, de 32 años, murió cuando se encontraba bajo custodia policial el 8 de junio. La Policía presentó el increíble argumento de que su muerte había ocurrido por consumir marihuana, lo que fue rechazado de inmediato por su familia que dijo que la Policía lo mató a golpes.

La muerte de Ammar desató protestas inmediatas y al día siguiente, el 9 de junio, un video viral mostraba a la policía golpeando y desnudando a un joven.

La oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas en Túnez dijo el lunes que estaba preocupada por las repetidas denuncias de violaciones graves cometidas por la policía tunecina en medio de protestas.

Cuarenta y tres organizaciones, incluido el sindicato de periodistas, el sindicato de abogados y la Liga de Derechos Humanos, convocaron a una protesta nacional masiva el viernes para poner fin a lo que dicen es "impunidad policial".

Grupos de derechos humanos y activistas declararon que la fuerza policial de Túnez se caracteriza por una cultura endémica de violencia, en particular en los barrios obreros y de menos recursos, que no ha cambiado desde la revuelta de 2011, que dio lugar al inicio de la "Primavera Árabe" y que tiró abajo al régimen represivo de Zine al-Abidine Ben Ali.

Recordemos que el detonante de esas protestas en 2011 fue la muerte de un joven vendedor ambulante que se inmoló el 17 de diciembre de 2010 tras la confiscación de su puesto de frutas y la humillación que sufrió por parte de agentes municipales y de la policía. En 2011, ese hecho fue la chispa que prendió la mecha de la desigualdad, la represión, la pobreza, el desempleo y un régimen opresivo como el de Ben Ali. Pero una década más tarde, las condiciones sociales, económicas y la brutalidad policial no han cambiado para los trabajadores y el pueblo de Túnez.

Los servicios de seguridad y la policía son dos de los pocos poderes del Estado que no han sido afectados por las reformas parciales de la última década, tras la caída de Ben Ali. Por el contrario, han surgido varios sindicatos que trabajan para garantizar la virtual impunidad de cualquier oficial declarado culpable de agresión o tortura.

Durante las protestas más recientes de enero, la policía arrestó a más de 2.000 personas, la mayoría menores de edad.

Las protestas populares de enero tuvieron lugar en diferentes puntos del país para reclamar mejores condiciones de vida y denunciar la violencia policial, reivindicaciones y problemas similares a los que condujeron a la revuelta de 2011, que acabó con la dictadura ben Ali y dio inicio a la Primavera Árabe en el norte de África y medio oriente.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias