CULTURA Y PANDEMIA

Las voces ignoradas en mas de cien días de cuarentena Argentina

Javier Gabino

@JavierGabino

Javier Brat

Delegado de la DGMus-ATE y de la Marrón Clasista

Domingo 5 de julio | Edición del día

YouTube

Cámara, móviles y coberturas: Lucho Lucero, Javier Brat
Cámara y fotos: Kresta Pepe
Realización audiovisual: Violeta Bruck, Javier Gabino, Julian Emerott
Redacción: Lucho Lucero, Javier Brat
Las imágenes corresponden a solo una parte de la cobertura que se realizó para los noticieros centrales, pero hay muchas más realizadas por los cientos de corresponsales en todo el país y que están expresadas en muchos programas de la grilla de La Izquierda Diario Multimedia.

¿Qué muestran y qué no los grandes medios? ¿Por qué hay cosas que se ocultan, se tergiversan o se enfocan desde ángulos en los que los responsables políticos y materiales nunca son responsables? Los grandes medios hegemónicos articulan sus discursos al servicio de los intereses patronales. Mientras tanto, las voces de los protagonistas que pagan las consecuencias de la crisis sanitaria son ignoradas. Están encerradas tras las vallas, como ocurrió en Villa Azul en Quilmes, aunque el gobernador Kicillof haya dicho que el operativo de militarización y encierro de los vecinos “fue voluntario”. Es acá donde se pone de manifiesto el rol de los medios hegemónicos que se hicieron eco de este discurso y lo difundieron hasta el cansancio, como el mejor plan para enfrentar la crisis sanitaria.

En La Izquierda Diario Multimedia estamos en cada lugar de los hechos como reflejamos. En los barrios populares: la Villa 31, Oculta, el Barrio 1-11-14, Villa 20, villa 21-24 donde los contagios por Covid 19 se multiplicaron y la luz y el agua, algo tan básico, escasea. Los gobiernos de la Ciudad y nacional se pasan la pelota en quién es responsable, sin resolver el problema estructural que involucra a todos los gobiernos que han pasado. El grito de las Ramonas, de los Víctor, de las Rossio, que se convirtieron en crímenes sociales, no pueden ocultarse, pero en La Izquierda Diario se pudo ver desde el primer día que se denunciaron estos problemas. Hospitales en los que los enfermeros, médicos y demás trabajadores de la salud están en la primera línea, se enferman, se contagian y hasta pierden la vida. En las clínicas y sanatorios privados, también. Todos lugares donde la ganancia empresarial está por delante de la vida de les trabajadores de la salud y los esenciales para el discurso de los políticos y los (sus) medios. Sin embargo, son descartables para los empresarios dueños de esas clínicas, que pagan las tandas publicitarias en los grandes medios para que eso no se muestre. En los lugares de trabajo también estamos allí dónde los trabajadores son despedidos y perseguidos por organizarse, traicionados por sus direcciones sindicales, en el caso que las tengan, ya que en muchos sectores prima el trabajo en negro, tercerizado y carecen de derechos laborales.

Y esto no es todo: en las escuelas, donde los docentes se organizan y ponen el cuerpo para paliar la pobreza repartiendo comida y organizándose para hacerle frente a la desesperante situación de las barriadas populares. Mientras, los gobiernos se encargaron de devastar la Educación durante años. Todos los gobiernos, de distintos colores. Y como la verdad no solo se cuenta, sino que se milita, entendemos que la clase trabajadora y todos los sectores populares dispuestos a organizarse contra el sistema capitalista, necesitamos apropiarnos de las armas de la comunicación en nuestra pelea. Esa organización y utilización de los medios debe tener como perspectiva la construcción de una fuerza política propia. La urgencia de conquistar este objetivo se profundizó con la llegada de la pandemia ante un capitalismo que ya estaba en crisis y solo ofrece más miseria.

Reflejamos los procesos que protagonizan quienes luchan, se organizan y denuncian las injusticias. Las movilizaciones de los movimientos sociales, de trabajadores desocupados y precarizados y su rol en los barrios. Los que denuncian la militarización y el gatillo fácil de las fuerzas de seguridad en esas barriadas populares. A las que pelean por los derechos de las mujeres y la diversidad sexual. A los que pelean por sus derechos y buscan que la lucha contra la opresión y explotación se convierta en organización para transformar la realidad de raíz. Por eso estamos y somos parte de muchas de estas experiencias. Como con les trabajadores de las apps, una nueva forma de precarización para explotar a la juventud en los tiempos que corren. Reflejamos cada medida que toman les pibes para organizarse y conquistar los derechos que sus patrones les niegan. En cada uno de los pasos que dan para enfrentar los ataques y la desmedida sed de ganancia que pone en riesgo la vida de quienes pedalean 10 o 12 horas para ganar un mango en las peores condiciones. Por eso decimos que las vidas de les trabajadores importan, y queremos ser parte de fortalecer sus luchas cotidianas.

Los 250 trabajadores del Frigorífico Penta están luchando contra el lock out patronal del empresario Bruzzese, amigo del Frente de Todos. Solo unos días antes se declaraba la Pandemia por Covid-19 y la cuarentena. A este empresario no le tembló el pulso para dejar familias en la calle. No alcanzó que el Gobierno Nacional decretara la suspensión de los despidos. Bruzzese fue por más, y como los trabajadores pelearon por sus puestos de trabajo, la policía bonaerense los reprimió, hecho que dejó correr el municipio de Mayra Mendoza. Luego, como si fuera poco, Bruzzese les mandó una patota. Pero los trabajadores continúan su lucha hasta estos días, sin respuesta ni solución de parte del Ministerio de Trabajo ni del gobierno.

Como red de medios compartimos en cada país una misma perspectiva editorial: la independencia de clase y la necesidad de que los explotados y los oprimidos pongan en pie sus propias organizaciones políticas para enfrentar a los capitalistas y sus gobiernos. Queremos amplificar la llegada de las ideas de la izquierda y debatirlas ampliamente con quienes están dispuestos a luchar y no se resignan a pagar con miseria y precarización la crisis de la pandemia. Somos un medio con una perspectiva anticapitalista y socialista y por eso consideramos que es necesario debatir cómo organizarnos todos los días en los lugares de trabajo, de estudio y en nuestros barrios. En esta tarea queremos aportar.

Somos totalmente independientes de los empresarios, de todos los gobiernos, y ninguna tanda publicitaria nos ata las manos. Es por esto que nos llegan infinidad de denuncias, de lugares de trabajo, hospitales, supermercados, el transporte, los lugares de estudio, etc., y muchos se convierten en corresponsales y las comparten con miles de trabajadores en todo el país. Una gran cantidad de los hechos que cubrimos los mostramos debido a que nos escriben los protagonistas de esos lugares para que reflejemos lo que los medios ocultan.

Somos una red internacional de diarios con corresponsales y equipos periodísticos en 14 países de América Latina, Europa y Estados Unidos, con publicaciones en 8 idiomas. Este año avanzamos en convertirnos en un multimedio, con producción audiovisual on demand y en vivo. Somos una red de medios militante hecha por trabajadores, mujeres y jóvenes que compartimos esa mirada anticapitalista y socialista. No nos limitamos a contar la realidad tal cual es, sino que queremos utilizar los medios como una herramienta para transformarla. Es por esto que cada proceso de lucha y organización es parte central de nuestra agenda. Estamos en cada hecho que los grandes medios ocultan. Por todo esto te invitamos a que seas parte que nos hagas llegar tu denuncia, que utilices La Izquierda Diario como una herramienta para visibilizar, hacerte escuchar y que se replique en todas las redes sociales. Sumate.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO