Mundo Obrero

Lomas del Mirador

La Nirva: los y las trabajadoras mantienen el acampe hasta que se cumpla el 100 % del acuerdo

Gracias a la lucha por la defensa de sus puestos de trabajo, lograron la firma de un acta con la patronal. Continuarán las medidas hasta lograr la totalidad del cobro de los salarios. Son un ejemplo de no bajar los brazos frente a los ataques patronales, y los gobiernos y dirigentes sindicales que le dan la espalda.

Gabriela Vera Ibañez

Docente | Suteba La Matanza

Mónica Amabile

Delegada del Suteba La Matanza

Miércoles 20 de mayo de 2020 | 11:11

Las trabajadoras que siguen con su pelea en la puerta de la fábrica

Luego de siete meses sin cobrar la totalidad de los sueldos y sin respuesta de los sindicatos ni gobiernos, los y las trabajadoras lograron un acta de acuerdo en el Ministerio de trabajo de la provincia de Buenos Aires. La misma intima a la patronal a pagar el 100% de los sueldos adeudados.

Desde La Izquierda Diario nos acercamos nuevamente a la puerta de la fábrica para recoger los testimonios de los protagonistas de esta pelea: los y las trabajadoras de La Nirva.

Este primer logro, como lo reflejan los propios trabajadores, es gracias a su lucha y la persistencia en el acampe que vienen sosteniendo con el apoyo de los vecinos y de muchas organizaciones, como el SUTEBA La Matanza, agrupaciones y partidos como el PTS en el Frente de Izquierda- Unidad, entre otros.

El sindicato, por el contrario, se borró y ahora quiere apropiarse de la lucha tras haber realizado a espaldas de las trabajadoras un acuerdo con el empresario negrero Matías Paradiso y el gobierno de Axel Kicillof. Los mismos que les mandaron las patotas y la bonaerense a las y los trabajadores el pasado 11 de mayo.

Te puede interesar: La Nirva: las trabajadoras lograron un acta por el pago del 100 % del salario

Las trabajadoras aceptaron el acta-acuerdo y recibieron la primer cuota del mismo. Y van a continuar la pelea porque saben que no pueden esperar nada de la patronal, los dirigentes sindicales ni del gobierno. Porque los ataques continúan. Basta con ver como el gobierno de Alberto Fernández volvió a meterle la mano en el bolsillo a los jubilados reduciendo el aumento que les correspondía en el mes de junio. Cómo dijo Semino, el defensor de la tercera edad: “Lo de ‘cuidar a los jubilados’ es un discurso hipócrita.

Te puede interesar: Asociación de Abogados Laboralistas: “Las rebajas salariales son ilegales”

Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede

La mayoría de los trabajadores de la fábrica, como es muy común en la industria pastelera, son mujeres. Por su disposición a la lucha, son un factor fundamental de esta pelea que aún no terminó. Luego de días de compartir la alegría, junto a la sana desconfianza en este acuerdo, algunas trabajadoras nos relataban como viven ellas este momento de su lucha:

G: “Después de tres semanas de acampe y lucha conseguimos un primer pasito que es la firma del acta acuerdo. Estamos conformes, pero el hecho es que se lleve a cabo lo que están prometiendo. Lo que se firmó es lo que queremos cobrar. Confianza al patrón no le tenemos porque varias veces nos hizo lo mismo. Vamos a seguir acampando acá hasta que nos pague toda la deuda. El sindicato estuvo solamente para firmar el acuerdo porque anteriormente no vino nunca a darnos una mano, nos dejó desamparados. Hasta ahora no tuvimos respuesta del gobierno, ojalá se haga eco de lo que estamos reclamando”.

P: “Me parece demasiado indignante que el sindicato se quiera apropiar del triunfo. Que tampoco es un triunfo, es un acuerdo que no sabemos si van a cumplir, porque tampoco hoy nos dieron todo lo que nos deben. Esto va a ser en cuotas y el sindicato se quiere aprovechar sacándose una fotito. Fue de la presión que ejercimos desde acá en la puerta, porque ellos jamás aparecieron. Eso es súper, súper indignante porque la verdad para una foto están pero para acompañar a la gente no. El patrón siempre nos mintió así que no sabemos cómo va a seguir, ni si va a abrir la fábrica y si nos va a pagar. Es una incertidumbre total. Yo la verdad no tengo nada de expectativas, porque la gente que nos vienen a acompañar no tiene nada que ver con el gobierno actual, salvo la gente de Barrio de Pie que vienen con la olla de comida. Cero expectativas hacia el gobierno

N: “El sindicato después de tanto tiempo de dejarnos tirados se quiere adjudicar el logro. Son demasiado caraduras para decir que es gracias a ellos. La verdad, es gracias a nosotros mismos y a la gente que nos viene apoyar. Hace tres semanas estamos acá luchando. Nos da mucha bronca que digan que es gracias a ellos que se pudo lograr algo. Así que vamos a seguir la lucha acá afuera hasta que se cumpla lo que dice el acta, hasta que no cobre el último trabajador, de acá no nos vamos a mover. Porque tampoco nos podemos confiar, porque de palabras estamos llenos y ya sabemos a las palabras se las lleva el viento. Hasta que no veamos hechos reales, no podemos confiarnos de nada. El patrón después del primero de junio, hasta donde nosotros sabemos, quiere volver abrir pagando el 5% de la producción. Pero nosotros le exigimos el 100% de la deuda para volver. No sabemos si va abrir o no, veremos de este tipo no podemos esperar nada.

Desde el PTS y La Izquierda Diario somos parte de esta pelea contra la patronal, el sindicato y el gobierno que vienen protagonizando estas valientes mujeres, que son el 80% de los trabajadores de La Nirva, y que en medio de esta crisis nos dan un mensaje hacia el futuro, hacia la salida de la pandemia. Cuando los empresarios amenazan con más despidos, con su sed insaciable de ganancias, a pesar de los subsidios que el gobierno le paga a todas las empresas hasta de Mercedes Benz o del grupo Techint y esos mismo empresarios nos rebajan el salario con el acuerdo de los dirigentes sindicales de la CGT, desde petroleros a la UOM y también los del sindicato pastelero.
El mensaje es claro, los trabajadores nos tenemos que preparar para enfrentar y derrotar el ataque que preparan los empresarios desde ahora, son ellos o nosotros.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO