Sociedad

SANTA CRUZ

Lo que no dijo Cristina Kirchner en la inauguración de la super Usina de Río Turbio

El viernes 4 de septiembre pasado se inauguro el primer modulo de La Super Usina de Río Turbio. Fue Cristina la que hizo el discurso donde hablo de las bondades energéticas que tendrá. Además dijo que se va a llamar “14 Mineros” y muchos aplaudieron. Pero hay puntos de vistas contrarios al clima festivo que se vio ese día en Río Turbio. La Izquierda Diario entrevisto a Ramón Páez, minero jubilado y activista de las luchas que el y sus compañeros dieron durante la privatización, el vaciamiento por parte de el empresario Taselli, el gobierno Nacional y provincial.

Jueves 17 de septiembre de 2015 | Edición del día

¿Cuántos años trabajaste en la mina de carbón?

Ramón Páez: Yo entré a trabajar el 23 de Marzo del año 1971 y trabajé hasta el 17 de Diciembre del 2013, ósea que fueron 42 años de trabajo. De los cuales 20 años fueron en interior de mina.

¿Que te pareció el discurso de la presidenta en la inauguración de la super Usina?

Ramón Páez: Para mi fueron palabra huecas, carentes de significados. Sobre todo cuando habla de dialogo, en verdad nunca existió. Nosotros como mineros fuimos no menos de once veces a Río Gallegos a manifestarnos y la última vez fuimos con una temperatura de 17 grados bajo cero, recorrimos el trayecto desde Río Turbio a Río Gallegos en un camión tapado con lonas. Incluso para que no nos vea la policía tuvimos que escondernos porque tenían orden de Néstor Kirchnert de impedir que lleguemos y eso fue en el años 98. Esa vez estuvimos tomando la mina 17 días sin ver la luz del sol. Ellos nos cortaron la energía, apagaron las bombas, inundaron las galerías, apagaron los ventiladores y todo aquel que trabaja en la mina sabe que si eso pasa, el aire del interior de mina se contamina. Eso no le importo a Taselli, ni al gobierno nacional, ni provincial. Pudimos haber muerto, pero hubo un fallo del juez federal Gerardo Camaño que ordenaba prender los sistemas de ventilación y no lo hicieron. Eso fue abandono de persona.

Por eso la señora presidenta no puede hablar de diálogo, porque cuando nosotros cortábamos la ruta frente a la entrada de Mina 5 en el año 2001, ella quiso pasar con su comitiva y el jefe de la custodia era Sergio Berni, que se acerco a preguntarnos que estábamos reclamando. Nosotros le dijimos que exigíamos que la empresa vuelva al Estado, que saquen al empresario Taselli porque nos estaba matando.

¿Qué hizo Taselli durante la concesión de Yacimientos Carboníferos Río Turbio?

Ramón Páez: Taselli no llego en paracaídas, vino de la mano de la maldita política. El gobierno nacional con Menem y Cavallo, y en la provincia con el gobierno de Néstor Kirchner. El mismo Nestor hizo un acuerdo con Sergio Taselli, que fue el decreto 1441, donde se lo exime de impuestos, siempre y cuando cumpla el pliego de bases y condiciones. Taselli se reservaba el derecho a despedir al 15 por ciento del personal durante los 5 años, eso seria unas 750 personas. Recibía millones de pesos por el alquiler del puerto de Punta Loyola. La verdad es que el pliego de bases y condiciones no le exigía nada.

En el año 95 se crea la comisión fiscalizadora integrada por dos miembros de la provincia y otro del gobierno nacional, para controlar a Sergio Taselli y la concesión que duraría diez años con opción por otros diez años más.

Taselli hizo lo que quiso aquí. Nos impuso la tercerización del trabajo en muchos sectores, hizo figurar empresas que eran propias de él. El Estado nacional y provincial sabía perfectamente de esto pero no hicieron nada. La seguridad laboral para Taselli era de segundo orden, hubo muchos accidentes en aquellos años, dos principios de incendio dentro de la mina. Nosotros nos cansamos de denunciar esto al sub secretario de trabajo de la provincia que es el actual gobernador Daniel Peralta y sin embargo dejaron que siga todo igual. Taselli vació la empresa y se llevo todo, como camiones que se utilizaban para perforar a Río Gallegos, lo que no se llevo lo destrozó.

Nosotros en el año 94 a cuatro o cinco meses de la concesión tomamos la mina, fuimos 300 mineros adentro de los socavones.

Lo increíble es que el que vino primero a ponerse a disposición de los mineros como apoyo a su lucha fue el alcalde del pueblo fronterizo Puerto Natales de la hermana República de Chile. Me acuerdo perfectamente que Néstor Kirchner apareció a las dos de la mañana, el pueblo de Río Turbio no le falto el respeto, pero temblaba como una hoja. Nestor no tenia que decir, porque no había estado a la altura de las circunstancias.

Los que estaban en el sindicato en ese momento colaboraron con Taselli para que siga robando dentro de la empresa.

Y Sergio Taselli en esa oportunidad entro como medico para asistir a los minero, pero además delataba a los mineros filmándolos para marcarlos. Hablaba en ingles y hacia cosas raras y los compañeros decidieron que se tenía que ir.

Cristina en el discurso de inauguración decide llamar a la super Usina “14 Mineros”. ¿Qué te pareció este homenaje?

Ramón Páez: Es aberrante y una falta de respeto a los compañeros que murieron en la tragedia del 2004. Ellos hablan mucho de los derechos humanos y el juicio que se hizo el año pasado por la tragedia aquí en Río Turbio fue una farsa. No hay un solo culpable preso. Los compañeros se murieron, pagaron el seguro y callaron a todos.

Pienso que los culpables de esta tragedia eran los modelos neoliberales que estaban en el gobierno nacional y provincial. Ninguno de ellos hizo nada, al contrario ellos avalaron todo.

Cristina habla de llegar a los dos millones de toneladas anuales de producción de carbón. ¿Eso es posible hacerlo hoy con las actuales condiciones de la empresa?

Ramón Páez: Solo dos veces se llego a una producción de un millón ochocientas mil toneladas, eso fue en el año 87 y en el año 93. Eso era con mucha más gente de la que esta trabajando, con mucha experiencia y maquinaria nueva. Nunca más se llego a esa producción, ni siquiera a las 370 mil que se tenía que vender a la central térmica de San Nicolás. Hoy es imposible que se llegue a los dos millones, porque hay que sacar cuatro millones de carbón, de eso depurarlo para sacar el carbón estéril y de allí salen los dos millones necesarios. Para el colmo una de las turbinas que estaba funcionando en la inauguración, hoy dejo de funcionar.

Todo esto va a funcionar cuando tengan la piedra caliza necesaria para que la Super Usina no contamine el aire. Y para que pueda integrarse al interconectado nacional, se necesita que estén funcionando los dos módulos y solo estaba funcionando uno.
Cuando vino Cristina solo se hizo una puesta en marcha simbólica.

Ustedes estaban impulsando un proyecto para que la empresa minera pase definitivamente al Estado y Cristina no dijo nada en el discurso ¿Qué pensas de esto?

Ramón Páez: No lo menciono para nada y me quedan muchas más dudas de que va a pasar con nuestra empresa. Habla de beneficios a la producción para los mineros, se habla de una Sociedad Anónima y si vos ves en los hechos es más posible que ocurra esto último. Lamentablemente los compañeros que estuvieron en el acto no se dieron cuenta de esto. Y Cristina no quiso que nadie pregunte sobre estatizar la empresa.

Ustedes como mineros realizaron dos congresos importantes en el 2001 y 2002. Esos dos eventos se llamaron “El congreso del carbón” donde participaron mineros, estudiantes, docentes y el pueblo en general. Allí debatieron el futuro de la empresa y el pueblo de Río Turbio. ¿Cuáles fueron las resoluciones de aquellos congresos?

Ramón Páez: Participo mucha gente, todos los compañeros de la mina, participo el intendente, ATE Nacional y fue importantísimo y la principal resolución que votamos en aquellos congresos fue una empresa estatal, bajo control de los trabajadores.

Lamentablemente muchos de los compañeros se jubilaron y hoy los compañeros jóvenes no conocen mucha la historia de lucha del movimiento obrero en Río Turbio. Gracias a esas luchas la empresa se mantiene en pié a pesar de lo tambaleante de la situación.

Tengo una frase que la menciono y dice “deja de mirar para atrás, tu sabes de donde vienes y ahora hay que mirar para adelante” y es lo que les digo a los compañeros mas jóvenes. Hay que mirar para adelante porque vamos a un precipicio.

Incluso ya se habla de que ISOLUX se quedaría con la super Usina y es una empresa española, osea vamos a una futura privatización.







Temas relacionados

Yacimiento Carbonífero Río Turbio   /    Río Turbio   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Santa Cruz   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO