Mundo Obrero

DIPLOMATURA EN LA UNIVERSIDAD

Lomas de Zamora: estudiando para ser burócrata sindical

Nicolás Paulotsky

Politólogo (UBA) y Docente de Lomas de Zamora

Miércoles 8 de octubre de 2014 | Edición del día

Desde Septiembre, la Facultad de Derecho inauguró la Diplomatura en Actividad Sindical, sumando una más a las carreras cortas que ofrece la UNLZ. El objetivo, según Diego Molea rector de la Universidad, es crear “un espacio de análisis, reflexión y debate a los efectos de desarrollar una formación (…) para direccionar una pertinente representación gremial”. También sostuvo el objetivo de “promover en los trabajadores y en las estructuras sindicales de base (…) la conciencia gremial, y un modelo laboral y social de inclusión”

El invitado especial del lanzamiento fue Héctor Daer, Diputado Nacional por el Frente Renovador (FR) y Secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina, halagado por Molea como “el prototipo de dirigente sindical que debe tener este país”.

Llama la atención la presentación de una carrera universitaria ligada a la formación sindical, o en realidad es una expresión del vacío de nuevos dirigentes sindicales jóvenes que se postulen para reemplazar a aquellos burócratas que ya llevan largas décadas atornillados al frente de los principales sindicatos.

Pero si hablamos de estudiar “modelos sindicales”, el de Dáer y de todos los dirigentes sindicales que están junto a Sergio Massa, no es precisamente un modelo democrático que responda a los intereses de los trabajadores, sino que muy por el contrario, se manejan de forma personalista, utilizan patotas sindicales y son guardianes de los intereses patronales, al igual que el modelo sindical del conjunto del PJ.

El mismo Massa, que está buscando ampliar su respaldo sindical de cara a su postulación presidencial, es recordado por defender abiertamente a las patronales como en el conflicto de Kraft de 2009 que dejó a 155 trabajadores despedidos. O en el reciente conflicto de Lear que luego de despidos masivos y de la aguerrida lucha que vienen llevando los trabajadores por su reincorporación, Massa no hace olas, para no interferir con sus amigos de la Embajada Norteamericana con quién es afecto en comer asados.

Pero el “modelo sindical” que se va a enseñar en la diplomatura se ve de cuerpo entero en la petrolera Shell, donde a instancias de Alberto Roberti, jefe de la bancada del Frente Renovador de Massa y Secretario General del gremio petrolero, se despidió trabajadores luego de haberse presentado en una lista alternativa. Es decir que, marcados por el mismísimo diputado, la patronal se encargó de echar a trabajadores con el único fin de asegurarse la continuidad en la conducción del sindicato.

Las “lecciones y materias” de la Diplomatura de Burócrata Sindical versarán en cómo enfrentar, como sostuvo Roberti luego del conflicto de Gestamp, a “la altísima infiltración de la política de izquierda en los lugares de trabajo”, en plena campaña macartista contra la presencia de la izquierda en fábricas y sindicatos.

Sin embargo, las luchas contra las patronales y los burócratas sindicales que las defienden siguen su curso. Como Lear que ya lleva más de 100 días en las calles enfrentando a esta multinacional norteamericana, o los trabajadores de Donnelley que tomaron la fábrica y la pusieron a producir luego del abandono de la misma por parte de los empresarios, o de los trabajadores de Shell que acaban de lograr el triunfo de la reinstalación de Analía Portillo, despedida recientemente y que luego de una larga lucha tuvieron que reincorporar.

Como plantea el diputado nacional por el PTS en el Frente de Izquierda Nicolás Del Caño “a diferencia del verticalismo y las decisiones inconsultas que caracterizan a los dirigentes burocráticos que se llevan de maravillas con los grandes empresarios con los cuales arreglan con un sobre por debajo de la mesa a costa de resignar las conquistas de los trabajadores.(…)Vamos a seguir luchando por democratizar los sindicatos y por terminar con la burocracia sindical, para ponerlos al servicio de las demandas de la clase trabajadora”.

Una síntesis de lecciones opuestas por el vértice: las que “enseñan” luchas como la de Donnelley, Lear, Shell y tantas otras – apoyadas únicamente por los diputados del Frente de Izquierda- o las que se impartirán en la diplomatura. Que en vez de llamarse de “Actividad Sindical”, debería llamarse de “Formación de Burócratas”.







Temas relacionados

Alberto Roberti   /    Héctor Daer   /    Diego Molea   /    UNLZ   /    Frente Renovador   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO