Internacional

HONG KONG PROTESTAS

Manifestantes tratan de ocupar edificio legislativo en Hong Kong

Alrededor de la 1:00 del miércoles, un grupo de jóvenes utilizó varias vallas empleadas en las barricadas para tratar de acceder al edificio.

Diego Sacchi

@sac_diego

Jueves 20 de noviembre de 2014 | Edición del día

Los participantes lograron romper una de las puertas de acceso al inmueble y varios de ellos accedieron al mismo. La policía antidisturbios cargó contra los manifestantes haciendo uso de las porras y el gas pimienta para tratar de dispersarlos. Los agentes detuvieron a cuatro jóvenes, con edades entre 18 y 24, por "daños criminales" y "agresión a agentes policiales".

Los enfrentamientos con la policía volvieron a repetirse dos veces más a lo largo de la noche. Horas antes, los legisladores debatieron una propuesta para erigir una valla de tres metros de altura para proteger el edificio, en el que a escasos metros de sus puertas acampan decenas de personas desde el 28 de septiembre.

El enfrentamiento ocurrió horas después de que comenzara el desalojo bajo orden judicial de los campamentos que mantienen los manifestantes en los alrededores de un edificio de oficinas, ubicado frente al Parlamento de Hong Kong. Se trata del primer desalojo llevado a cabo con éxito en las zonas ocupadas por los manifestantes desde que estallaran, hace 52 días, las mayores protestas democráticas en la ciudad, a favor de la demanda de una reforma electoral que permita a los ciudadanos elegir libremente a sus candidatos en los comicios de 2017.

Algunos manifestantes declararon al diario South China Morning Post, que estaban furiosos al ver a las barricadas en la zona ocupada alrededor de Citic Tower ser retiradas por los agentes judiciales. "Queremos utilizar esta acción para transmitir nuestra voz, al otro lado del cristal," dijo uno de los manifestantes. Otro que había estado viviendo en la zona de protesta en Almirantazgo, dijo que los organizadores de Occupy Central no estaban haciendo nada y esperaban que el gobierno los venga a sacar.

Un empleado de 23 años de edad, en una tienda de fideos japonesa que se hace llamar Kuroros, dijo al New York Times, que la acción tenía por objeto tomar el edificio, al igual que los manifestantes en Taiwán ocuparon el edificio legislativo a principios de este año. "Si seguimos aquí sentados, sin hacer nada, nada va a cambiar", dijo.

Por su parte las principales organizaciones que lideran la protesta se distanciaron de los incidentes. Los líderes de Occupy Central y legisladores pan-democráticos se apresuraron a condenar a la multitud que irrumpió en el edificio del Consejo Legislativo durante las primeras horas de ayer.

Joshua Wong, al frente de la organización estudiantil Scholarism, dijo en un principio que acciones como las de hoy ponían en peligro a otros manifestantes, pero no llegó a condenar los actos. "No entiendo con qué intención trataron de asaltar el Parlamento para luego abandonar el lugar inmediatamente", dijo.

En esta línea, Alex Chow, al frente de la Federación de Estudiantes de Hong Kong, rechazó que las protestas democráticas estén fuera de control, pero admitió que había que mejorar la coordinación entre los manifestantes.

Los enfrentamientos de esta madrugada dejaron de manifiesto que un sector de los jóvenes que se movilizan están en desacuerdo con la política de líderes del movimiento que se ha mostrado impotente para enfrentar al gobierno local y nacional y que ha llevado a la pérdida de simpatía popular, acreditada a través de encuestas publicadas estos últimos días. Las autoridades mediante mandatos judiciales han comenzado despejar varias áreas de las protestas. Ayer se ejecutó una de esos mandatos y se espera que a lo largo de esta semana se lleve a cabo un segundo en el distrito obrero de Mong Kok que obligaría a despejar un tramo de una de las calles en las que los manifestantes llevan asentados cerca de ocho semanas.







Temas relacionados

Hong Kong   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO