PANDEMIA Y RACISMO

"Los negros caminamos mostrando a la policía que no tenemos armas en las manos"

A raíz del asesinato de George Floyd se desató un enorme movimiento en todo EE.UU. y en el mundo contra la violencia policial y estatal, y el racismo. Entrevistamos a nuestro compañero Jeff, de Left Voice, para que nos cuente su experiencia en primera persona.

Paulina Díaz

Trabajadora Despedida y estudiante de la UBA

Sonia Fourcade

Trabajadora precarizada y estudiante de la UBA

Miércoles 3 de junio | 22:12

Jeff es un compañero afrodescendiente de Estados Unidos que es parte de Left Voice, la publicación en Estados Unidos de la red internacional de La Izquierda Diario, y hace unos meses se encuentra en la Argentina. Le pedimos que nos cuente su experiencia para entender de la mejor manera en fenómeno político que hoy se desata en EE.UU. y que repercute en todo el mundo. También nos ofrece su perspectiva para vencer a los opresores.

A pesar de una lucha histórica por los derechos de las personas negras, latinxs, y otros en los Estados Unidos, hoy al racismo institucionalizado sigue siendo una realidad que se traduce en violencia policial, hostigamiento, y en casos como los de George Floyd, asesinato. ¿Cómo es la vida de las comunidades más vulnerables en ese sentido?

La experiencia, por supuesto que es diferente para cada persona. Pero todos experimentamos la amenaza de la violencia estatal, y la peor parte de la violencia económica, las cuales resultan en asesinatos o una muerte lenta. Todo debido a una estigmatización de nuestra identidad de la que no podemos escapar, creada para mantener un sistema estigmatizante. Soy negro y estoy orgulloso, vivo y muero con mi piel, pero mi piel me hace tener que cuidar constantemente mis movimientos. Tengo que hacer cosas humillantes como mantenerme a la vista cuando camino en los supermercados para que no piensen que estoy robando y llamen a la policía, y tengo que caminar con las manos abiertas fuera de mis bolsillos cuando camino cerca de la policía para que vean que no tengo un arma. Con respecto a la violencia económica, se muestra de muchas formas: caminás por barrios como Brownsville en Nueva York y ves personas negras luchando por mantener su vivienda porque no tienen dinero, viven en edificios donde la calefacción no funciona o donde el propietario se niega a encenderla, y te encuentras con que muchos de ellos trabajan en el aeropuerto ganando magros salarios sin seguro médico, por lo que ni siquiera pueden ver a un médico sin endeudarse.

Incluso ahora con el COVID-19, las personas negras son quienes más mueren, porque generalmente son los trabajadores de primera línea, como los conserjes y los trabajadores de Amazon, y cobran un magro salario, sin beneficios, y se enfrentan al dilema de elegir entre el riesgo de morir por el virus trabajando, o perder su hogar al no ir. Y todos estos barrios están llenos de policías que nos golpean y matan, que no están en los barrios de los blancos de clase media.

En los últimos días se desataron protestas de todo tipo en todo el país, y los principales medios, como la CNN, Fox, etc. trataron de demonizarlas. ¿Cómo las perciben tus conocidos allá?

Por lo general las personas que conozco, aunque no sean revolucionarias, están de acuerdo en que las manifestaciones están justificadas. Las personas que conozco están enojadas, muy enojadas. Nosotros hemos vivido lo peor de la violencia policial, siendo golpeados, humillados, amenazados, encarcelados, asesinados por la policía y estamos cansados de verlo. Estamos cansados de tener que enterrarnos, y estamos cansados de ser el blanco de esa violencia innecesaria. Incluso las personas que no son negras están cansadas de ver a las personas negras sometidas a esta violencia. Pero no pienso que el enojo de la gente sea únicamente por los frecuentes asesinatos a manos de la policía, estamos enojados porque las personas negras somos quiénes estamos siendo golpeados más duro por el desempleo, quienes más estamos muriendo por el virus en sus casas o las cárceles, y encima tenemos que vivir una y otra vez el terror policial. Hace algunos años en Baltimore y en Ferguson, la gente condenó el levantamiento y defendió la propiedad. Pero saltamos a hoy, y vemos que la gente está feliz de ver a los locales de Target saqueados o prendidos fuego, y me alegro de que estén contentos. Los medios burgueses no saben nada de nuestras luchas, o han hecho la vista gorda. No pueden ni deben decirnos nada. La gente está luchando tras, no solo años, sino generaciones de opresión.
Ahora, es importante marcar que sí hay gente que está más preocupada por la destrucción de propiedad privada. Hay videos virales de gente denunciándolo, y queriendo explicarle a los manifestantes que su forma de protesta "no es la correcta".

Trump dijo estar listo para reprimir con la Guardia Nacional hasta restaurar el orden en Minneapolis. ¿Cómo crees que reaccionará el movimiento en las calles?

Trump incrementó drásticamente la represión en los Estados Unidos, y ha sido implacable con los manifestantes, ya que ellos han sido implacables con él. Comenzó con una represión policial descarada contra las protestas, atacando indiscriminadamente a cualquiera que esté en el área de tensión entre policías y protestantes, incluyendo niños, periodistas de los medios hegemónicos burgueses, y espectadores. Este nivel de violencia, combinada con la violencia económica que se desplegó durante el Covid, hizo a estas protestas todo lo fuertes que son. Este nivel de represión descontrolada avivó las llamas de la revuelta, haciéndola más fuerte, más confrontativa, más radical, y con más apoyo.

De cualquier manera, es difícil predecir en qué puede desembocar el movimiento. Trump adelantó que pretende usar al ejército contra los manifestantes, el mismo ejército que pelea sus guerras imperialistas. Esto podría separar a los manifestantes que sean más radicalizados o más de izquierda, de los menos determinados o de quienes están menos dispuestos a arriesgarse a enfrentar a las fuerzas del Estado. Las revueltas no tienen una estrategia política clara. Si la clase trabajadora no toma un rol dirigente, y si no hay un partido que pueda unir a la clase con sus distintos sectores oprimidos, es difícil saber cómo puede terminar todo esto.

El candidato Demócrata, Joe Biden, se rasgó las vestiduras criticando a Trump por las amenazas de represión en Minneapolis. ¿Qué opinión te merece esta ubicación de Biden y de los demócratas? ¿Es consecuente?

Creo que es completamente hipócrita y que es sólo es una actuación. Los Demócratas reprimen tanto como los Republicanos, pero es frustrante cómo tratan de disfrazarse de aliados de las personas oprimidas y de la clase trabajadora, y quizás esa mentira es la única cosa consistente de su parte. Fue Joe Biden quien escribió y firmó la infame Ley Criminal de 1994 que puso a cientos de miles de nuevos policías que matan a la gente negra en las calles. Un proyecto de ley que construyó nuevas prisiones y arrojó a toda una generación de jóvenes negrxs a ellas. Fueron los demócratas quienes militarizaron los barrios negros. Fueron Biden y Obama quienes deportaron a tres millones de inmigrantes fuera de los Estados Unidos (más que cualquier otro gobierno) y fueron Obama y Biden quienes bombardearon países africanos como Somalia. Joe Biden y el Partido Demócrata son serpientes que se esconden en el pasto pintándose como amigos de la gente negra, solamente para apuñalarlos por la espalda. Es por esto que necesitamos un tercer partido en los Estados Unidos que sea socialista, internacionalista y vehementemente anti-racista, para que pueda haber una verdadera oposición a los conservadores y los liberales, que son idénticos en la práctica.

Vos te organizaste con Left Voice en los Estados Unidos. ¿Qué ideas y perspectivas levantan frente a este tipo de situaciones? ¿Qué te inspiró a participar de una organización así?

Nosotros apoyamos los levantamientos en Estados Unidos porque apoyamos a las personas oprimidas luchando contra las fuerzas que amenazan con explotar y destruirlos. La institución policial proviene de las patrullas de esclavos que atrapaban a esclavos negros que intentaban escapar. Los violentaban, y reprimían sus revueltas. La policía hoy golpea, humilla, aterroriza y mata a la gente negra. Estas revueltas son parte de una lucha contra años de opresión, y buscan terminarla.

Left Voice pelea contra de toda forma de racismo y violencia estatal. Hay que entender que se mantiene este estado de revuelta general porque no las peleas no tienen un objetivo político claro, están fragmentadas, y no avanzan hacia una revolución, por ejemplo. Por eso en Left Voice insistimos con la importancia de la hegemonía obrera y la necesidad de que las peleas de los oprimidos puedan ser parte de una lucha general de todos los trabajadores, y de que exista un partido socialista con presencia en la clase trabajadora que pueda dirigir esas luchas exitosamente.

La clase trabajadora como tal está en todas las posiciones que son más estratégicas para la lucha contra la opresión. Nos planteamos como siguiente paso pelear que los sindicatos en todo el país denuncien y llamen a un paro contra la violencia policial. Planteamos parar la producción hasta que los cuatro policías que fueron parte del asesinato de Floyd estén en prisión, y hasta la liberación y sobreseimiento de las personas que fueron arrestadas en las manifestaciones. Y también que se levanten los toques de queda que los demócratas declararon, que son una excusa para que la policía pueda detener manifestantes.

Además queremos ayudar a formar un movimiento que exija la renuncia del gobernador, del alcalde, y del fiscal que se negaron a procesar a los asesinos. Todo esto desarrollando un partido socialista en el corazón del imperialismo. Yo me uní a Left Voice porque estoy de acuerdo con su estrategia de “hegemonía obrera” y con la solidaridad incondicional de nuestro diario y organización con los sectores oprimidos.

Quizás te pueda interesar: De la fragmentación a la hegemonía: encrucijadas de la lucha de clases actual

Estuviste en la movilización de trabajadores precarios, informales y despedidos de La Red, en Capital, levantando la bandera contra la opresión y contra todo tipo de violencia. ¿Cómo te sentiste al formar parte?

Estoy con la clase obrera internacional y eso significa que estoy con los trabajadores precarios y los trabajadores despedidos también. Los abusos y la explotación que ellos viven son imperdonables, porque también son formas de violencia. ¿Qué insumos de seguridad les dan a nuestros compañeros de Glovo, Rappi y PedidosYa? Ninguno. Y aún así, están obligados a ir por toda la ciudad y exponerse al virus y aún así con una hora de trabajo no les alcanza ni para una gaseosa. Muchas de las personas de las villas están muriendo a causa del virus porque no tienen acceso al agua. Los trabajadores de call center son monitoreados como si fueran ratas de laboratorio y los hacen ir a trabajar durante la pandemia, y aún así, no ganan lo suficiente para llegar a fin de mes. Los trabajadores senegaleses son objeto de acoso y violencia policial solo por tener piel negra, al igual que yo y mis amigos y familiares negros en Nueva York. Los trabajadores de delivery están muriendo en accidentes de tránsito todo el tiempo, prácticamente se tienen que sacrificar por las ganancias de los empresarios. Esta violencia, que está naturalizada, nos oprime, y tenemos que trabajar juntos, internacionalmente, para luchar contra ella. Siento una abrumadora sensación de solidaridad con mis compañeros aquí y espero que a través de nuestros esfuerzos colectivos, podamos unir la lucha que damos aquí a la lucha en Estados Unidos y destruir el capitalismo, el racismo y todas la formas de opresión. ¡Justicia por Franco, y justicia por Floyd!







Temas relacionados

George Floyd   /    Red de Trabajadores Precarizados   /    Minneapolis   /    Left Voice   /    Donald Trump   /    Joe Biden   /    Racismo   /    Precarizados   /    Estados Unidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO