Sociedad

Abuso policial en Córdoba

Los policías que dispararon sobre Blas Correas están imputados por delitos anteriores

Javier Catriel Alarcón y Lucas Damián Gómez, policías que dispararon al auto donde viajaba Blas, tienen imputaciones previas en la justicia de Córdoba por privación ilegitima de la libertad y encubrimiento a un violador respectivamente.

Guillermo Torrent

Asesor legislativo FIT - Córdoba @Guillotadas

Lunes 17 de agosto | 21:33

Durante la semana pasada se había conocido que Lucas Gómez, uno de los policías detenidos, tenia una imputación previa por encubrimiento a un violador serial de la localidad de La Calera. Lejos de ser sobreseído su caso todavía no tiene condena, a pesar de eso el tribunal de conducta policial permitió no sólo que vuelva a vestir uniforme sino que cumplía tareas armado en la vía pública.

Te puede interesar: La Calera: denuncian complicidad de la Policía con un violador serial

Hoy se conoció por parte de la fiscalía que el otro policía detenido por haber disparado, Javier Alarcón, tiene antecedentes de 2013 en la localidad de Río Segundo por "privación ilegítima de la libertad" y "lesiones leves calificadas". A pesar de las imputaciones Alarcón no sólo siguió en la fuerza con el arma reglamentaria si no que incluso... ¡fue ascendido a Cabo 1ro!

El propio Alarcón habría buscado en el baúl del patrullero el viejo y oxidado revolver calibre 22 que entregaron a Wanda Esquivel, una de las mujeres policías quien fue la encargada de tirar el arma intentando simular que había sido "descartado" por los jóvenes que iban en el Fiat Argo. Luego un llamado anónimo al 101 señaló que desde ese auto habían tirado un arma.

Este forma es parte del protocolo no escrito donde llevan armas viejas en los patrulleros para plantar frente a posibles asesinatos. También es parte del protocolo los llamados anónimos al 101 como fue comprobado en el caso de Guere Pellico de 2014. El periodista Dante Leguizamon denunció ayer en el Circulo Rojo que quien estaba a cargo del 101 en ese momento era precisamente Liliana Beletti, la nueva jefa de seguridad Capital.

Te puede interesar: Blas Correas: Las mujeres de la policía cordobesa

Ya son cinco los policías imputados, Alarcón, Gómez, Wanda Esquivel, Yamila Martínez y el sub comisario Sergio González, estos tres ultimos por encubrimiento agravado. Ayer domingo se conoció que cuando los oficiales informaron por la radio lo sucedido, los superiores le ordenaron seguir la comunicación "por linea baja" es decir usando sus teléfonos propios y no las radios policiales.

El Tribunal de Conducta policial, lejos de ser el "control civil" sobre la fuerza policial, como pregona el gobernador Schiaretti, es parte del entramado de complicidad con las actividades delictivas de la policía de Córdoba. Este tribunal de conducta mantuvo incluso el estado policial y que sigan cobrando sus jubilaciones los miembros del D-2 condenados por delitos de lesa humanidad.







Temas relacionados

abuso policial   /    Córdoba   /    Policía de Córdoba   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO