Política

Editorial

Los privilegios de Blaquier, la defensa del Parque Nacional y las elecciones del CEDEMS

La semana estuvo cruzada por temas de gran repercusión: la evasión impositiva de Ledesma SAAI durante los gobiernos kirchneristas; la defensa del Parque Nacional Calilegua y la declaración en el Concejo Deliberante contra la desafectación de 1000 hectáreas y las elecciones del CEDEMS. Las bancas del Frente de Izquierda abiertas al pueblo trabajador.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Luis Guerra

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Lunes 5 de noviembre de 2018 | Edición del día

Ajustes al pueblo, privilegios para Blaquier

El jueves 1 se conoció la noticia de que la empresa de la familia Blaquier Ledesma SAAI evadió el pago del impuesto a las ganancias entre los años 2006 y 2012, durante los gobiernos kirchneristas, incumpliendo con compromisos asumidos en un proyecto de inversión en relación a cantidades de producción y de personal permanente y temporario. Hay que recordar que la empresa está bajo el Régimen de Promoción no Industrial instaurado por el gobierno de Carlos Menem en 1997.

Una muestra más de lo regresivo de la política impositiva de la Argentina capitalista, en la que el que más paga es sobre el que más se ajusta: el pueblo trabajador. Pero los que se quejan por la llamada “presión impositiva” son los empresarios grandes y chicos.

Según datos de AFIP para mayo de este año, entre el IVA y ganancias (que en su mayoría recae sobre los trabajadores como muestra el ejemplo de Blaquier) casi se llega al 60% del total de la recaudación. Un ejemplo: las contribuciones patronales no llegan a los $40 mil millones, mientras que mediante el IVA se recauda casi $60 mil millones. Resultado: pagan más los que menos tienen.

Conocida la fabulosa evasión, el gobierno de Macri “castigó” a Ledesma con una multa de $100 mil, a una empresa que según los balances del mes de mayo tuvo ganancias por más de $277 millones. Un vuelto ya que la multa equivale a un 0,036% de las ganancias o a cinco salarios de un obrero azucarero de categoría 1. Otro privilegio y van...

Recordemos que la evasión se dio en tiempos en los que la relación del empresario genocida y el autoproclamado “gobierno de los DDHH” era más que amistosa y cordial. “Pocos gobiernos han defendido tanto a la industria nacional como éste y por esto vamos a seguir invirtiendo en la Argentina”, declaraba Blaquier allá por 2011 y hasta le escribía poemas a CFK, quien se vanagloriaba de decir que con ella los empresarios“se la llevan en pala” y que sus gobiernos eran “pagadores seriales” de una deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta. Es evidente que en la Argentina capitalista, los gobiernos pasan pero los privilegios empresariales quedan. Sin importar el signo político de quién se siente en el sillón de Rivadavia, ganan los patrones.

El Concejo Deliberante se declaró contra la desafectación de 1000 hectáreas del Parque Nacional Calilegua

En contraste con los privilegios de Blaquier, los trabajadores/as de Parques Nacionales junto a la comunidad enfrentan el intento de desafectar 1000 hectáreas que plantea el Convenio de “Regularización del Parque Nacional Calilegua” aprobado por la resolución 576/18 del Directorio de la Administración de Parques Nacionales, suscripto con el Gobierno de la provincia de Jujuy y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Los trabajadores/as denuncian que para llevar adelante las tareas de remediación del pasivo ambiental dejado por la explotación del yacimiento Caimancito que plantea la ley provincial N°5889/2015, no es necesaria la desafectación de casi 1000 hectáreas.

Además, al no establecerse plazo alguno para dichas tareas ni especificar cómo se financiarían las mismas, el convenio suscripto podría dejar abierta la posibilidad de que se continúe con la explotación de petróleo lo que viola tres leyes nacionales. Lo que es más grave aún es que por la desafectación todo se puede hacer sin la necesaria fiscalización y control de los guardaparques. En un comunicado público las autoridades de la APN, confirmaron lo denunciado por los trabajadores/as: “la APN cederá la jurisdicción y el dominio de las mil hectáreas en las que está emplazado el yacimiento petrolífero Caimancito a la Provincia”.

El martes 30 se realizó una asamblea en la que participamos y reunió a decenas de personas entre trabajadores del parque, miembros de pueblos originarios, delegados de sindicatos, estudiantes del IES N°10, legisladores provinciales del Frente de Izquierda, entre otros. Dicha asamblea resolvió acciones para masificar el reclamo y presentar en el Concejo Deliberante una declaración contra la desafectación de las 1000 hectáreas para que se trate sobre tablas. Dicho proyecto fue planteado a la asamblea por los concejales del PTS/FIT.

De esta manera, y con la presencia muy importante de una delegación de trabajadores/as del Parque en la sesión del miércoles 31 se logró votar por mayoría la declaración a favor del reclamo de los guardaparques y la comunidad. Sólo los ediles del oficialismo votaron contra la declaración.

Los estudiantes del IES N°10 que forman la agrupación En Clave Roja impulsada por el PTS, dieron un ejemplo invitando a los trabajadores/as a pasar por los cursos para difundir el conflicto y organizar la lucha. Las directivas de los sindicatos, empezando por ATE, deberían seguir este ejemplo y ponerse a la cabeza de un plan de lucha contra el convenio de la desafectación.

Bancas abiertas a las demandas del pueblo trabajador

Desde el PTS/FIT volvimos a mostrar que nuestras bancas son un puesto de lucha más y están abiertas a las demandas del pueblo trabajador. En lo que va desde que asumimos presentamos casi 50 proyectos entre ordenanzas, declaraciones, pedidos de informes y citaciones de interpelación ante las reiteradas irregularidades del ejecutivo municipal; desde la declaración contra los despidos en Ledesma del pasado diciembre hasta la aprobación de la declaración contra la desafectación de 1000 hectáreas del Parque Nacional Calilegua.

Los proyectos de ordenanzas por el pase a planta permanente de todo el personal municipal como el de la equiparación de los sueldos de los funcionarios al de una maestra, la implementación del cupo laboral trans y el feriado para el día del recolector tienen estado parlamentario y se votarán en las próximas semanas.

Importantes proyectos como los de prohibición de despidos o eximición de tasas municipales a los trabajadores/as que han sido despedidos desde diciembre de 2017, han sido mandados a archivo por el voto del oficialismo como del Frente Renovador, que en la mayoría de los casos vota junto a Cambia Jujuy.

La figura del archivo es completamente antidemocrática ya que ante problemáticas que afectan la vida de la población habilita a que ni siquiera se dé el debate sobre los proyectos presentados y se los pueda desechar sin dar un mínimo argumento al menos.

También se logró la declaración contra los tarifazos en los servicios y, en un ejemplo de que sólo el Frente de Izquierda se opone realmente a que las consecuencias del ajuste las pague el pueblo, fuimos el único bloque que se opuso a que el aumento en la tarifa de transporte de remis la tenga que pagar la población, planteando un proyecto para que se cobre un impuesto a las estaciones de servicios para rebajar los costos en combustible de los trabajadores remiseros y que el aumento no lo tenga que pagar el pueblo.

En cambio, el bloque oficialista y los “opositores” del PJ, Unidad Ciudadana y el Frente Renovador, todos juntos votaron el aumento de tarifas que afecta a los trabajadores y el pueblo. Estos son sólo algunos ejemplos que muestran que las bancas del FIT son una herramienta de lucha para el pueblo trabajador, puestas en función de que ayude a organizar la fuerza que realmente se necesita para derrotar el ajuste: la de los trabajadores, las mujeres y la juventud, recuperando y revolucionando los centros de estudiantes y sindicatos.

Elecciones en CEDEMS y el rol de los sindicatos frente al ajuste

Como venimos denunciando desde la izquierda el ajuste macrista no podría pasar si no fuese por la colaboración de todo un sector del PJ. Pero también de quienes se dicen opositores como el kirchnerismo y las burocracias sindicales no oficialistas que no enfrentan el ajuste con medidas a la altura de los ataques, detrás de su estrategia electoral de “hay 2019”. La lucha es ahora contra el ajuste, por eso hay que exigir y organizar el paro y la movilización para derrotar el proyecto de presupuesto de ajuste en el Senado el 14 de noviembre.

En este marco, las elecciones del CEDEMS mostraron una dura derrota de la lista Rubí, conducción oficialista hasta las recientes elecciones que dejó pasar todos los ataques de Morales y Calsina. Esa bronca, por ahora pasiva, que se acumula por abajo la capitalizó con su triunfo la lista Multicolor ligada al peronismo y con integrantes de anteriores conducciones tan burocráticas y entreguistas como la Rubí de Ajalla.

Por eso las expectativas de cambio pueden chocar con lo que la Multicolor es y expresa. Pero también la muy buena elección de la agrupación Marina Vilte (ganando las regiones I, II y V), a la que llamamos a votar críticamente desde la agrupación 9 de abril impulsada por el PTS, muestra que cientos de docentes ven la necesidad de recuperar los sindicatos para estar más fuertes para enfrentar las medidas de ajustes.

Desde el PTS impulsamos el Movimiento de Agrupaciones Clasistas que se organizan en más de 60 gremios en todo el país con la perspectiva de recuperar y revolucionar los sindicatos contra el ajuste de Macri y Lagarde y con el objetivo de acumular la fuerza necesaria uniendo a la clase trabajadora, las mujeres y la juventud para derrotarlos.







Temas relacionados

Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO