×
×
Red Internacional

Estados Unidos.Los trabajadores de Amazon en Alabama vuelven a organizarse para exigir su derecho a sindicalizarse

La Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) ha pedido una nueva elección sindical en las instalaciones de Amazon- Bessemer, luego de que la empresa haya intercedido con medidas ilegales que impidieron que los trabajadores de Amazon participaran de la elección sindical.

Martes 30 de noviembre de 2021 | 12:30

A principios de este año, los trabajadores de depósito de Amazon en Bessemer, Alabama, se organizaron para sindicalizar su lugar de trabajo. Amazon utilizó una variedad de tácticas anti sindicales, tanto legales como ilegales, para evitar que se aprobara la votación. Con aproximadamente la mitad de los trabajadores de esta sede participando en la votación, la sindicalización fue rechazada casi dos a uno.
Ahora, ocho meses después, la Junta Nacional de Relaciones Laborales ha convocado una nueva elección en Bessemer. Al salir de Striketober (forma en la que se denominó al mes de Octubre que estuvo plagado de luchas y huelgas en Estados Unidos) y con la Great Resignation (es una tendencia a través de la cual una enorme cantidad de trabajadores deciden dejar sus empleos voluntariamente) que muestra el descontento entre los trabajadores, existe la posibilidad de que los trabajadores de Bessemer Amazon revitalicen la lucha por un sindicato en esta nueva elección.

Stuart Appelbaum, presidente del Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Tiendas (RWDSU), reaccionó de esta forma: “La decisión de hoy confirma lo que dijimos todo el tiempo: que la intimidación y la interferencia de Amazon impidieron que los trabajadores tuvieran una opinión justa sobre si querían un sindicato en su lugar de trabajo, y como ha indicado el Director Regional, eso es inaceptable e ilegal. Los trabajadores de Amazon merecen tener una voz en su lugar de trabajo, que solo puede provenir de un sindicato ”.

Desde el principio, la campaña de organización fue una historia de “David y Goliat”. Después de todo, Amazon es el segundo empleador más grande de Estados Unidos, y la sede de Bessemer contribuye a las ganancias masivas de la empresa a través de la hiperexplotación de una fuerza laboral predominantemente negra en una pequeña ciudad sureña, mayoritariamente negra. Las acciones de Amazon aumentaron un 88% desde principios de 2020 y el patrimonio neto de Jeff Bezos aumentó en un estimado de $ 200,9 mil millones. Para seguir obteniendo esas enormes ganancias, Amazon necesita una fuerza laboral que no esté organizada sindicalmente.

Durante la primera campaña sindical a principios de este año, Amazon invirtió en una épica campaña antisindical, gastando más de $ 10,000 por día para detener todos los esfuerzos de los trabajadores para la sindicalización. Los trabajadores de la sede de Bessemer fueron objeto de innumerables reuniones antisindicales, cientos de mensajes de texto, amenazas y sobornos. Mientras había carteles en contra de la organización sindical en los baños y reuniones antisindicales todos los días, el sindicato carecía de mecanismos que le permitieran tener ese tipo de llegada a los trabajadores.

Amazon incluso logró que la ciudad de Bessemer cambiara la cantidad de tiempo que los semáforos estaban en rojo frente al almacén para frustrar los intentos de los organizadores de comunicarse con los trabajadores mientras volvían a casa. La seguridad privada y la policía de la ciudad patrullaron el establecimiento para asegurarse de que los organizadores no realizaran actividades sindicales en la propiedad de Amazon y que la prensa no pudiera hablar con los trabajadores. Ni bien los corresponsales de Left Voice dieron dos pasos hacia la propiedad de Amazon, fueron inmediatamente acosados por la policía.

Además, se descubrió que Amazon instaló un buzón ilegal en los terrenos de sus instalaciones para "recolectar votos", un buzón que desapareció inmediatamente después de las elecciones.

Como explicó un trabajador de Amazon, “En especial eran los supervisores quienes seguían contándonos sobre el buzón de correo en ese sitio… Esto nos hace que te preguntes, ¿desaparecieron algunos de esos votos? ¿Qué sucedió? Y si eso no fue autorizado, podemos preguntarnos qué más hicieron que no estuviera dentro de las regulaciones, ¿verdad? "

Estas son medidas represivas ilegales, por lo que el sindicato, con justa razón las calificó como una falta. Amazon engañó e intimidó a sus empleados para ganar la votación.

Sin embargo, la campaña de sindicalización de la RWDSU está en línea con el modelo de "sindicalismo empresarial": desalentó la participación de las bases y se basó principalmente en las figuras del Partido Demócrata para crear una gran revuelo y exagerar la campaña sindical. Como escribí en abril:

Esta campaña de sindicalización de Amazon es un ejemplo del matrimonio estéril entre los trabajadores y el Partido Demócrata.Sustituyó el protagonismo de los trabajadores de base por demócratas de renombre ... Ha sido una estrategia perdedora desde el principio. Sin embargo, no es una pérdida para los demócratas, que ahora pueden fingir que están del lado de la clase trabajadora en una lucha laboral inmensamente popular.

No hay sustituto para la base:

Para ganar, no solo un sindicato, sino un sindicato de lucha, la lucha debe ser por y para los trabajadores de base. Debe formarse sobre los cimientos de la toma de decisiones democrática por parte de los trabajadores que lideran la lucha, no los empleados del sindicato ni los líderes de RWDSU. Debe forjarse en la unidad de luchas entre los trabajadores de Amazon y otros sectores en lucha. En Alamaba, existe la necesidad y la oportunidad de solidaridad entre los trabajadores de Amazon que luchan por un sindicato y los mineros que han estado en huelga durante nueve meses para construir un movimiento sindical de lucha en ese estado.

Hay muchas posibilidades de sindicalización y de aumento de las acciones obreras, ya que decenas de miles de trabajadores se han declarado en huelga en los últimos meses y millones han renunciado a sus puestos de trabajo. Los trabajadores de todas partes, de hecho, han utilizado la influencia que obtuvieron durante la pandemia y la reapertura para obtener concesiones de sus empleadores. Los trabajadores de Bessemer no son una excepción. En este contexto, es posible que obtengan una segunda votación sindical.

Pero si lo hacen será a pesar de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB), y no por su intervención. Si bien la NLRB claramente tomó la decisión correcta en este caso, la junta no está y nunca ha estado del lado de los trabajadores o del movimiento sindical. Como explica James Hoff en Left Voice, el impacto de la NLRA (ley que otorga a los trabajadores del sector privado el derecho a elegir si desean ser representados por un gremio, esta ley creó la NLRB) fue “la creación de un marco legal que llevó a los trabajadores y sindicatos al redil del mantenimiento de la producción capitalista ... Porque la existencia continua de sindicatos se había convertido en un tema mayoritariamente legislativo, los sindicatos y sus dirigentes burocráticos comenzaron a invertir cantidades incalculables de energía, dinero y esfuerzos ideológicos para presionar y apoyar a los políticos imperialistas del Partido Demócrata para mantener y aumentar los derechos legales de los sindicatos". El marco legalista de la NLRA y la Ley Taft-Hartle que la enmendó ha resultado en un movimiento laboral debilitado. Al agregar niveles incalculables de burocratización al proceso de sindicalización, en última instancia, ha dificultado que los trabajadores formen sindicatos y emprendan acciones colectivas contra sus explotadores.

Si los trabajadores de Bessemer Amazon quieren ganar un sindicato, debe estar organizado por la base. Unificar Amazon no será fácil. Como dijo un minero entrevistado por Left Voice: “Cuando se formaron los sindicatos de mineros, hubo sangre. Se necesitó literalmente una guerra para llevar adelante The United Mine Workers (los trabajadores mineros unidos). Es tan difícil comenzar un sindicato... Si la clase trabajadora se mantiene unida, tal vez podamos comenzar a cambiarlo”.

Aún quedan por escribir capítulos de la historia obrera en los que la clase trabajadora unida puede y hará cosas espectaculares. Pero esto solo es posible si los trabajadores están organizados democráticamente al nivel de la base, independientemente de los capitalistas y sus partidos, para luchar por sus propios intereses y los intereses de sus comunidades.

Este artículo fue publicado originalmente en el sitio Left Voice, parte de la Red Internacional La Izquierda Diario.

Traducción: Gloria Grinberg




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias