Internacional

FRANCIA

Manuel Valls anuncia su candidatura a la presidencia francesa

Desde Evry, ciudad donde fue alcalde, el Primer Ministro francés, Manuel Valls, anunció hoy que será candidato en las primarias del Partido Socialista para presidente de la V República en las elecciones de 2017. Mañana renunciará a su actual cargo en el gobierno.

Lunes 5 de diciembre de 2016 | 15:48

El primer ministro francés, el “socialista” nacido en Barcelona hace 54 años, Manuel Valls, dio a conocer hoy que aspirará a la presidencia de Francia en las elecciones que se celebrarán en 2017 y anunció que mañana renunciará de su cargo que detenta desde el 31 de marzo de 2014 al frente del Gobierno, tal como especifica el artículo 8 de la Constitución francesa.

"Sí, soy candidato a la presidencia de la República", dijo Valls al comenzar un discurso de viente minutos desde el edificio municipal de la ciudad de Evry, de la que fue alcalde durante once años (2001-2012), antes de añadir que dejará mañana el puesto de primer ministro para lanzar sus propuestas a los franceses "en toda libertad". “Mi candidatura es la de la reconciliación”, esgrimió luego durante su discurso ante la prensa. Y agregó que “La extrema derecha está a las puertas del poder", refiriéndose a los candidatos Fillon y Le Pen, quienes, para los encuestadores, son los que tienen mayores probabilidades de alcanzar la presidencia.

Los días 22 y 29 de enero se realizarán las primarias del Partido Socialista, en las que tiene altas chances de ganar. Los sondeos realizados por la encuestadora Ifop lo ubican primero con un 45% de los votos, por delante del ex Ministro de Economía, Arnaud Montebourg. Sin embargo, las encuestas que miden a todos los candidatos, ubican al Partido Socialista en quinto lugar, detrás de los derechistas Fillon y Le Pen, de Macron, “el niño prodigio” que renunció al gobierno de Hollande como Ministro de Economía y Finanzas, para armar su juego propio, y hasta quizás detrás de Mèlenchon.

El jueves pasado, François Hollande había renunciado a su reelección en la V República, bajándose de las primarias partidarias, en medio de una enorme crisis de representatividad, no sólo del Partido Socialista, sino de su propia figura. Hollande se convirtió en el presidente más impopular de las últimas décadas, con sólo un 12% de aprobación, incluso perdiendo poder dentro de su propio partido, como lo expresó la salida de Macron.

Además, con las medidas tomadas el último tiempo, que significan una enorme pérdida de conquistas para la clase obrera francesa, tanto en lo que se refiere a derechos laborales con la reforma de la Ley de trabajo, aprobada de manera bonapartista y con fuertes represiones a quienes protestaban, como en el aspecto securitario, sobre todo luego de los atentados en Paris y Niza, Hollande perdió el poco apoyo que le quedaba del histórico votante de izquierda que apoyaba al socialismo francés.

Sin embargo, Manuel Valls difícilmente escape al descrédito y debilitamiento del Partido Socialista, al que este año coronó con la utilización del famoso artículo 49.3, uno de los mecanismos más antidemocráticos de que dispone la V República para imponer la reforma laboral por decreto.







Temas relacionados

Elecciones en Francia   /    Partido Socialista   /    Manuel Valls   /    Francois Hollande   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO