Economía

HIDROCARBUROS

Más beneficios para las petroleras: suben las naftas

Juan José Aranguren, ex presidente de Shell y actual ministro de Energía y Minería anunció una suba de 6 % a partir de hoy. El día lunes se había anunciado la disolución de la comisión que regulaba a las empresas de hidrocarburos.

Andrés Garsavé

Trabajador de YPF

Miércoles 6 de enero de 2016 | Edición del día

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, confirmó ayer martes una suba del 6 % en los combustibles a partir del día de hoy. Mientras los salarios siguen sin variaciones, el anuncio viene a confirmar la política de ajuste del gobierno. Los nuevos precios regirán hasta el 1 de marzo, cuando se prevén nuevos aumentos. La suba fue anunciada luego que el día lunes, a través del Decreto Nº 272, se liberara de regulaciones a las petroleras.

No es ninguna novedad: la nueva administración nacional no venía a favorecer al pueblo trabajador. Ya lo anunciaban los mercados frente a la confirmación del balotaje y una eventual victoria de Mauricio Macri; lo que para estos se traducía en los beneficios económicos inmediatos que brindan las políticas neoliberales que se avecinaban.

Pasado solo un mes desde que asumiera el nuevo presidente se confirman esos augurios. Es evidente a cualquiera la prepotencia de los decretazos, que en una agenda vertiginosa, por un lado, le quita retenciones a los grandes grupos económicos y, por otro lado, descarga el costo de estas medidas en el bolsillo de los trabajadores.

Tal es el caso de la industria hidrocarburífera: con un ex CEO de la Shell a la cabeza del ministerio de Energía y Minería se predispone a liberar el mercado de los combustibles al control de las petroleras.

El día lunes el gobierno disolvió la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas a través del Decreto N° 272; la cual a pesar de ser ineficaz (ya que no lograba ejercer un control efectivo sobre las empresas) tenía como propósito realizar auditorías, fiscalizaciones, sanciones, y también imposibilitar a las refinadoras de dejar de abastecer a su cadena comercial. Además esta comisión era la encargada de controlar la razonabilidad de la calidad y los costos de los combustibles.

Justamente, respecto de este último punto, el día martes se conoció que, tras una reunión con Juan José Aranguren, las petroleras negociaron el aumento que rige desde hoy del 6 % (el mayor en 2 años) y otro por el mismo valor podría tener lugar desde marzo. El nuevo aumento, sumado a los realizados desde septiembre, implica una suba mayor al 10% en pocos meses.

A su vez, el petróleo crudo a boca de pozo (un costo para las refinerías) se reduce 10 %. No obstante, las petroleras que extraen hidrocarburos con el nuevo esquema seguirán recibiendo entre 54,9 y 67,5 dólares el barril, por encima de los precios internacionales que ayer cerraron cerca de los 36 dólares el barril. Todo gracias a los subsidios que les dio el kirchnerismo y continúan con el macrismo.

Era sabido que la tan mentada devaluación, desde el gobierno defendida en pro de mejorar la competitividad; en la práctica conllevaría a un ajuste a través de tarifazos que siempre termina pagando el pueblo trabajador.







Temas relacionados

Juan José Aranguren   /    YPF   /    Shell   /    Combustible   /    Petróleo   /    Nafta   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO