CRISIS ECONOMICA

Más del 40% de santafesinos que son inquilinos no pueden pagar el alquiler

El 43,5% de los inquilinos en la provincia no puede afrontar ese gasto en abril como resultado de que sus ingresos disminuyeron o directamente no percibieron ninguno. Entre los más jóvenes ese porcentaje es de casi la mitad de los consultados.

Martes 14 de abril | 21:32

La Federación Nacional de Inquilinos (FNI) realizó una encuesta en todo el país para determinar cómo se afectaron los ingresos de la enorme población que alquila. Se relevaron 8 mil casos entre los días 6 y 9 de abril, y el porcentaje de quienes no pudieron pagar el alquiler fue de 41,9% a nivel nacional. En Santa Fe ese porcentaje aumenta a 43,5%, y empeora entre los más jóvenes de la provincia: entre los inquilinos de 18 a 25 años el 48% no contó con ingresos para pagarlo.

Además el estudio reveló que un poco más de la mitad de los inquilinos, el 50,7%, no recibió el CBU que le permitía pagar el alquiler de manera virtual. Esta medida había sido dispuesta mediante decreto presidencial para evitar la circulación de la población, como medida de prevención frente al coronavirus. La negativa de las inmobiliarias a recibir el alquiler por medios virtuales responde a que en una porción importante los alquileres fueron realizados "en negro", según denuncian la Federación de Inquilinos y la Asociación de Inquilinos de Rosario, y las inmobiliarias que sí brindaron el CBU para cobrar los alquileres, le cobran a los inquilinos un adicional del 5% por gastos de la transferencia bancaria.

El estudio pone de relieve la precariedad de la vida de una gran parte de la población. Por un lado, la inestabilidad y precariedad laboral que, especialmente entre la juventud, castiga con despidos, suspensiones y rebajas salariales, donde con estas medidas se hace imposible poder pagar el alquier. Por otro lado, el défcit habitacional y la dificultad para acceder a una casa propia lleva a que miles de familias tengan que alquilar. Y esto si tienen la suerte de cumplir con los requisitos, ya que muchos miles más tienen que hacinarse en casa de familiares, alquilar en pensiones o directamente vivir en villas miseria.

Te puede interesar: Crisis habitacional: #QuedateEn… ¿Qué casa?

Una vez más se pone al descubierto la problemática que existe desde hace años, donde hay millones de personas sin casa, pero construyen torres de lujo que están vacías o que solamente pueden habitar los que pasean en yate amenazando con despedir y dejar a miles de familias en la calle en el medio de esta pandemia que estamos viviendo hoy día. Ante la crisis se encrudece aún más y queda en evidencia como todos los gobiernos permiten que se juegue con el techo de la gente.

Desde el Frente de Izquierda vienen exigiendo un salario de emergencia de 30.000 pesos para la clase trabajadora que se ve perjudicada por la crisis. Tan solo un 3% de impuestos a las grandes fortunas alcanzaría para que esta propuesta sea realizable. No hay cuarentena posible sin techos, se muestra indispensable una solución para esta problemática donde no haya margen a especulaciones inmobiliarias. Para los capitalistas la vivienda no es un derecho, sino una mercancía más. Cada vez es mayor el porcentaje de los salarios que se destina a pagos de alquileres y en momentos de crisis sanitaria y económica, son impagables. La emergencia habitacional es un hecho y se muestra como una necesidad llevar a cabo una reforma urbana integral.







Temas relacionados

Inquilinos   /    Alquiler   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO