×
×
Red Internacional

Por el mundo.Massa, Vidal y Ginés: entre los negocios, la rosca y el paseo

El presidente de la Cámara de Diputados está de gira oficial por Washington. La deuda y las vacunas son los temas centrales. Vidal anda por los mismo pagos y Ginés se fue a España a ver a su amigo Hugo Sigman, quien "le debe" a la Argentina unas 20 millones de vacunas pagas producidas en el país.

Nicolás Benjamin@NicolsBenjamin7

Miércoles 16 de junio | 22:44

El presidente de la Cámara de Diputados, en su visita oficial al país del norte, fue en busca de apoyo político. Es uno de los hombres del peronismo bien visto por el establishment. En su visita busca, aparte de posicionarse él mismo como un futuro presidenciable, apoyo político del Gobierno de Biden en la negociación con el FMI y una mejora en las donaciones de vacunas.

Se reunió con Juan González, director senior del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental y Asistente Especial del presidente norteamericano. Reunión de la cual se estima que saldrán 6 millones de dosis de vacunas en la donación, aunque Massa intenta conseguir más.

Para Massa “hay una enorme vocación de la política en Estados Unidos para colaborar con la situación en la Argentina”. Dijo además que si “el préstamo fue político, que vuelva a ser política la respuesta”. ¿Qué significa que la respuesta sea política? Un acuerdo mediado, decorado, bien presentado, en donde Argentina, a costa de un ajuste, vaya pagando. Esto vendido como si fuera la mejor opción. Tenga los detalles que tenga el acuerdo, será pagado con ajuste del pueblo trabajador.

Las relaciones de Sergio Massa y Estados Unidos no son nada nuevas. En el primer año de la presidencia de Macri viajó con él al foro de Davos mostrando el acuerdo que había entre el entonces gobierno y la oposición, quien le garantizo todas las leyes de ajuste en el congreso.

En el país es uno de los hombres amigos de la Embajada yanqui, con grandes vínculos. Muchas veces fue su portavoz, como en el 2009, durante el conflicto de la fábrica Mondelez (Kraft en el momento del conflicto) en su planta de General Pacheco, pidiendo represión hacia los trabajadores.

El ex intendente de Tigre fue a rendir cuentas al imperialismo. A decir que, más allá de tal cual declaración o “roce”, nadie en el peronismo piensa tocar ningún interés del amo del norte.

Por su parte, Vidal fue a una reunión sobre su nuevo rol como “jefa de la misión observadora de las últimas elecciones legislativas en El Salvador”. Seguramente afectada por el encierro de la cuarentena, se consiguió un cargo en la golpista OEA y aprovechó a pasear por la Quinta Avenida. No está nada mal después de haber sido gobernadora por 4 años de la provincia de Buenos Aires y hundirla cada vez más. También aseguró que no se va a vacunar diferenciándose de su padre político, Mauricio Macri, y haciendo un gran acto de demagogia.

En cambio, el ex ministro de salud Ginés González García se fue para el viejo continente. El vacunador vip aprovechó su tiempo libre y está en el Estado Español. Fue a unas “sesiones de trabajo” sobre los sistemas de salud en América Latina tras la pandemia. Un lindo nombre que poco tiene que ver con el paupérrimo sistema de salud público en la Argentina, su desfinanciamiento y el magro salario que rediben decenas de miles de trabajadores y trabajadoras.

Pero también tuvo tiempo para tomar un café con su amigo Hugo Sigman, quien produce el antígeno de las vacunas de Astrazeneca en su planta en Garín en el Gran Buenos Aires. Allí ya se produjo el equivalente a más de 90 millones de vacunas. El estado pagó unas 22 millones pero lo que llegó es mucho menos. Solo apenas hace unas semanas fueron llegando unas 2 millones. El resto se siguen esperando, junto a las explicaciones.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias