Géneros y Sexualidades

OPINIÓN

Medidas urgentes: con la pandemia se agrava la situación de mujeres y disidencias

Tras el aumento de contagios en el Barrio José Luis Cabezas de Berisso- Ensenada, el Estado sigue sin ofrecer medidas de fondo a las demandas estructurales. Presupuesto insuficiente y medidas superficiales para responder al incremento de la violencia contra las mujeres y disidencias en el marco de la pandemia.

Claudia Añazco San Martín

Sec. de Género y Diversidad Suteba Ensenada

Jueves 11 de junio | 17:50

¿Qué cambió con la pandemia y el aislamiento en términos sanitarios, económicos y sociales? Se puso en agenda, por la denuncia de los trabajadores de la salud, que el sistema sanitario fue vaciado durante años de gobiernos peronistas y macristas y que no está a la altura de responder frente a un pico de contagios. Al mismo tiempo, nos están haciendo pagar a los trabajadores la crisis económica y las “pérdidas” en ganancias de las grandes patronales. Cada vez se aceleran más los despidos y suspensiones mientras la CGT junto a la UIA y el gobierno rebajan salarios (o salvan a las patronales como a Vicentin, “rescatándolas” e indemnizando). El resto de las direcciones de los grandes sindicatos, CTERA, CTA, FUDB, Suteba miran para otro lado y refrendan todas y cada una de las medidas de los gobiernos nacional y provincial.

Alberto Fernández, junto a Axel Kicillof y Horacio Larreta anunciaron hasta el cansancio que “quieren evitar las muertes”. Se les pasó el detalle de que muertes por Covid 19 ya hubo por la desidia estatal, como es el caso emblemático de Ramona, referente de un comedor de La Poderosa, en el gigante barrio Carlos Mujica, más conocido como Villa 31. Nosotras, lo llamamos por su nombre: fue un crimen social que aún esta impune. Con respecto a los femicidios solo “condolencias”, y con respecto a los transfemicidios y travesticidos, nada. No forman parte de la exposición de filminas del presidente.

El lema de “El Estado presente”

Y si hablamos de pobreza, desempleo, viviendas precarias y falta de agua potable, en la región abundan los ejemplos de barrios con estas características porque no es una realidad reciente. El “operativo” sanitario y policial en el barrio José Luis Cabezas que montaron Mario Secco, -el intendente mimado del gobernador Kicillof- y Fabián Cagliardi de Berisso, junto con el Ministro Gollan y el inefable Sergio Berni se difundió ampliamente por los medios oficiales. El operativo no es novedoso, es el mismo accionar que pusieron en pie en Villa Azul y Villa Itatí en Quilmes y Avellaneda violando la ley de seguridad interior.

En el barrio Cabezas viven personas trans y travestis que representan un 20% de los contagios del barrio (en iguales o peores condiciones que el resto de las familias), que son constantemente hostigadas y violentadas por las fuerzas represivas. Para los pobres, ghettos, y policía por si no les gusta. Esa es una de las principales respuestas del Estado. Claudia Vázquez Haro, presidenta de la organización Otrans Argentina, reconoció que tuvo que alertar a las trans y travestis del barrio que iba a ir la policía, pero que no se asusten porque iban a ayudar con el control sanitario. Para ella el Estado y las organizaciones se unieron frente a la pandemia. Quizás, otra lectura posible sea que se unieron para regimentar más aún el operativo y que no se escuchen reclamos o quejas de los vecinos contra el municipio que dirige Mario Secco.

Barrios cercados por un fuerte operativo policial donde la “prevención” para el “bienestar de los vecinos” es una mentira gigante: las familias denunciaron que los test no eran masivos y que desde que se fundaron esos barrios no cuentan con cloacas, entre otras carencias. ¿Cuál es el plan de inversión para resolver la miseria acumulada en años? Sobre eso no hay declaraciones ni anuncios concretos.

Fondos insuficientes y medidas superficiales

Van más de 80 días de aislamiento social obligatorio y son miles los llamados a la línea 144 que denuncian violencia hacia las mujeres. Las estadísticas de femicidios aumentaron igual que los transfemicidios y travesticidos –aunque de estos últimos nunca se cuenten con cifras oficiales-. La violencia machista se reproduce en forma agravante, lo que en tiempos de “normalidad” capitalista y patriarcal sucede y denunciamos, repudiamos, paramos, nos movilizamos y hacemos responsable al Estado. Si en tiempos de “normalidad” el Municipio se ocupa poco y nada de la violencia hacia las mujeres y personas trans y travestis, en tiempos de aislamiento, ¿cuál es la situación del Hogar de Protección Integral “Johana Ramallo” de Ensenada? Recordemos que funcionan solamente dos “refugios” en toda la provincia de Buenos Aires. El otro está situado en el distrito de Moreno.

En abril el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Géneros y Diversidad Sexual, que dirige Estela Díaz – quien estuvo en Ensenada y se entrevistó con Secco- creó el Fondo Especial de Emergencia en Violencias por razones de Género, destinado a municipios para la asistencia a víctimas. Un millón de pesos destino Kicillof a este fondo y 250 millones al pago de deuda. Fondos buitres “matan” a plan de emergencia en violencia, y eso es evidente.

Además de ser un presupuesto vergonzo que tiene como fin ser un paliativo “para atender distintos gastos ante la emergencia en violencias por razones de género tales como alimento, alojamiento, traslados, cerrajería, entre otros”, según informa un gacetilla oficial del Ministerio, no plantea qué medidas de fondo tomará el gobierno provincial y municipal para terminar con este flagelo. Muchos actos, fotos, creación de subsecretarías, pero pocas respuestas de fondo que estén a la altura de la pandemia.

Las mujeres víctimas de violencia, las personas trans y travestis necesitan con urgencia asistencia económica de un mínimo de 30 mil pesos por mes. Que se creen regímenes de licencias para las trabajadoras y estudiantes donde se pague la totalidad del salario y se construya un plan de viviendas con todos los servicios y comodidades, subsidiados por impuestos progresivos a los empresarios millonarios de este país y a sus corporaciones inmobiliarias. La región de La Plata, Berisso y Ensenada cuenta con cientos de edificios y viviendas sin uso que se pueden poner a disposición en forma inmediata. Se necesita garantizar el derecho de las mujeres y disidencias a acceder de manera efectiva y de forma gratuita al asesoramiento y la intervención de equipos interdisciplinarios especializados en la prevención, atención y asistencia en casos de violencia machista. Exigimos la plena implementación del cupo laboral trans en todo el país en forma urgente.

A situaciones urgentes, medidas inaplazables.







Temas relacionados

Pandemia   /    LGTBI   /    Mujeres   /    Axel Kicillof    /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO