Juventud

JUVENTUD SECUNDARIA

Milei en la escuela: sus mitos no pasaron la prueba

Luego de que la escuela organizara un conversatorio con Javier Milei, en el cual él expresó su punto de vista respecto a temas centrales de la actualidad, nos llenamos de bronca y decidimos plantear lo que los secundarios realmente pensamos.

Amparo Castro

Juventud Secundaria Río Negro

Victoria Linares

Juventud Secundaria Río Negro

Miércoles 25 de noviembre de 2020 | 15:38

8:30 de la mañana nos levantamos para conectarnos a la última clase virtual de historia y nos encontramos con un invitado especial, Javier Milei, contando chistes machistas y comparando los cuerpos de las mujeres con aviones privados.

A raíz de una pregunta de un compañero relacionada al feminismo y al aborto, el político comenzó a dar su punto de vista de manera exaltada, donde llegar a una conversación fluida con él era muy difícil. Su pensamiento es estar a favor de las dos vidas basándose en una política liberal y como él dice, respetando la moral.

Además, en respuesta a otra pregunta: ¿Cuál sería su política con respecto a la violencia de género? Milei expresó que no había forma alguna de aceptar la violencia. Pero según él, el acoso callejero no cuenta como un acto moralmente malo. Simplemente tendríamos que callar y “aguantar” que la otra persona quiera decirnos un “cumplido”, porque de eso se trata la libertad de expresión”. Que contradictorio Milei, que mientras nos obliga a aceptar un acoso callejero en nombre de la libertad de expresión, por el otro lado nos niega el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos; ni siquiera cuando es el caso de niñas que son abusadas sexualmente.

Todo esto nos hace pensar que además de tener un pensamiento totalmente retrógrado y machista, en el cual lxs jóvenes no nos sentimos para nada representados, es un aspecto clave para entender sus ideas, ignorando los 124 femicidios que hubo solo en el 2020.

A lo largo de toda la charla escuchamos distintos comentarios que cosifican y denigran a la mujer, como por ejemplo: “la economía es como la bikini de una mujer, es importante lo que muestra, pero más importante es lo que esconde”, “Si yo invito a cualquiera de ustedes a un avión privado y en el transcurso del viaje no quiero que estén mas no puedo tirarlos del avión, esto mismo pasa con el aborto”.

No al impuesto, si a los empresarios

Otro tema del que hablamos fue el de la propiedad privada, en este dejó en claro las tres bases del liberalismo (la vida, la libertad, y la propiedad privada). Con respecto a la pregunta: “¿Qué opinaba sobre el impuesto a las Grandes Fortunas?”, Milei contestó con un pensamiento totalmente meritocrático, que estaba en desacuerdo ya que significaba robarle plata a quienes se la habrían ganado con su propio esfuerzo.

Una de las acciones que remarcó que no llevaría a cabo, bajo ningún motivo, es el aumento de impuestos. Pero eso nos llamó la atención ya que tampoco se negará a pagar la deuda al FMI; ¿de dónde va a sacar la plata? Es claro que en esto deberá pactar un recorte a la salud y a la educación, sacando el IFE, entre otras cosas. Porque sino, la otra que le queda sería sacarle a los más ricos para que la crisis la paguen los capitalistas, los que la generaron, algo impensado en este personaje.

Un punto importante que no mencionó este economista, fue la gran crisis económica que estamos pasando producto de la pandemia, donde la clase trabajadora fue brutalmente afectada quedando sin empleo, sin techo, ni tierras, viéndose en la necesidad de tomar terrenos que estaban destinados al uso recreativo de la burguesía.

Por último queríamos resaltar la bronca y el desacuerdo que tuvimos la gran mayoría del curso con la forma en que planteó sus posturas. De igual manera nos parece importante resaltar que esta charla nos sirvió para reafirmar nuestras ideas y expresar con más fuerza nuestro punto de vista; remarcando que con la excusa de la propiedad privada y la libertad de expresión nuestros derechos se ven minimizados.







Temas relacionados

Javier Milei   /    Río Negro   /    Educación   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO