Economía

PROYECTO OFICIAL

Millonarios ganan en un mes lo que pagarían por el impuesto oficial a las grandes fortunas

Las grandes patronales se quejan del impuesto propuesto por el oficialismo, pero omiten que la devaluación mensual incrementa sus patrimonios. Los bancos y las privatizadas, ganadores de la era Macri también pagar el tributo.

Viernes 4 de septiembre | 21:50

Los grandes empresarios cuestionaron el proyecto de Aporte Solidario Extraordinario que presentó el oficialismo en el Congreso, que grava a las personas físicas con un patrimonio que supere los $ 200 millones.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, consideró que el aporte debería canalizarse a través de un “bono solidario”. “Lo haría como un bono solidario, no a través de un impuesto. De impuestos estamos llenos, tenemos que aplicar impuestos que se puedan cobrar”, afirmó Acevedo en declaraciones formuladas a la radio FutuRöck.

En tanto, Eduardo Costantini, titular de Consultatio y creador de Nordelta declaró que se podría haber pensado en una compensación. “En otra época sucedió algo similar y nos entregaron bonos. Está bien pedir un esfuerzo a la gente que más tenemos, pero compulsivo y a semejante tasa es confiscatorio”, indicó Costantini.

Los millonarios no quieren ceder ni un poco de lo que ganan. Alejandro Bercovich publicó en su columna en Bae Negocios que los empresarios pagarían ese impuesto en solo un mes. ¿Cómo? El 70 % de las fortunas está en dólares o en activos en moneda dura, según los registros de Bienes Personales publicados por la AFIP. La tasa de devaluación mensual equivale al 2 %, es decir que sus fortunas en dólares aumentan en pesos, y ese 2 % es el mismo porcentaje a la tasa que propone el proyecto oficial. Entonces sólo esperando un mes ya podrían pagar el impuesto con la diferencia cambiaria. El economista se pregunta si será que los empresarios apuestan por una devaluación más elevada. No se puede descartar.

Esto también da cuenta que el aporte que se le pide a los millonarios no es significativo. El Estado podría recaudar unos $ 300.000 millones. Un monto que representa el 54 % del total de los recursos tributarios de julio.

Para ampliar los recursos hay que afectar los intereses de los que más ganaron en los últimos años como los bancos y las grandes empresas como las privatizadas que están excluidas del proyecto oficial.

Te puede interesar: Impuesto a las grandes fortunas: debates, miserables y salidas de fondo

Los bancos desde diciembre de 2015, cuando asumió Mauricio Macri, hasta diciembre de 2019, ganaron U$S 22.000 millones. Este año a pesar de la crisis siguieron ganando. El sistema bancario obtuvo ganancias por $ 117.000 millones entre enero y junio.

Las empresas privatizadas que manejan los servicios públicos ganaron U$S 3,2 millones por día en los últimos años. Entre los ganadores se encuentran Marcelo Mindlin y Nicolás Caputo, amigos del expresidente.

Una encuesta de la Consultora Clivajes mostró un fuerte apoyo social al proyecto oficial. El 73 % de los consultados respondió que "debe avanzarse con el proyecto porque los que más tienen son los que más deben aportar". Si hay respaldo para que aporten los que más tienen, ¿por qué no aplicar también un impuesto para los sectores que más ganaron?

Una medida urgente ante la crisis

El Frente de Izquierda presentó en abril el “Proyecto de ley de impuesto extraordinario a los grandes patrimonios y a las altas rentas por la emergencia sanitaria ante la pandemia del covid-19”.

A diferencia de la propuesta oficial, el proyecto de la izquierda propone gravar a los Grandes Patrimonios, a los bancos privados, a las Altas Rentas, a la gran propiedad de la tierra, y a las viviendas ociosas más caras. También incluye una multa sobre los evasores con cuentas en el exterior detectados por la AFIP.

Es una propuesta superior al del oficialismo, que se estima que recaudará U$S 3.000 millones, en tanto que el de la izquierda permitiría recaudar entre U$S 15.000 y U$S 20.000 millones.

Con lo recaudado se podría otorgar un salario de $ 30.000 para cuatro meses para 8 millones de personas, adquirir material sanitario para 200.000 contagios (incluye camas, hospitales modulares, equipamiento médico y hospitalario, etc), y la construcción de 100.000 nuevas viviendas.

El proyecto del Frente de Izquierda es una medida de emergencia ante la crisis sanitaria del coronavirus y es parte de un conjunto de medidas planteadas dentro de la perspectiva de dar una salida de fondo a la crisis nacional.

Te puede interesar: Ante una catástrofe sanitaria, social y económica: qué propone el PTS-Frente de Izquierda







Temas relacionados

Impuesto a las grandes fortunas   /    Impuestos   /    Congreso   /    Heller   /    Máximo Kirchner   /    Congreso Nacional   /    Nicolás del Caño   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO