Cultura

Moro: Campeón Mundial

Oscar Moro, el emblemático músico hoy cumpliría 69 años, falleció en el año 2006 dejando una marca imborrable para todo el rock en nuestro idioma.

Martes 24 de enero de 2017 | 13:53

Parafraseando a Spinetta en su recital de las bandas eternas (Refiriéndose a Fito Paez) “Rosario nos dio muchas joyas, esta es una de las más grandes”.

Piedra fundamental en la gestación del rock argentino, formó parte del primer éxito comercial del género “La Balsa” con Los Gatos en 1967, baterista de Color Humano, León Gieco, Nito Mestre, La Máquina de Hacer Pájaros, Serú Girán, Riff, y una gran variedad de reconocidos artistas dejando su impronta como uno de los mejores bateristas que dio la música argentina.

Los comienzos

A los 17 años después de pasar por algunas formaciones rosarinas, dejó su trabajo de florista junto a su tío y con la desaprobación de sus padres que jamás lo apoyaron, emprende viaje hacia Buenos Aires junto a Lito Nebbia y el resto de lo que luego serían Los Gatos.
Acompañado por un bolso y su batería, una “BSB” de fabricación uruguaya y con tres cuerpos, todos con parches de cuero y un platillo.

Los primeros años en la capital argentina fueron muy difíciles para la banda, siendo el primer conjunto en cantar rock en español no era bien recibido por la mayoría del público.
El momento de quiebre fue después de grabar “La Balsa” que vendió más de 250 mil simples, un número impensado para el género en ese entonces, que recién estaba empezando a dar sus primeros pasos.

En 1968 los gatos se disolvieron y Nebbia decidió empezar su carrera solista, a la par Moro junto con los otros dos integrantes de “Los Gatos” (Ciro Fogliatta y Alfredo Toth) deciden ir a probar suerte a New York, pero al tiempo vuelven al país por recomendación de su managger, el músico Billy Bond y deciden rearmar la banda esta vez con Roberto “Pappo” Napolitano en la guitarra. Trayendo de Estados Unidos una batería Ludwing con doble bombo, una novedad para esa época, siendo el primero en utilizar un instrumento de este tipo.

Grabarían dos grandes discos de estudio: Beat Nº1 en 1969 y Rock de la mujer perdida, este último con grandes influencia del Heavy en el que “Morito” aportaría el instrumental psicodélico “Invasión” de más de 7 minutos de longitud.
La separación definitiva de Los Gatos llegaría en 1970 y Moro decide abandonar la música por un tiempo y consigue trabajo como colectivero.

El baterista emblema del rock argentino

En 1972 vuelve a la música junto a Lito Nebbia formando parte del grupo Huinca y más tarde en ese mismo año acepta la invitación de Edelmiro Molinari (ex Almendra) para remplazar a David Lebón en Color Humano, con el cual grabaría el disco doble “Color Humano Vols 2 y 3” un disco experimental progresivo, que debido a la complejidad se hizo imposible tocarse en vivo, pero toda la escena musical empezó a reconocer a Moro como el mejor baterista del rock argentino.

Durante el transcurso de estos años grabaría junto a Nito Mestre y sería parte estable de la banda de León Gieco, Porsuigieco, La Pesada del Rock And Roll y otras bandas, hasta el año 1975 cuando es invitado por Charly García a formar parte de su nuevo proyecto tras la separación de Sui Generis. La Máquina de Hacer pájaros es considera una de las bandas más influyentes del Rock sinfónico en español, teniendo grandes influencias sobre la banda británica Yes, entre otras de la época.

La Máquina no tuvo mucho reconocimiento entre el público argentino. El primer disco de la banda (La Maquina de Hacer Pájaros) sale en Junio de 1976, el país había sufrido el golpe cívico militar el 24 de Marzo de ese mismo año, en el medio de un proceso de lucha que se había abierto con el Cordobazo en 1969.

El surgimiento del llamado “Rock Nacional” se da en el marco de miles de jóvenes y trabajadores que empiezan a construir la idea de que un mundo más justo es posible, el cambio en la conciencia de las masas que empieza a ganar más y más fuerza durante los años que dura la etapa no es ajena al arte, el rock argentino está empapado de la búsqueda de una contra cultura en el medio de una juventud que se empieza a levantar para construir otro clase de sociedad.

El reconocimiento hacia La Máquina, tanto Nacional como Internacional vendría algunos años después. Grabaron dos discos de estudio y dos en vivo, separándose en 1977, pero dejando una marca muy grande para todo el rock progresivo en nuestro idioma.

Luego de la separación Charly forma Serú Girán para la que volverá a contar con Moro, junto a David Lebon y Pedro Aznar, siendo considerada una de las bandas más influyentes de la época, apodados como los Bealtes Criollos, Serú dejó un legado de canciones que hasta el día de hoy siguen perdurando en el consciente colectivo de la canción argentina.

Oscar Moro es una parte fundamental de la historia del Rock argentino, cada formación que tuvo merece un capítulo aparte, pero vale destacar que la música de nuestro país no hubiera sido lo mismo sin la gran huella que dejó este músico al que muchos definían como un tipo tímido, humilde, un campechano que no hablaba mucho, pero que cuando se sentaba en la batería nos rompía la cabeza a todos.







Temas relacionados

Litto Nebbia   /    Almendra   /    Charly García   /    Rock nacional   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO