Cultura

CULTURA

“Nada de lo humano me es ajeno”

El 25 de junio de estreno Reimon, la nueva película de Rodrigo Moreno. Un film ensayístico que narra el día a día de una empleada doméstica.

Lunes 29 de junio de 2015 | 09:58

Reimon es empleada doméstica, es mulata y vive en Florencio Varela.

Raimon prácticamente no habla, interactúa cuando el trabajo se lo permite o requiere, trabaja en casas de clase media alta, le pagan con billetes de 10 pesos. Acomoda los libros, discos y adornos de una pareja intelectual que la emplea para no tener que realizar la tediosa tarea de limpiar y acomodar cotidianamente una casa.

Cuando Reimon tiende la cama, plancha o cocina, ellos leen el Capital de Karl Marx.

Leen sobre la jornada laboral, la no remuneración del tiempo de viaje, el no derecho al ocio, a la formación intelectual y hasta la interacción social.

Reimon hace lo que sus empleadores relatan cómodamente desde su cama: viajar, trabajar, volver a viajar, comer, dormir, viajar, trabajar…

“El realismo y el drama social deberían expulsarse mutuamente”. Rodrigo Moreno, el director y autor de la frase, cuenta que originalmente tenía un guion de ficción sobre una empleada doméstica y el problema ante el cual se vio involucrado, fue cuando empezó a pensar en intérpretes profesionales para el papel. No sería real. Fue entonces que entrevisto a empleadas domésticas y vio que la película podía entrar en la propia vida de la empleada real, sin que por eso debiera ser un retrato sobre sus problemas “En efecto, por un lado quise escaparle al drama social, a la representación realista que eso implica; y, por el otro, evitar el retrato documental lastimero o políticamente sobreactuado de quien tiene poco, del hombre pobre, del trabajador…

En fin, todas versiones demagógicas que pertenecen a una importante tradición del cine, y a la que tanto en Argentina como en el resto de Latinoamérica se es muy propenso y de la que quise desmarcarme”.

La película es fiel a lo que el director quiso plantear, poner en escena a una trabajadora del siglo XXI donde las condiciones de vida y laborales no son muy distintas a las del siglo XIX (siglo en el cual Marx escribe su obra fundamental) y mostrar cómo es su vida, generar en el espectador alguna reflexión sobre la diferencia que hay entre ella y las casas en donde trabaja. Aunque no hay prácticamente un guion y las partes ficcionadas son pocas, la tensión y conflicto esta justamente puesto en la contradicción existente entre la vida que tienen sus empleadores y la de ella. Una diferencia de clase.

Reimon es una película ensayística que contiene ciertos elementos interesantes a tener en cuenta, como la reflexión a partir del tiempo y el trabajo que es el motivo por el cual Moreno decide incorporar la lectura de El Capital como así también poner en escena un sujeto que prácticamente está ausente en todas las películas y que desde fines de los 90 es ninguneado por la reacción ideología como el postmodernismo, que afirma la no existencia de la clase obrera ni sus métodos.

Lo novedoso del film es el intento de presentar una imagen de la vida. En un sentido y en palabras del propio Marx “Nada de lo humano me es ajeno”.

En este caso es la vida de Raimon.







Temas relacionados

Rodrigo Moreno   /    Reimon   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO