Economía

CONGRESO NACIONAL

Ni bancos ni privatizadas: los ganadores del macrismo a salvo del impuesto a la riqueza

El proyecto oficial salió a la luz después de varios meses. La propuesta afecta a las personas y no a las grandes empresas. El Frente de Izquierda había presentado su propia propuesta. Acá los detalles de cada uno.

Viernes 28 de agosto | 22:22

Luego de varios meses de espera se conoció este viernes el proyecto de "aporte solidario extraordinario" sobre las grandes fortunas que se presentaría en el Congreso, una propuesta elaborada por los diputados del Frente de Todos Carlos Heller y Máximo Kirchner.

Hay que recordar que Alberto Fernández en una entrevista con Horacio Verbitsky a comienzos de abril respaldó el proyecto del diputado Máximo Kirchner de gravar con un impuesto excepcional a quienes participaron en el blanqueo de capitales de 2017 durante el macrismo. Pero pasaron los meses y la propuesta no llegaba.

El proyecto excluye a las empresas como a las privatizadas que ganaron con los tarifazos en la era Macri y a los bancos que es otro sector que en plena pandemia siguió ganando. El sistema bancario ganó $ 117.000 millones entre enero y junio.

Te puede interesar: Ganadores de la pandemia

¿Quiénes más ganan durante la pandemia? En el comercio exterior hay un monopolio privado de las grandes multinacionales exportadoras: Cofco (China), Cargill (EE.UU.), ADM (EE.UU.), Bunge (EE.UU.) y las locales AGD y Vicentin.

Otro empresa ganadora fue Mercado Libre. El diario Financial Times publicó que el valor de Mercado Libre aumentó en U$S 18.000 millones durante la pandemia. Ocupó el puesto 37 en el mundo entre las 100 empresas que ganaron durante la pandemia.

Tampoco hay que olvidarse de las empresas que proveen internet y telefonía móvil, o la industria farmacéutica que es una de las industrias cuya demanda se sostiene en la pandemia.

La crisis impactó en la recaudación y con la pandemia aumenta la necesidad de fortalecer el sistema de salud golpeado por años de recortes, aumentar el monto del Ingreso Familiar de Emergencia y extenderlo a los trabajadores que lo necesiten, entre otras medidas urgentes. ¿Por qué entonces no afectar a los sectores que más ganaron?

El Frente de Izquierda presentó un proyecto de ley de impuesto extraordinario a los grandes patrimonios y a las altas rentas que el Gobierno se negó a tratar en el Congreso y que permitiría obtener cinco veces más recursos que lo esperado por la propuesta oficial.

Te puede interesar: El debate sobre el impuesto extraordinario a las grandes fortunas

A continuación los principales puntos de ambos proyectos.

Los ejes del proyecto oficial

  •  Es un aporte por única vez y alcanzará a las personas que tengan una riqueza declarada mayor a los 200 millones de pesos.
  •  La alícuota a pagar será entre el 2 % al 3,5 %. El impuesto alcanzaría entre 12.000 y 15.000 personas de un alto nivel económico. Se tomará como base los bienes personales declarados hasta marzo de este año.
  •  El gravamen alcanzará al 3,5 % para quienes tienen más de 3.000 millones de pesos.
  •  Alrededor de la mitad de las personas alcanzadas por este aporte tienen entre 200 a 400 millones de pesos.
  •  Las tasas mayores al 2 % alcanzarán a menos de 300 personas.
  •  Los bienes declarados en el exterior pagarán alícuotas 50 % mayores.
  •  La recaudación alcanzaría los 300.000 millones de pesos. Esta suma para dimensionar representa el 54 % del total de los recursos tributarios de julio.

    Lo recaudado se destinará a:

  •  Un 20 % a la compra de equipamiento de salud.
  •  Un 20 % para subsidios a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas.
  •  Un 20 % para el plan de becas Progresar.
  •  Un 15 % a los “habitantes de los barrios populares identificados en el registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (RENABAP)”.
  •  Un 25 % a “programas de exploración, desarrollo y producción de gas natural, actividad que resulta de interés público nacional, a través de Integración Energética Argentina S.A. la cual viabilizará dichos proyectos proponiendo y acordando con YPF S.A. en forma exclusiva, las distintas modalidades de ejecución de los proyectos. Queda establecido que Integración Energética Argentina S.A. deberá reinvertir las utilidades provenientes de los mencionados proyectos, en nuevos proyectos de gas natural durante un plazo no inferior a diez años a contar desde el inicio de vigencia del presente régimen”.

    ¿Qué propone el proyecto del Frente de Izquierda?

    Incluye cinco medidas de impuestos extraordinarios que podrían recaudar entre U$S 15.000 millones y U$S 20.000 millones. Considerando un dólar a $ 75, la recaudación con este proyecto equivale a cinco veces más que lo que recaudaría la propuesta oficial.

    Impuesto Extraordinario a los Grandes Patrimonios: que se aplique a las personas humanas y sucesiones indivisas cuyo patrimonio total supere el valor de $ 100.000.000 (cien millones de pesos) al 31 de diciembre de 2019. Con escalas progresivas (pagan más porcentaje los que más tienen) según el patrimonio, que va entre el 5 % y el 15 % del patrimonio.

    Impuesto a los bancos privados: fue un sector ganador durante la era Macri. Establece aplicar por única vez una tasa del 20 % del resultado neto del ejercicio cerrado por dichas entidades en los últimos 12 meses, hasta el 31 de marzo de 2020 inclusive.

    Impuesto Extraordinario a las Altas Rentas: aplicable por única vez a los beneficios empresariales y rentas de capital que superen los $ 65.000.000 (sesenta y cinco millones de pesos). Incluiría a las empresas privatizadas de servicios públicos, de extracción y distribución de minerales metalíferos o petroleros, las empresas agropecuarias, industriales, de la construcción y de servicios. Se establece una escala progresiva.

    Impuesto extraordinario a la gran propiedad de la tierra: aplicable a los propietarios de superficies de tierra que en total superen las 5.000 hectáreas o cuyo valor catastral total sea superior a $600.000.000 (seiscientos millones de pesos) al 31 de diciembre de 2019. (Para todas las personas jurídicas y personas humanas o sucesiones indivisas que no hayan sido alcanzadas en el artículo 1). Este impuesto surgirá de aplicar una tasa de cinco (5 %) sobre el valor total de la tierra.

    Impuesto a las viviendas ociosas: para los bienes inmuebles que no hayan sido habitados en los últimos 12 meses y superen el valor patrimonial de $ 30.000.000 (treinta millones de pesos) de su valor fiscal. Este impuesto surgirá de aplicar una tasa del 3 % del valor patrimonial al 31 de marzo de 2020 y de 5 % sobre viviendas ociosas que superen el valor de $50.000.000 (cincuenta millones de pesos).

    El proyecto establece conformar un “Fondo Especial de Emergencia destinado a financiar todas las acciones necesarias en materia sanitaria, económica y social para mitigar las consecuencias de la pandemia”.

    Con lo recaudado se podría otorgar un salario de $ 30.000 para cuatro meses para 8 millones de personas, adquirir material sanitario para 200.000 contagios (incluye camas, hospitales modulares, equipamiento médico y hospitalario, etc), y la construcción de 100.000 nuevas viviendas.

    Este proyecto es una medida de emergencia ante la crisis sanitaria, económica y social, pero que debe ir acompañado de otras medidas para que la crisis no la descarguen sobre los trabajadores como el desconocimiento soberano de la deuda, la nacionalización del comercio exterior y la banca, entre otras.

    Te puede interesar: Ante una catástrofe sanitaria, social y económica: qué propone el PTS-Frente de Izquierda







    Temas relacionados

    Impuesto a las grandes fortunas   /    Impuestos progresivos   /    Alberto Fernández   /    Impuestos   /    Congreso   /    Heller   /    Máximo Kirchner   /    Congreso Nacional   /    Economía Nacional   /    Economía

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO