Política Chile

Nietos de la élite: el gobierno propone trabajos comunitario luego de segunda fiesta clandestina en Cachagua

Este lunes 18 del presente, Carabineros habría intervenido una nueva fiesta clandestina en Cachagua, la que terminó con 20 jóvenes detenidos, quienes quedaron en libertad sin pasar por control de detención, y cinco de ellos eran menores de edad. Además, 5 participantes tienen vínculos familiares con personajes del mundo empresarial y político nacional, como Sebastián Piñera, Andrés Chadwick,Carlos Lavín y Juan Sutil.

Jueves 21 de enero | Edición del día

Tomando en cuenta que la comuna de Zapallar ha aumentado los contagios en un 733%, el gobierno propuso trabajos comunitarios a los participantes de las fiestas clandestinas de la “elite chilena”, lo que ha causado gran rechazo debido a la diferenciación de tratos a la hora de condenar actos. Un ejemplo de este actuar es el caso de Roberto Campos, profesor que fue acusado y puesto en prisión preventiva por patear un torniquete, mientras empresarios como Carlos Alberto Delano y Carlos Eugenio Lavin -familiar de unos de los participantes de la fiesta clandestina-, son condenados a clases de ética por realizar un fraude al fisco de al menos 20 mil millones de pesos chilenos.

Así incrementa la rabia por la discriminación y diferenciación que hace el gobierno a la hora de aplicar la ley, donde los “cuicos” gozan de privilegios, quienes causan estragros sólo para saciar sus necesidades.

Por otro lado, sigue siendo aberrante el actuar de las autoridades frente a esta gente, tratándolos siempre con privilegios, bajando el perfil de la situación, proponiendo trabajo comunitario para “concientizar” a estos jóvenes o clases de ética, mientras que cuando se trata del pueblo trabajador y pobre, estas mismas autoridades saldrían con todo a criminalizar, pidiendo condena inmediata y que se cumpla la ley. Porque para el Estado los pobres siempre son delincuentes y para los pobres está la cárcel.

Personajes de la “alta alcurnia”, delincuentes de cuello y corbata, que se han hecho millonarios cometiendo delitos, quedan impunes gracias a esta justicia hecha a la medida de los ricos. Y estos son los que hoy controlan el país.

Estos nietos de la élite, sí que son muy conscientes de cómo funciona la justicia para los “ciudadanos de primera clase”. Donde el Estado siempre los protege, los deja exentos de culpa y sin castigo. Bien saben de esto algunos de los participantes de la segunda fiesta en Cachagua, como Josefina Letelier Lavín (18 años) nieta de Carlos Eugenio Lavín, fundador junto a Delano del holding de empresas Penta, y a los cuales se les condenó con clases ética después de haber cometido delitos tributarios. Pedro Pablo Molina, hijo de Paulina del Carmen Mendez, involucrada también en el caso Penta y que fue mencionada por el Ministerio Público como la que entregó boletas de honorarios de terceros falsas a la empresa para justificar financiamiento ilegal a la política. Siguiendo con la lista está también Elisa Sutil Silva, sobrina de Juan Sutil, presidente de la organización empresarial más importante de Chile (CPC). Y qué esperar de la sobrina nieta de Piñera y Chadwick, Paula Poklepovic Fernández, con los ejemplos de delincuentes e impunidad en su familia.

El Desconcierto publicó la lista completa de los integrantes del carrete cuico, a los que se suman Javiera De la Maza De la Cerda y su hermano menor de edad, hijos del ex alcalde de Las Condes, Francisco de la Maza Chadwick; Ignacia Mir Obach y Josefa Mir Obach, hijas del ex gerente de Mitsubishi Motors en Chile, Juan Pablo Mir Espic entre otros.







Temas relacionados

Juan Sutil   /    Covid-19   /    Pandemia   /    Política Chile   /    Sebastián Piñera   /    Empresarios

Comentarios

DEJAR COMENTARIO