Mundo Obrero

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Nini: una empresa que enferma y descarta trabajadores

Luego del despido de Arturo Sánchez, otros trabajadores cuentan cómo trabajaban en el hipermercado de platense. Malos tratos, sobrecarga física, enfermedades y al final los despidos. Una empresa que descarta trabajadores.

Miguel Iademarco

Presidente del CEEAB | Agrupación Contraimagen

Jueves 14 de julio de 2016 | 09:33

El mayorista platense dice que te da el “respaldo más grande”, pero en realidad deja en banda a sus trabajadores y es una picadora de carne. A las malas condiciones de higiene y seguridad se suman el maltrato, la exigencia física, las suspensiones, la discriminación y los despidos.

Con solo preguntarles por Nini, sus trabajadores y ex trabajadores (todos despedidos) vomitan la bronca acumulada contando la que pasaron laburando para la empresa. La conclusión es unánime: “Nini te enferma y te descarta”.
El caso de Arturo Sánchez es uno más en la larga lista de despedidos del supermercado mayorista.

Trabajar es un peligro

En 2014, el hipermercado tuvo una invasión de ratas que dejó como saldo un trabajador con hantavirus. “Clausuraron unos días para limpiar por si caía una inspección, pero nada más”, contaron los empleados en ese entonces.

Y como era de esperar, la inspección cayó el día justo, como todas las inspecciones que se hicieron en Nini. Siempre se enteraba primero la empresa. El municipio les avisaba para que “juntaran los trapos sucios”.

La relación entre el mayorista y los gobiernos de turno siempre fue “preferencial”. Esto le permitió violar toda norma laboral y de higiene y seguridad, poniendo en riesgo la salud de sus trabajadores y estar “preparado” para las inspecciones.

Una muestra de esta cercanía se vio claramente en las últimas elecciones donde Romina Nini, hija del dueño, compitió en las PASO como candidata a senadora por Cambiemos.

Estas relaciones, sumadas al gobierno de CEOs, envalentonan a cualquier patronal y deja a los trabajadores a su merced. Es por eso que dentro de Nini, nada cambia.

“Hoy sigue siendo un asco. Yo estuve trabajando en varios lugares y no vi espacios tan sucios como Nini. Hay gatos y perros entre la mercadería, y mucho olor a mierda porque cagan ahí”, contó D., un trabajador que hasta hace un par de meses trabajaba en la empresa.

Además de las malas condiciones de higiene hay que sumar que no tienen descanso, solo unos 30 minutos de los cuales les descuentan 10. “Vos laburás, laburás y laburás, y no te dan ni la media hora de descanso que tenés. Te dicen "son 5 minutos de ida y 5 de vuelta, y te quedan solamente 20 para descansar”, explicó M.

Los ex trabajadores del hipermercado relataron condiciones de trabajo inhumanas: “Te exigen mucho, más de lo que uno puede hacer. Las máquinas no están en condiciones, las baterías que llevan las máquinas tampoco funcionan, hay que cambiarlas cada 20 minutos. Te exigen que cumplas con una cantidad de carros que es muy difícil de alcanzar porque no te da el tiempo. Los encargados te presionan cada vez más”.

Te rompen y te tiran

El despido de Artur, a quien se acusó sin fundamento de vender droga dentro de la empresa solo por el hecho de ser peruano, desató la bronca y solidaridad de los trabajadores.

M. comentó que conoció a Arturo cuando ambos trabajaban en el supermercado mayorista: “Me sorprendió cuando me mandó un mensaje contando que lo habían echado. El poco tiempo que trabajé con él me demostró que no necesitaba conocerme para hablarme como si fuéramos conocidos. Me dijo que tenía hernia de disco y yo veía que los de Nini no se hacían cargo. Eso yo lo veía, lo mandaron a tareas pasivas, lo tiraron para un costado a mirar la mercadería rota y con eso ya te das cuenta como trata la empresa a sus trabajadores”.

D. tampoco pudo creer que lo hayan echado y discriminado. “El se lesionó ahí, tiene hernia de disco, no se hicieron cargo y buscaron cualquier excusa para echarlo, siempre hacen eso, buscan excusas. Es injusto”.

Pero según este ex trabajador, la patronal siempre busca formas de sacar tajada: “Algo parecido pasa también cuando viene el aguinaldo. Buscan cualquier excusa para descontarte cosas que no son y pagarte menos”.

Si estás por agencia, te tratan como descartable

Una de las maneras más fáciles de bajar costos y no hacerse cargo de las enfermedades laborales que causan la sobre exigencia y condiciones de trabajo deplorables, es la contratación de trabajadores a través de agencias como Adecco. No tienen representación sindical ni nada.

Este tipo de agencia hace de intermediaria entre los trabajadores y las empresas y se encargan de hacerlos rotar para que no cumplan más de tres meses en cada lugar y no tengan la obligación de pasarlos a planta estable. Agencias con trabajadores golondrina, que si tienen suerte entran en otro laburo, sino quedan en la calle y nadie se hace cargo.

M. describió muy bien esta situación: “Nosotros por querernos ganar un puesto dentro de Nini, porque pertenecemos a la agencia Adecco, terminamos todos hechos pelota, algunos más que otros, porque nos matamos laburando”.

“Yo terminé ahí adentro con una lumbalgia. Por suerte me pude recuperar y estoy bastante bien de la espalda. Aprovecharon que tenía lumbalgia, me mandaron al hospital Gonnet a las 11 de la noche porque me vieron que estaba mal del dolor. Parecían preocupados, pero no”, recordó M. “Aprovecharon esa enfermedad y me dijeron que les dolía la situación, pero no podía seguir trabajando más. Me pegaron un boleo. Por trabajar ahí me lesioné y quedé afuera”.

Lo más difícil para M. fue contarle a su familia: “Me llamó mi señora y le contesté medio bajón y ya se imaginó que me habían echado de Nini. Imagino que a Artur le habrá pasado lo mismo, saber que tu familia se queda sin nada es lo mas difícil.”.

La solidaridad es de lo trabajadores

“Hay que hacer algo para que este compañero vuelva a trabajar porque tiene un bebé recién nacido y el loco era la única entrada que tenía. ¿Ahora con hernia de disco cómo va a hacer para conseguir trabajo en otro lado? Yo sé que es buena persona. Nini debería tomar nuevamente al compañero. Yo lo vi y laburaba mucho”, señaló D.

“Artur hace rato que pertenece a Nini. Se lesionó ahí y nadie se quiere hacer cargo –explicó M.- Te da bronca de ver cómo maltratan a la gente en el laburo, que te discriminan de todo tipo de forma posible. Vos tratás de hacer lo mejor, pero no importa nada ahí adentro”.

La campaña contra la discriminación y los despidos en Nini, que tiene como bandera la reincorporación de Arturo, se va a seguir desarrollando. Las malas condiciones de laburo, el hecho de que te dejen en la calle y con el cuerpo lastimado, son una fibra sensible que toca lo profundo de jóvenes trabajadores que ven en la pelea de Arturo su propia lucha.

Por eso, la solidaridad no para de crecer. Y a pesar del silencio de los grandes medios, La Izquierda Diario hace su aporte para que estas voces se escuchen y los trabajadores tengan donde gritar su bronca contra empresas que nos tratan como material descartable.







Temas relacionados

Hipermercado Nini   /    Despidos   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO